Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
Preocúpate por tu Corazón si Tienes VIH/SIDA

diciembre de 2004

Tabla de Contenidos


Aspectos básicos de las enfermedades cardíacas

En los Estados Unidos, 1 de cada 10 mujeres de entre 45 y 64 años de edad, presenta alguna forma de enfermedad cardíaca. De hecho, las enfermedades cardíacas son la primera causa de muerte en las mujeres en EE.UU.

Las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares son enfermedades cardiovasculares. Esto significa que afectan al corazón y a los vasos sanguíneos. Otras enfermedades cardiovasculares son:

  • Presión sanguínea alta (hipertensión)
  • Angina (dolor torácico)
  • Enfermedad cardíaca reumática (daño cardíaco causado por la fiebre reumática)
  • Aterosclerosis (engrosamiento y endurecimiento de las arterias)


Síntomas de las enfermedades cardíacas

El síntoma más común de la enfermedad cardíaca es la angina o dolor torácico. Si tienes angina, te sentirás incómoda. Puede ser como una sensación de pesadez, opresión, dolor continuo, ardor, voluminosidad, asfixia o sensación dolorosa en el tórax. A veces puedes sentirla también en los brazos, hombro izquierdo, cuello, garganta, mandíbula o la espalda. Algunas personas creen equivocadamente que la angina y el dolor torácico se deben a una indigestión. Otros síntomas de una enfermedad cardíaca son:

  • Dificultad para respirar
  • Palpitaciones (latidos irregulares)
  • Frecuencia cardíaca acelerada
  • Debilidad
  • Mareos
  • Náuseas
  • Sudoración

Un estudio reciente determinó que las mujeres a riesgo de desarrollar ataques cardíacos tenían mayor tendencia que los hombres a sentir fatiga extrema, dificultad para respirar y problemas para dormir, y menor tendencia que ellos a sentir dolor torácico. Si tienes alguno de los síntomas, es importante que te comuniques con tu médico lo antes posible.


Factores de riesgo para desarrollar una enfermedad cardíaca

Muchos factores pueden aumentar tu riesgo a desarrollar una enfermedad cardíaca. Uno de los más importantes son los antecedentes familiares. Si alguien en tu familia ha sufrido una enfermedad cardíaca, tienes mayor riesgo de que te suceda lo mismo.

Estudios recientes demuestran que la terapia de reemplazo hormonal (TRH) puede aumentar el riesgo de que una mujer desarrolle enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, embolia pulmonar (coágulo en el pulmón) o cáncer de mama. En algunas mujeres, los beneficios de la TRH superan los riesgos de desarrollar una enfermedad cardíaca. Debes analizar tus antecedentes familiares y factores de riesgo con tu médico para decidir lo más adecuado para ti.

Otros factores de riesgo son:

  • Hipertensión
  • Colesterol alto
  • Fumar
  • Sedentarismo
  • Estrés
  • Dieta deficiente
  • Tener sobrepeso o ser obeso
  • Diabetes


VIH y enfermedad cardíaca

Se han hecho algunos estudios sobre la relación entre el VIH y las enfermedades cardíacas. Lamentablemente, muchos de los resultados entran en conflicto y se necesitan más estudios para establecer una relación definida.

Sin embargo, los medicamentos anti-VIH y probablemente el VIH mismo, tal vez pueden provocar lipodistrofia. La lipodistrofia es un conjunto de cambios corporales relacionados con las grasas. Algunos de estos cambios constituyen factores de riesgo para el desarrollo de una enfermedad cardíaca, entre ellos:

  • Colesterol alto
  • Diabetes

También existe evidencia de un mayor riesgo de enfermedades cardíacas en mujeres VIH+ mayores (más de 45 años) que tienen lipodistrofia.

Si estás tomando medicamentos anti-VIH como los inhibidores de la proteasa, debes controlarte el colesterol y la glucosa con regularidad.


Reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca

Existen muchas cosas que puedes hacer para reducir el riesgo de desarrollar problemas cardíacos serios. Algunos estudios han demostrado que el cambio de inhibidores de la proteasa puede ayudar a reducir este riesgo. Esta opción puede no servirles a todos y no debes suspender ni cambiar los medicamentos anti-VIH sin analizarlo con tu médico.

Otras cosas que puedes hacer para reducir el riesgo de que desarrolles una enfermedad cardíaca son:

  • Dejar de fumar: fumar es el principal factor de riesgo para los ataques cardíacos.
  • Controlar tu presión sanguínea: la hipertensión aumenta la carga de trabajo del corazón. Si tienes hipertensión, habla con tu médico sobre las opciones de tratamiento.
  • Controlar tu nivel de colesterol: mientras más alto sea tu nivel de colesterol "malo", más riesgos tienes de desarrollar una enfermedad cardíaca. Pide a tu médico un análisis de colesterol. Si tus medicamentos anti-VIH provocan el aumento del colesterol, puede que necesites cambiarlos o usar medicamentos llamados estatinas, para reducirlo. La dieta también puede ayudar a mantener niveles saludables.
  • Hacer ejercicio con regularidad: el ejercicio regular ayuda a reducir el riesgo de que desarrolles una enfermedad cardíaca. También te puede ayudar a reducir el colesterol y la presión sanguínea.
  • Controlar tu peso: si tienes sobrepeso, tienes más probabilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca.
  • Controlar tus niveles de glucosa: si tienes diabetes o altos niveles de glucosa, corres mayor riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca. Mantener controlados los niveles de azúcar puede reducir tus riesgos. Si estás tomando medicamentos anti-VIH, puede que corras mayor riesgo de padecer diabetes y debes controlarte los niveles de glucosa con regularidad.


Preocúpate por ti

Las enfermedades cardíacas amenazan seriamente la salud de muchas mujeres. Las mujeres VIH+ pueden tener inquietudes especiales relacionadas con el uso de medicamentos anti-VIH. Se necesitan más estudios para comprender en profundidad las relaciones entre el VIH y las enfermedades cardíacas.

Mientras tanto, hay muchas cosas que puedes hacer para reducir los riesgos de desarrollar una enfermedad cardíaca. Las alternativas de un estilo de vida saludable como dejar de fumar, mejorar tu dieta, efectuar controles regulares con tu médico y hacer ejercicio físico pueden ayudarte a cuidar de tu corazón.


Referencias

  1. Aberg, J. (2003). HAART to Heart: Cardiovascular risk in HIV. Conference Reports for NATAP from10th Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections. Obtenido en diciembre de 2004 desde www.natap.org/2003/Retro/day19.htm (en inglés)
  2. Levin, J. (2001). Risk for Increased Heart Disease in 45-Year Old Women with HIV and Lipodystrophy. Obtenido en diciembre de 2004 desde www.natap.org/lipod/110101_2.htm (en inglés)
  3. Levin, J. and Kaufman, G. (2001). What Is Risk For Increased Heart Disease From HAART? Conference Reports for NATAP from the 8th Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections. Obtenido en diciembre de 2004 desde www.natap.org/2001/8thcroi/what_is_risk022201.htm (en inglés)

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por The Well Project. The Well Project comparte su contenido con TheBody.com para asegurar que toda la gente tiene acceso a la información de la más alta calidad sobre tratamientos. The Well Project no recibe ningunos ingresos por publicidad de TheBody.com o de los anunciantes en este sitio. Ningún anunciante en este sitio tiene cualquier influencia editorial en el contenido de The Well Project.
 
Vea También
Enfermedades Cardíacas
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement