Print this page    •   Back to Web version of article

El VIH y la Revelación

Por Shari Margolese

julio de 2003

Tabla de Contenidos


Prepárate Para la Revelación

Revelación significa decirle a una persona que eres VIH+. Decidir a quién contarle sobre tu situación con el VIH y cómo hacerlo puede ser una decisión muy personal y compleja.

No existe una forma correcta para decirlo, ni tampoco una forma segura para medir la reacción a tus noticias. Sin embargo, puede resultar útil que te plantees algunas preguntas antes de realizar la revelación:

Advertisement

Piensa en qué lugar deseas realizar esta revelación. Puede ser en tu casa, en la casa de un amigo o en un lugar donde haya atención médica para contar con apoyo rápidamente disponible. Lo importante es que elijas un lugar donde te sientas cómoda.

Piensa en qué momento lo harás. Aunque por lo general no existe el momento justo, debes decirlo cuando sientas que estás preparada o cuando la ley te lo exija. Por ejemplo, si vas a participar en una actividad donde podrías transmitir el VIH.


En Qué Forma la Revelación te Afecta a Ti y a los Demás

El hecho de revelar tu situación con el VIH puede provocarte estrés. Aunque es posible que recibas amor y apoyo de algunas de las personas a quienes les cuentes, otras pueden no aceptarlo. Trata de encontrar a alguien que pueda acompañarte a atravesar por este difícil momento. Si aún no se lo has dicho a nadie de tu familia, busca el apoyo de tu médico, asistente social, asesor o de la organización de servicios para SIDA de tu comunidad.

El hecho de revelar tu situación con el VIH puede afectar a las personas a quienes les cuentes. Las personas pueden reaccionar de distintas formas a la noticia. Es posible que tu familia y tus amigos te abracen inmediatamente y acepten tu diagnóstico. Otros pueden reaccionar en forma negativa o necesitar un poco de tiempo para procesar lo que les has dicho y para superar los temores o las ideas preconcebidas que tienen sobre el VIH.

Al igual que tú, las personas a quienes les cuentes también necesitarán apoyo. Trata de darles folletos o libros acerca del VIH que puedan ver más adelante. Dales los números telefónicos de grupos de apoyo en el área. Infórmales también qué otras personas conocen tu situación, para que puedan acudir a ellas en busca de apoyo.


¿Quiénes Deben Saber?

No es necesario que le cuentes a todo el mundo que eres VIH+. Debes contárselo a las personas a quienes podrías haber expuesto al VIH, para que se hagan la prueba y busquen atención médica si es necesario. Entre ellas se incluyen aquéllas con quienes hayas tenido contacto sexual o con quienes hayas compartido agujas. Si no quieres decirlo tú misma, el Departamento de salud puede informarles sin mencionar tu nombre.

En aproximadamente 27 estados, la ley exige que reveles tu situación con el VIH antes de exponer o transmitir, a sabiendas, el VIH a otra persona. Las sanciones varían según cada estado. (Para obtener más información, visita el sitio Web State Criminal Statutes (en inglés)).

Debes informarlo a tus médicos y a tus demás proveedores de atención médica para asegurarte de recibir la atención apropiada. Tu médico también necesita saber cómo te infectaste para determinar si existe riesgo de otras enfermedades, como por ejemplo hepatitis C en el caso de las personas que usan drogas que se inyectan y otras enfermedades de transmisión sexual en el caso de las mujeres que se infectaron por contacto sexual.


Quién No Es Necesario Que lo Sepa

No es obligación que informes a tu empleador que eres VIH+. Si lo haces, recuerda que, mientras realices tu trabajo, tu empleador no puede discriminarte legalmente. Las personas que tienen alguna discapacidad, incluido el VIH, están protegidas de la discriminación laboral en virtud de la Ley sobre estadounidenses con discapacidades (ADA, Americans with Disabilities Act).


A Quién te Gustaría Contarle

Las mujeres suelen elegir revelar su situación a sus amigos cercanos y familiares. Para muchos, el hecho de contarlo a las personas más cercanas a ellos les brinda apoyo emocional y práctico.

Algunas personas deciden hacer pública su situación y usar su historia para defender a otras personas ante el gobierno o los medios de comunicación. Otros pueden revelar su situación para fines educacionales a sus vecinos, grupos comunitarios y religiosos, escuelas, otras personas VIH+ o proveedores de atención médica. Muchas mujeres encuentran un sentido de propósito y un aumento de su autoestima al contar su historia.

Es posible que quieras considerar qué parte de tu historia estás preparada para contar. Muchas personas te preguntarán cómo te infectaste. Si no quieres compartir esa información, ten preparada una respuesta, como por ejemplo, "¿importa eso en realidad?" o simplemente puedes señalar que no estás preparada para hablar de eso.


Revelación a los Hijos

Si eres madre y estás pensando en contarle a tus hijos, es importante que te preguntes qué quieres decirles:

Advertisement

Los niños pueden reaccionar en muchas formas distintas a la noticia de que en la familia alguien tiene VIH. Los niños mayores pueden molestarse porque les ocultaste algo. Los niños más pequeños pueden simplemente querer volver a sus juguetes. Al contarles a los niños, las verdades a medias pueden ser útiles. Puedes decidir contarles sólo aquello que creas que es apropiado para su edad.

No olvides que los niños también necesitan apoyo. Si puedes, indícales el nombre de otro adulto con quien puedan conversar, quizás una tía o uno de los abuelos. Existen varios libros que abordan el problema de la revelación a los niños. (Puedes encontrar información sobre estos libros en el sitio Web Let's Talk. (en inglés))


Revelación y Relaciones

Las mujeres que tienen citas encuentran difícil saber cuándo realizar la revelación. ¿Debes decirlo en la primera cita o sólo si la relación se vuelve más seria? Aunque no existe una respuesta correcta, mientras más esperes, más difícil será el momento.

Debes tener presente que las mujeres corren el riesgo de ser víctimas de violencia al revelar su situación con el VIH, especialmente las mujeres embarazadas. Si te preocupa que tu pareja se pueda poner violenta, considera la posibilidad de tener esta conversación en presencia de una persona neutral: un terapeuta, un defensor de VIH o un profesional de salud.

En relaciones cercanas, los estudios demuestran que vivir con un secreto, como el VIH, puede ser emocionalmente más dañino que el rechazo que se podría producir por la revelación. Muchas mujeres que han guardado un secreto por mucho tiempo, sienten alivio al contarlo. Las organizaciones comunitarias y las clínicas para el SIDA pueden ofrecer recursos que orienten a las mujeres en el proceso de la revelación.


Referencias

  1. Gielen, A.C., et.al. (1997). Women's disclosure of HIV status: Experiences of mistreatment and violence in urban setting. Women's Health 25(3). 19-31.
  2. Lee, M.B. & Rotherman-Borus, M.J. (2002). Parents disclosure of HIV to their children. AIDS, 16(16). 2201-2207: Obtenido en julio de 2003 desde www.thebody.com/cdc/news_updates_archive/nov11_02/hiv_disclosure.html. (en inglés)
  3. Margolese, S.L. (2002). Telling your story, how to decide: A skills-building workshop designed to increase involvement of people with HIV in education, advocacy, and prevention. XIV International AIDS Conference, Barcelona. Abs. TuPeF5496.
  4. Schmidt, C.K. & Goggin, K. (2002). Disclosure patterns among HIV+ women. American Clinical Laboratory. 40-43: Obtenido en julio de 2003 desde www.iscpubs.com/articles/acl/c0203sch.pdf. (en inglés)




This article was provided by The Well Project. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art61765.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.