Print this page    •   Back to Web version of article

Hoja
Condones

18 de junio de 2013


¿Qué Son los Condones?

Un condón es un tubo hecho de un material delgado y flexible que está cerrado en un extremo. Los condones se han utilizado por cientos de años para prevenir el embarazo, al mantener el semen del hombre fuera de la vagina. Los condones también previenen enfermedades que pueden diseminarse a través del semen o al entrar en contacto con heridas infectadas del área genital, incluyendo el VIH. La mayoría de los condones están hechos para que cubran el pene del hombre. Un tipo más nuevo de condón fue desarrollado en 1992. Es diseñado para que encaje en la vagina de la mujer. El condón "femenino" también puede ser utilizado para proteger el recto.


¿De Qué Están Hechos?

Los condones solían estar hechos de piel natural (incluso de piel de cordero) o de caucho. La mayoría de los condones de hoy en día son hechos de látex.

Los condones de piel de cordero pueden prevenir el embarazo. Sin embargo, poseen pequeños poros (agujeros) que son lo suficientemente grandes como para dejar pasar al VIH. Los condones de piel de cordero no previenen la transmisión del VIH.

El látex es el material usado más comúnmente para condones. Los virus no pueden atravesarlo. El látex es barato y está disponible en varios estilos. Tiene dos desventajas: el aceite lo destruye y algunas personas son alérgicas al látex.

El poliuretano es una opción para las personas alérgicas al látex, pero solo el condón femenino y una marca de condones masculinos están hechos de poliuretano. Algunos condones femeninos más nuevos están hechos de lo nitrilo. Éste es un látex sintético que causa menos reacciones alérgicas que el látex.


¿Cómo se Usan los Condones?

Los condones pueden protegerlo durante el contacto entre el pene y la boca, la vagina o el recto. Los condones no lo protegerán del VIH u otras infecciones si no los usa correctamente y constantemente.


Cómo Usar un Condón Masculino


Cómo Usar un Condón Femenino

El condón femenino es una manga o bolsa pequeña con un extremo cerrado y el otro, más grande y abierto. Algunos condones femininos tienen un anillo flexible. Otros tienen un marco flexible en forma de V.


Nonoxinol-9

Nonoxynol-9 es una sustancia química que mata el esperma (espermicida). Puede prevenir el embarazo cuando se lo usa en la vagina junto con condones o con otros métodos anticonceptivos. El nonoxynol-9 no debería ser utilizado en la boca o en el recto.

Debido a que el nonoxynol-9 mata al VIH en el tubo de ensayo, se consideró que podía utilizarse para prevenir la infección durante las relaciones sexuales.

Lamentablemente, muchas personas son alérgicas al mismo. Sus órganos sexuales (pene, vagina y recto) pueden irritarse y desarrollar heridas que faciliten la diseminación del VIH. No se recomienda el uso de nonoxynol-9 para prevenir la infección con el VIH.


Mitos Sobre los Condones


En Pocas Palabras

Si son usados constantemente y correctamente, los condones son la mejor manera de prevenir la diseminación del VIH durante las prácticas sexuales. Los condones pueden proteger la boca, la vagina y el recto, del semen infectado con el VIH. Pueden proteger el pene de los fluidos vaginales y de la sangre infectada en la boca, vagina o recto. También reducen el riesgo de diseminar otras enfermedades de transmisión sexual.

Los condones deben ser guardados, usados y desechados correctamente. Los condones masculinos se utilizan sobre el pene. Los condones femeninos pueden usarse en la vagina o en el recto.

Para mayor información vea el folleto de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de los EE.UU. en www.fda.gov/oashi/aids/condom.html.




This article was provided by InfoRed SIDA. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art6157.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.