Print this page    •   Back to Web version of article

Información
Las Vacunaciones y el VIH

24 de mayo de 2014


¿Qué Son las Vacunas?

Las vacunas son tratamientos que aumentan las defensas de su cuerpo contra ciertas infecciones. El sistema inmunitario puede demorar unas semanas en responder después de una vacunación. Generalmente, las vacunas son muy seguras.

La mayoría de las vacunas se usan para prevenir infecciones. Pero hay otras que ayudan a combatir infecciones que usted ya pueda tener. Estas se llaman "vacunas terapéuticas". Lea la hoja informativa 480 para más información sobre las vacunas terapéuticas y el VIH.

Las vacunas "vivas" usan una forma debilitada del germen. Las vacunas "inactivas" no usan un germen vivo.

Las vacunas pueden tener algunos efectos secundarios. Con las vacunas vivas, se puede desarrollar un caso leve de la enfermedad. Con las vacunas inactivas, usted podría tener dolor, enrojecimiento e hinchazón de la piel, en el área dónde recibió la vacuna. También puede experimentar síntomas de debilidad, fatiga o náuseas.


¿Cuál es la Diferencia Para las Personas Con VIH?

Si el VIH ha dañado el sistema inmunitario, quizás no responda a una vacuna o la vacuna no será efectiva por tanto tiempo. Si usted está a punto de iniciar la terapia antirretroviral (ver la hoja 403) es posible que responda mejor si usted espera hasta que sus recuentos de CD4 (ver la hoja 124) aumentan.

Las vacunas no se han investigado lo suficiente en personas con VIH, especialmente después de la aparición de los tratamientos que combinan medicamentos antirretrovirales (ARVs). Sin embargo, hay datos importantes que las personas con VIH deben tener en cuenta:


¿Qué Vacunas Se Recomiendan?

  1. Pulmonía: El VIH aumenta el riesgo de desarrollar la pulmonía neumocócica (bacterial). La vacuna demora 2 ó 3 semanas en hacer efecto. Se debe repetir la vacunación una vez cada 5 años.
  2. Hepatitis (Ver la hoja 506): la hepatitis puede ser causada por varios virus. Hombres que tienen sexo con hombres y las personas que inyectan drogas tienen un mayor riesgo de la hepatitis A, B y C. Existen vacunas para la hepatitis A y B. La hepatitis A normalmente no es grave pero puede serlo para alguien con un hígado debilitado. Esto incluye las personas infectadas con la hepatitis B o C. Recibir dos vacunas contra la hepatitis A puede protegerlo durante aproximadamente 20 años. La hepatitis B puede causar una enfermedad seria incluso el cáncer. Si usted se ha expuesto a la hepatitis B su cuerpo hará los anticuerpos. Si no, usted debe vacunarse. Una serie completa de tres inyecciones contra la hepatitis B puede protegerlo durante 20 años aproximadamente. En las personas VIH +, los niveles de anticuerpos pueden determinar quién necesita una vacuna de refuerzo.
  3. El virus papiloma humano (VPH, ver la hoja 510): una vacuna está disponible contra cuatro cepas de VPH, que puede causar verrugas anales y cáncer vaginal o anal. La vacuna es recomendada para hombres menores de 21 años y mujeres menores de 26 años. Funcionan mejor en las personas que no han sido sexualmente activas todavía.
  4. Influenza (Gripe): Todos los años se ofrece una vacuna contra la gripe, basada en el tipo de gripe más activo. Se recomienda que todas las personas con VIH se vacunen contra la gripe. Para mejor protección, usted debe vacunarse a mediados de noviembre, antes de la temporada de gripe. La gripe a veces puede derivar en pulmonía. Algunas vacunas contra la gripe pueden causar una reacción alérgica en las personas alérgicas a los huevos. "FluMist" es una vacuna de virus "vivo atenuado". Las personas con VIH no deben usar el aerosol nasal de la vacuna "FluMist."
  5. Tétano y difteria (Td): El tétano es una enfermedad seria causada por bacterias comunes. La infección del tétano puede ocurrir en cualquier corte en la piel. No se contagia de una persona a otra. Los usuarios de drogas inyectables corren más riesgo de contraer una infección de tétano. La difteria es otra enfermedad bacteriana. Puede pasarse de una persona a otra y puede ser común entre los desamparados. La vacuna de la difteria siempre se combina con la vacuna del tétano. Normalmente las vacunas de tétano y difteria se dan a los niños como una serie de tres inyecciones. Se aplica una inyección de refuerzo cada diez años. Las personas con VIH NO deben recibir más de una cada 10 años, o después de 5 años si son lastimados.
  6. La tosferina (tos convulsiva): Es otra enfermedad bacteriana que causa la tos prolongada. Una vacuna combinada contra el tétanos, la difteria y la tosferina (Tdap) ahora se da normalmente a los niños. Una vacuna Tdap debe reemplazar el próximo refuerzo de Td. Una vez que haya recibido una vacuna Tdap, sólo necesita recibir el refuerzo de Td en el futuro, porque no hay necesidad de repetir la vacunación contra la tosferina.
  7. Sarampión, paperas y rubéola: Estas son tres enfermedades causadas por virus. Estos son muy contagiosos y pueden diseminarse a través de la tos o el estornudo. Normalmente se vacuna a los niños contra estas enfermedades con la vacuna triple (MMR por sus siglas en inglés). La vacuna normalmente protege para toda la vida. Si usted nació después de 1957 y no le aplicaron estas vacunas de niño, debe vacunarse. Sin embargo, como la MMR es un vacuna viva, no se recomienda para las personas con un conteo de células CD4 debajo de 200.
  8. La meningococica: Recientemente han estado varios brotes de meningococica. La mayoría han estado en los campus de varios colegios. Las personas con un sistema inmune debilitado corren un mayor riesgo de desarrollar la meningococica.


Los Viajeros VIH-Positivos

Los viajeros con VIH deben considerar vacunarse contra la hepatitis A y B.

Cada país tiene diferentes requisitos de vacunación para otorgar visas de entrada. En general, las vacunas inactivas no causan problemas a los viajeros con VIH. Sin embargo, ellos deben evitar las vacunas "vivas," incluso la de la fiebre amarilla (ver arriba) y la vaccínea. Si se requiere la vacuna contra la polio o la tifoidea, debe usarse las versiones inactivas en lugar de las versiones orales.

En vez de recibir una vacuna viva, las personas con VIH deben obtener una carta de su proveedor de cuidado de salud que explique que ellos tienen una razón médica para no vacunarse. La mayoría de los países aceptan esta excusa.




This article was provided by InfoRed SIDA. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art6263.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.