Print this page    •   Back to Web version of article

Se Actualizan las Pautas para el Tratamiento del VIH (U.S. Guidelines)

febrero de 2011

El U.S. Department of Health and Human Services anunció una actualización de las pautas federales para el tratamiento del VIH en enero 10 de 2011. Las revisiones más que todo son pequeños cambios en el uso de ciertos medicamentos para el VIH y en las pruebas de recuentos de células CD4 y carga viral. Otros cambios incluyen el tratamiento a las personas co-infectadas con hepatitis B o tuberculosis.


Con Qué Empezar: Cambios Para las Personas Que Empiezan el Tratamiento por Primera Vez

Las pautas describen varios grupos de regímenes para empezar el tratamiento: "preferido," "alternativo," "aceptable/podría ser aceptable" y "podría ser aceptable, pero debe usarse con precaución." El primer grupo incluye a los regímenes que por lo general son mejor tolerados así como más potentes. A partir de éste, cada grupo empieza a tener más desventajas que el anterior. Las nuevas recomendaciones destacan tres cambios en la terapia de primera línea:


Recuentos de Células CD4

Se efectuó un pequeño cambio en la recomendación en cuanto a la frecuencia para hacerse los recuentos de células CD4. La nueva recomendación es que los recuentos de CD4 pueden monitorearse con menos frecuencia, por ejemplo cada 6 a 12 meses (en lugar de cada 6 meses). Esto se aplica para quienes están en tratamiento y permanecen indetectables y sin cambios en el estado general de salud, tales como nuevos síntomas del VIH o tener que empezar los medicamentos que afectan el sistema inmunitario (interferón, corticosteroides, etc.).


Pruebas de Carga Viral

Comúnmente se reportan aumentos de bajo nivel (típicamente por debajo de 200) en algunas pruebas de carga viral. Estos resultados son producto más de una "falla" aislada debido a la variabilidad de la prueba que a un aumento real en la carga viral. Las nuevas recomendaciones advierten a los proveedores de atención médica no utilizar las pruebas de carga viral "detectables" con menos de 200 copias como motivo para cambiar de tratamiento. Las tendencias con el paso del tiempo, tales como un aumento continuo en la carga viral en dos o más pruebas, son un indicador más preciso sobre el éxito o la falla de un tratamiento.


Pruebas de Resistencia a los Medicamentos Para los Inhibidores de la Integrasa

El desarrollo de una resistencia es una inquietud que se plantea para cualquier medicamento para el VIH, incluyendo la clase más nueva de inhibidores de la integrasa. Sin embargo, las pruebas genotípicas estándar solo verifican las mutaciones para los NRTI y los inhibidores de la proteasa. Las nuevas recomendaciones alientan a los proveedores de atención médica a ordenar pruebas genotípicas específicamente para los inhibidores de la integrasa entre otras pruebas genotípicas.


La Tuberculosis en Co-Infección Con el VIH

Todas las personas VIH positivas con TB activa deben estar en tratamiento para el VIH. Para los pacientes con menos de 200 CD4, se debe iniciar el tratamiento dentro de las 2 a 4 semanas siguientes a comenzar el tratamiento para la TB. Para los pacientes con recuentos de CD4 entre 200 y 500, el panel de las pautas federales recomienda comenzar el tratamiento para el VIH dentro de 2 a 4 semanas, o al menos dentro de las 8 semanas siguientes, después de haber iniciado el tratamiento para la TB. Para los pacientes con recuentos de CD4 por encima de 500, la mayoría de los miembros del panel también recomienda empezar el tratamiento del VIH dentro de las 8 semanas siguientes a comenzar el tratamiento para la TB.


La Hepatitis B en Co-Infección Con el VIH

Esta sección ha sido revisada para dar recomendaciones para el manejo de las personas co-infectadas, incluidas las que tienen una infección con el VHB resistente al 3TC o al FTC, y para pacientes que no puedan tolerar el tenofovir (Viread).




This article was provided by Proyecto Inform. It is a part of the publication Project Inform Perspective. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art61102.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.