Print this page    •   Back to Web version of article

Información
Las Personas Mayores y el VIH

26 de agosto de 2014


¿Cuántas Personas Mayores Tienen SIDA?

Las personas mayores representan una proporción creciendo de personas con VIH. En 2015, se estima que casi la mitad de personas viviendo con VIH en los EEUU serán más de 50 años de edad. En algunas comunidades, más de la mitad de personas viviendo con VIH tienen más de 50 años. El número de personas mayores con VIH está creciendo en otros países, también.

El número de personas mayores nuevamente diagnosticadas con SIDA está aumentando. Hay tres tipos de personas más viejas con VIH: las personas que han estado viviendo con HIV por muchos años; personas infectadas con VIH más viejas que acaban de aprender su estado de VIH; y personas más viejas recién infectadas con HIV. Alrededor del 50% de las personas mayores con SIDA se infectó hace un año o menos. La tasa de VIH/SIDA entre las personas mayores es 12 veces mayor en los afro-americanos y 5 veces mayor en los hispanos que en los blancos. Muchos no consideran que se pueda hablar de "personas mayores" para referirse a quienes tienen 50 años. Científicos quienes investigan estadísticos de "personas mayores" con VIH/SIDA utilizan la edad de 50 años como límite.


¿Por Qué Se Están Infectando las Personas Mayores?

Existen diversos motivos:


La Enfermedad del VIH, ¿Es Diferente en los Mayores?

Los primeros estudios de VIH en personas mayores se realizaron antes de que hubiera medicamentos antirretrovirales (ARVs) potentes. La mayoría de los estudios indicaba que los mayores empeoraban y morían antes que los jóvenes. Se creía que esto sucedía porque tenían un sistema inmunológico más débil. Además, las personas mayores suelen tener otros problemas de salud además del VIH.

Las investigaciones más recientes demuestran que las personas mayores responden bien al tratamiento antirretroviral. La mayoría de los pacientes mayores, a menos que consuman drogas o tengan problemas de salud mental, toman los medicamentos con más regularidad que los pacientes jóvenes. Ellos tienen mejor adherencia, (consulte hoja 405.)


¿El VIH es Igual en las Personas Mayores?

Los niveles de células CD4 (vea la hoja 124) no se recuperan tan rápidamente en los pacientes de más edad que en las pacientes jóvenes.

Los efectos secundarios del tratamiento (hoja 550) no suelen ser más frecuentes en las personas mayores. Sin embargo, los cambios provocados por el envejecimiento pueden asemejarse a los efectos secundarios del tratamiento o agravarlos. Por ejemplo, la edad avanzada es un factor de riesgo importante para enfermedades cardíacas y para el aumento de grasa en el abdomen. Algunas personas mayores VIH negativas, pierden grasa, un cambio similar al provocado por la lipodistrofia.

Las investigaciones recientes sugieren que muchos de los problemas de salud que padecen las personas mayores, pueden avanzar más rápido en aquellos con VIH. La inflamación es un factor muy importante en algunas enfermedades del envejecimiento.


¿Cuáles Son Otros Problemas de Salud Frecuentes?

A medida que una persona envejece, van surgiendo problemas de salud que se prolongan por el resto de su vida. Entre estos problemas, se incluyen las enfermedades cardíacas, depresión, osteoporosis (consulte la hoja informativa 557), presión arterial alta, problemas en los riñones, artritis, diabetes, enfermedad de Alzheimer y distintos tipos de cáncer.

Las personas mayores suelen tomar distintos medicamentos para combatir sus problemas de salud. Esto puede hacerle más difícil al proveedor de servicios de salud la elección de los ARVs, debido a las interacciones con los demás medicamentos.


Problemas de Salud Mental

Las personas mayores suelen tener más dificultad para pensar y recordar que los jóvenes. Estos síntomas pueden ser iguales a los problemas mentales relacionados con el VIH. La hoja informativa 505 contiene más información acerca del VIH y los problemas del sistema nervioso.

Estos problemas, a veces denominados demencia, no son tan comunes como lo eran antes del uso de ARVs potentes. Es difícil precisar la causa de los problemas de memoria en personas mayores con el VIH. ¿Es propio de la edad o es causa del VIH? Los estudios de investigación los han vinculado tanto con la edad como con la carga viral más alta (consulte la hoja informativa 125).

Los índices de depresión y de uso de drogas no se han estudiado en profundidad en las personas mayores. Sin embargo, estos problemas pueden tener relación con el VIH, con el envejecimiento, o con ambos. Requieren un diagnóstico y un tratamiento adecuados.


Para Más Información

Visite el sitio de web del Centro Nacional para VIH y Envejecimiento.


En Pocas Palabras

El número de personas mayores de 50 años con VIH o SIDA está en aumento. Aproximadamente el 29% de las personas que padecen SIDA en los Estados Unidos tienen más de 50 años.

Las personas mayores se infectan con el VIH de la misma manera que las más jóvenes. Sin embargo, no suelen advertir que corren el riesgo de infectarse con el VIH. Tampoco saben cómo protegerse de la transmisión del VIH.

Además, las personas mayores tienen otros problemas de salud, que pueden complicar la selección de ARVs. Esos problemas también pueden confundirse con los efectos secundarios que esos medicamentos provocan.

Los ARVs dan casi el mismo resultado en los mayores que en los jóvenes aunque sus conteos de CD4 puedan quedar más bajos.. Además, a la hora de tomar los medicamentos, las personas mayores suelen ser más ordenadas que las más jóvenes.




This article was provided by InfoRed SIDA. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art6138.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.