Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
Preocúpate por tu Intestino si Tienes VIH/SIDA

diciembre de 2004

Tabla de Contenidos


Aspectos básicos del intestino

Tu tracto intestinal (o intestino) mide casi 25 pies de largo. Ésto incluye el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso, el recto y el ano.

El intestino es el órgano inmunitario más grande del cuerpo y posee el mayor número de células inmunitarias. De hecho, las paredes internas del intestino contienen entre 50% y 70% de los linfocitos (células inmunitarias) del cuerpo. El intestino tiene dos funciones principales:

  • Digerir y absorber los nutrientes
  • Protegerte de las infecciones


El intestino y el VIH

El VIH puede vivir en las paredes internas del intestino. El VIH, las afecciones relacionadas con éste y los medicamentos anti-VIH pueden ocasionar problemas en el intestino. Aquí se producen infecciones difíciles de tratar y se encuentran depósitos ocultos (bolsillos) de VIH. La actividad del VIH puede afectar a las paredes internas del intestino y puede llevar a:

  • Cambios en la capacidad del cuerpo para procesar los alimentos y los medicamentos
  • Más infecciones estomacales
  • Diarrea (a veces grave)
  • Pérdida de peso

Además, se presentan algunas infecciones oportunistas (IO) relacionadas con el SIDA o pueden afectar al intestino, entre ellas:

  • Criptosporidiosis
  • Microsporidiosis
  • Citomegalovirus (CMV)
  • Complejo Mycobacterium avium (MAC)

Lamentablemente, muchos medicamentos anti-VIH también pueden ocasionar problemas que afectan al intestino, tales como:

  • Diarrea
  • Náuseas, vómitos, anorexia (pérdida del apetito)
  • Dolores
  • Gases (flatulencia)

La afección más común, la diarrea, puede ser muy grave si no se trata. Mantener sano el intestino puede ayudarte a enfrentar y reducir los efectos secundarios.


Diarrea y VIH

La diarrea es uno de los efectos secundarios más comunes del VIH, las infecciones intestinales y los medicamentos anti-VIH. Si no se trata, puede provocar deshidratación (pérdida de agua y nutrientes).

Si tus deposiciones (heces, materia fecal) son líquidas o si evacuas tres veces al día o más, entonces tienes diarrea. Si la diarrea dura varios días, contiene sangre o si tienes fiebre alta o dolor de estómago, debes comunicarte con tu médico.

Tu médico debe:

  • Analizar tus deposiciones para determinar si tienes parásitos, protozoos (organismos microscópicos), virus o bacterias
  • Comprobar si tienes infecciones relacionadas con el VIH en la sangre, así como proteínas, vitaminas y otros nutrientes importantes
  • Revisar el interior del intestino (colonoscopía o endoscopía).

Puede ser difícil diagnosticar la causa de la diarrea, pero es importante intentarlo, ya que muchas infecciones necesitarán tratamiento para resolverse.

Si los medicamentos anti-VIH son los causantes de la diarrea, se puede cambiar la terapia. Dicha opción, no obstante, no les sirve a todos y debes analizarla con tu médico antes de que suspendas o cambies los medicamentos anti-VIH.


Cómo lidiar con la diarrea

Medicamentos y suplementos

Existen algunos medicamentos (de venta con y sin receta médica) y suplementos que pueden ayudar a controlar la diarrea. Éstos son:

  • Remedios de venta sin receta médica como Imodium, Kaopectate y Metamucil
  • Los síntomas más difíciles de tratar pueden necesitar un medicamento con receta médica como Lomotil
  • Se está estudiando la terapia hormonal como tratamiento para la diarrea
  • Suplementos de calcio, fibra y glutamina (un aminoácido)

Beber mucho líquido

La diarrea puede consumir parte importante del agua y de los nutrientes vitales (electrolitos) del cuerpo. Si no se reemplaza el agua, te puedes deshidratar. Los síntomas de la deshidratación incluyen:

  • Sed, ansiedad, debilidad, confusión, mareos, desmayos
  • Menor cantidad de orina
  • Piel seca y pálida
  • Frecuencia cardíaca acelerada
  • Baja presión arterial

Trata de beber líquido antes de que sientas deshidratación. Las bebidas para deportistas pueden ayudar a reponer los electrolitos. Debes buscar atención médica si te deshidratas.

Cambiar la dieta

Algunos alimentos producen diarrea o la empeoran, entre ellos:

  • Café y otras bebidas con cafeína (bebidas cola y otras bebidas gaseosas, té, etc.)
  • Alcohol
  • Chocolate
  • Alimentos fritos, grasosos y condimentados
  • Fibra insoluble (difícil de digerir) como verduras crudas, cáscara de papa, frijoles y arroz integral
  • Productos lácteos (leche y queso)

Algunos alimentos pueden ayudar a aliviar la diarrea, como ocurre con la siguiente dieta, conocida con la sigla BRATT, por las iniciales de sus componentes en inglés:

  • Bananas
  • Arroz (blanco)
  • Jugo o puré de manzanas
  • Tostadas
  • Té (de hierbas)


Náuseas, vómitos y anorexia

Náuseas, vómitos y anorexia a menudo se producen como efectos secundarios al comenzar a tomar medicamentos anti-VIH o cambiarlos por otros. En muchas personas, las náuseas desaparecen por sí solas algunas semanas después de tomar los medicamentos. Otras necesitan ayuda con medicamentos llamados antieméticos (medicamentos contra las náuseas).

Medicamentos como Megace (una hormona) y Marinol (una versión sintética de la marihuana) también pueden aumentar el apetito. La marihuana puede ser eficaz contra las náuseas y la pérdida del apetito, pero no es legal o no está disponible en todas partes.

Las náuseas, los vómitos y la anorexia pueden ser especialmente problemáticos en mujeres embarazadas que pueden experimentar efectos secundarios similares debido a su embarazo (náuseas del embarazo).

Las formas de controlar las náuseas son:

  • Comer galletas saladas
  • Comer comidas menos abundantes pero más frecuentes
  • Comer sólo alimentos simples que sean más fáciles de digerir
  • Relajarse antes de las comidas y masticar despacio
  • Beber a sorbos té de jengibre o ginger ale


Gases, distensión abdominal y acidez

Los gases (flatulencia) y la distensión abdominal habitualmente se pueden controlar eliminando alimentos como los frijoles, el brócoli y las cáscaras de las verduras. Para aliviar los gases también pueden usarse medicamentos de venta sin y con receta médica.

La acidez (o reflujo ácido) provoca una sensación de ardor en el tórax. Esta sensación no está relacionada con el corazón. Puede presentarse cuando los ácidos estomacales suben por el esófago. Trata de eliminar algunos alimentos para evitar la acidez:

  • Alimentos grasosos o condimentados
  • Alcohol
  • Cafeína
  • Jugos cítricos (naranja, pomelo, limón y tomate)

Si los síntomas no desaparecen, debes visitar a tu médico.


Preocúpate por ti

Dado que el VIH, otras infecciones y los medicamentos anti-VIH pueden ocasionar muchos efectos secundarios que afectan al intestino, es bueno mantenerlo lo más saludable posible.

  • Mantén la regularidad de tus evacuaciones: puedes probar productos de venta sin receta médica como Citrucel o Metamucil.
  • Los probióticos o bacterias beneficiosas como el lactobacilo (que se encuentra en el yogur y en las cápsulas de L. acidophilus) pueden ayudar a potenciar la flora intestinal.
  • Bebe mucha agua.
  • Come alimentos con alto contenido de fibra (arroz, pan y avena integrales, verduras y frutas frescas).
  • Reduce la cafeína, los alimentos fritos, el azúcar y la grasa animal.
  • Visita a tu médico con regularidad y comunícate con él o ella si tienes algún síntoma relacionado con el intestino.


Referencias

  1. Highleyman, L. (2002). Managing Nausea, Vomiting, and Diarrhea. Bulletin of Experimental Treatments for AIDS. Obtenido en diciembre de 2004 desde www.aegis.com/pubs/beta/2002/BE020302.html (en inglés)
  2. de Roos, N.M. and Katan, M.B. (2000). Effects of probiotic bacteria on diarrhea, lipid metabolism, and carcinogenesis: a review of papers published between 1988 and 1998. American Journal of Clinical Nutrition 71, 405-411. Obtenido en diciembre de 2004 desde www.ajcn.org/cgi/content/full/71/2/405 (en inglés)

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por The Well Project. The Well Project comparte su contenido con TheBody.com para asegurar que toda la gente tiene acceso a la información de la más alta calidad sobre tratamientos. The Well Project no recibe ningunos ingresos por publicidad de TheBody.com o de los anunciantes en este sitio. Ningún anunciante en este sitio tiene cualquier influencia editorial en el contenido de The Well Project.
 
Vea También
Otros Efectos Secundarios
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement