Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
Embarazo y VIH

abril de 2011

 < Prev  |  1  |  2  |  3 


Pruebas Invasivas, Procedimientos y Parto

Existen varias pruebas invasivas, como la amniocentesis, la muestra de vellosidades coriónicas (MVC) y la obtención percutánea de sangre umbilical, que pueden aumentar el riesgo de transmisión del VIH al bebé. Habla con tu médico sobre si es necesario realizarte estas pruebas. Algunos procedimientos durante el parto, como el monitoreo invasivo y el parto asistido con fórceps o aspirador deben evitarse en lo posible.

Existen dos tipos de parto: La cesárea (sección C) y el parto vaginal.

Cesárea

La cesárea electiva o planificada se realiza antes de comenzar el trabajo de parto y antes de que se rompa la "bolsa de agua" (las membranas que envuelven al bebé) de la madre. Esto disminuye el contacto del bebé con la sangre de la madre y puede reducir el riesgo de transmisión en algunos casos. Puesto que la cesárea requiere cirugía, puede conllevar algunos riesgos. Las mujeres que se realizan cesáreas tienen más posibilidades de contraer infecciones que las que tienen partos vaginales. Se recomienda practicar cesárea en las embarazadas VIH+ que:

  • Tengan una carga viral desconocida
  • Tengan una carga viral mayor que 1.000 copias a las 36 semanas de embarazo
  • No han tomado medicamentos contra el VIH o sólo tomaron Retrovir durante el embarazo

Parto vaginal

En el caso de una mujer en tratamiento combinado contra el VIH con una carga viral baja (menor que 1.000), es poco probable que una cesárea reduzca aún más su bajo riesgo de transmisión del VIH.

Debes analizar con tu médico en los comienzos de tu embarazo cuál tipo de parto es más apropiado para ti.


Después del Nacimiento del Bebé

Durante las primeras seis semanas, el bebé tendrá que tomar Retrovir (zidovudine) (y posiblemente otros medicamentos contra el VIH). Una prueba de sangre llamada conteo sanguíneo completo (en inglés CBC) se debe realizar en el bebé antes de que comience la medicación. El bebé también tendrá que tomar medicamentos para prevenir la neumonía después de terminar Retrovir, a menos que haya información suficiente para confirmar que el bebé no tiene el VIH. Tomar estos medicamentos no significa que el bebé esté enfermo, es sólo una medida de precaución para disminuir las posibilidades de contraer el VIH y otras enfermedades.

El bebé recibirá varias pruebas de VIH para determinar si él o ella está infectado. Se debe utilizar un ADN del VIH o PCR y PCR de ARN del VIH. Las pruebas virológicas detectan el virus del VIH, en lugar de los anticuerpos contra el VIH. Las pruebas de anticuerpos del VIH, que se utilizan comúnmente para determinar la infección por VIH en adultos, no debe utilizarse en recién nacidos ya que los bebés tienen los anticuerpos de su madre durante 12 a 18 meses.

La prueba virológica del VIH se debe hacer a los 14 a 21 días, entre el primer y segundo mes, y a los cuatro a seis meses. Un resultado positivo en la prueba virológica del VIH debe ser confirmado con una segunda prueba. Dos pruebas virológicas positivas del VIH establecen un diagnóstico de la infección con el VIH. El VIH puede ser descartado con dos o más pruebas negativas, una al mes de vida y otra a los cuatro meses o más tarde, si la madre no está amamantando. Muchos expertos confirman el estado negativo de VIH con una prueba de anticuerpos del VIH, cuando el bebé tiene de 12 a 18 meses de edad.

Ya que el bebé puede infectarse con el VIH a través de la leche materna, es importante no amamantar si tienes otras opciones. Puedes tener una conexión fuerte con tu hijo aunque le des el biberón.


Conclusión

Decidir tener un bebé es un gran paso para cualquier mujer, pero para una mujer VIH+ es incluso más complicado. Habla con tu proveedor de atención médica y obstetra o partera antes de comenzar los intentos de embarazo. Si planificas con tiempo, hay muchas cosas que puedes hacer para proteger tu salud y la de tu bebé.

Nota final: los investigadores están interesados en conocer más sobre los efectos de los medicamentos contra el VIH durante el embarazo. Se invita a las embarazadas VIH positivas a registrarse (a través de su proveedor de atención médica) en el Registro de embarazadas en tratamiento antirretroviral en www.APRegistry.com.

 < Prev  |  1  |  2  |  3 

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por The Well Project. The Well Project comparte su contenido con TheBody.com para asegurar que toda la gente tiene acceso a la información de la más alta calidad sobre tratamientos. The Well Project no recibe ningunos ingresos por publicidad de TheBody.com o de los anunciantes en este sitio. Ningún anunciante en este sitio tiene cualquier influencia editorial en el contenido de The Well Project.
 
Vea También
Espanol: El VIH y el Embarazo
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement