Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
Hepatitis A y el VIH/SIDA

julio de 2003

Tabla de Contenidos


¿Qué Es la Hepatitis A?

La hepatitis es una inflamación, o hinchazón, del hígado. El alcohol, las drogas (incluso los medicamentos de venta con receta médica), los venenos y algunos virus pueden causar hepatitis. La hepatitis A es una enfermedad hepática causada por el virus de la hepatitis A (VHA).

Hasta un tercio de los estadounidenses presenta signos de una infección previa con este virus y cada año ocurren aproximadamente 90.000 nuevas infecciones. Felizmente, si ya tuviste el virus de la hepatitis A, no te enfermarás de nuevo.

Advertisement

La hepatitis A no causa una enfermedad crónica como ocurre con las hepatitis B y C y la mayoría de las personas que contraen el VHA pueden esperar una recuperación completa. No obstante, en los Estados Unidos, aproximadamente 100 personas mueren al año a causa de las complicaciones del VHA. Las personas que corren mayor riesgo de morir por VHA son aquéllas que tienen una enfermedad hepática existente y las mayores de 50 años.

Existe muy poca información específica disponible en cuanto a los efectos de la hepatitis A en las mujeres VIH+. Existe, sin embargo, un estudio hecho a hombres VIH+ que sugiere que las personas VIH+ demoran más en recuperarse del virus de la hepatitis A.


Diagnóstico y Tratamiento

Es posible que la hepatitis A no cause síntoma alguno al contraerla. Un examen de sangre es la única manera de estar seguros de que alguien está infectado.

Los signos de la hepatitis A son:

  • Ictericia (color amarillo de la piel, ojos y membranas mucosas)
  • Orina oscura
  • Deposiciones (heces, materia fecal) pálidas y arcillosas
  • Fatiga
  • Pérdida del apetito
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Fiebre y escalofríos
  • Vómitos
  • Dolor en el área del hígado

En la actualidad no existe un tratamiento contra el VHA, sin embargo, el descanso y una nutrición adecuada pueden aliviar algunos de los síntomas. Habitualmente, la recuperación demora cerca de dos meses, pero hasta un 15% de las personas puede tener un tratamiento más lento o una recaída que podría durar hasta seis meses.

El tiempo entre la exposición al VHA y el desarrollo de los síntomas se llama período de incubación. El período de incubación del VHA varía entre 20 y 50 días. Esto significa que las personas infectadas, como los manipuladores de alimentos o los niños, pueden propagar la enfermedad mucho antes de que estén conscientes de que la tienen. El período de incubación se acorta con la edad.


Prevención del VHA

Vacunarse contra el VHA es la mejor protección contra éste. En los Estados Unidos, la vacuna contra el VHA está autorizada para usarse en personas mayores de dos años. La vacuna contra la hepatitis A es segura para usarse en personas VIH+. También puedes obtener una vacuna combinada contra las hepatitis A y B.

La vacuna contra el VHA se administra en dos inyecciones separadas por un plazo de seis meses. La vacuna combinada requiere de tres inyecciones separadas por un plazo de seis meses. Es importante que sigas adelante y que te pongan todas las inyecciones para poder estar totalmente protegida.

Se recomienda la vacuna para las personas VIH+, en especial para aquéllas que viven o viajan a áreas en que hay altos índices de VHA. También se recomienda a los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres, a los usuarios de drogas inyectables y no inyectables, a las personas con trastornos del factor de coagulación (por ejemplo, hemofilia) y a las personas con enfermedad hepática crónica (como la hepatitis B o C). Los niños que viven en regiones de los Estados Unidos con altos índices de VHA también deben vacunarse.

No se sabe aún si la vacuna contra el VHA es una opción segura para las embarazadas o las mujeres que amamantan, pero debido a que la vacuna está fabricada con el virus inactivo (muerto), se espera que el riesgo para el feto sea bajo. El riesgo de la vacuna debiera compensar el riesgo de la exposición.

Después de que una persona no vacunada se expone al VHA, se le puede administrar una inyección de inmunoglobulina para prevenir la infección. La inmunoglobulina contiene anticuerpos contra el VHA, lo que proporciona una protección de corto plazo contra la infección. La inmunoglobulina puede administrarse antes y hasta 2 semanas después de entrar en contacto con el virus y representa una alternativa segura de vacunación para las mujeres embarazadas o que amamantan.

Una buena higiene personal y condiciones adecuadas de salubridad también pueden ayudar a prevenir el VHA. Lávate siempre las manos con agua y con jabón después de usar el baño, cambiar un pañal y antes de preparar y comer los alimentos. Lava siempre bien las frutas y verduras frescas con agua limpia antes de comerlas.


Referencia

  1. Ida, S., et. al. (2002). Influence of human immunodeficiency virus type 1 infection on acute hepatitis A virus infection. Clinical Infectious Diseases 34(3): 379-385.

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por The Well Project. The Well Project comparte su contenido con TheBody.com para asegurar que toda la gente tiene acceso a la información de la más alta calidad sobre tratamientos. The Well Project no recibe ningunos ingresos por publicidad de TheBody.com o de los anunciantes en este sitio. Ningún anunciante en este sitio tiene cualquier influencia editorial en el contenido de The Well Project.
 
Vea También
Hepatitis
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement