Print this page    •   Back to Web version of article

Virus del Papiloma Humano (VPH) y el VIH/SIDA

Por Shari Margolese

abril de 2010

Tabla de Contenidos


¿Qué es el VPH?

Virus Papiloma Humano (VPH) es el nombre de un gran grupo de viruses. Ciertos tipos de VPH causan verrugas en las manos o en los pies. Aproximadamente 30 a 40 tipos pueden causar infecciones en el área genital (la vulva, vagina, pene, nalgas, escroto y ano).

Los tipos de VPH genitales se conocen a menudo como de "bajo riesgo" y "alto riesgo." Los de bajo riesgo pueden causar verrugas genitales. Los tipos de alto riesgo pueden causar cáncer cervical o cáncer en la vulva, vagina, ano y pene.

Los tipos de VPH que causan verrugas genitales no son los mismos que causan cáncer. Sin embargo si tienes verrugas, puede que te hayas expuesto también a los tipos de VPH que causan cáncer.

El VPH genital se transmite fácilmente a través del contacto con la piel durante el sexo vaginal o anal con alguien que tenga la infección. Los condones no previenen completamente la transmisión. Aunque muchas personas que tienen el VPH no lo sepan, pueden igualmente transmitirlo a otra persona.

Advertisement

El VPH genital es la enfermedad de transmisión sexual (ETS) más común en los Estados Unidos. Más del 50 por ciento de los hombres y mujeres sexualmente activos se infectan con el VPH en algún momento de sus vidas.

La mayoría de las personas con VPH no saben que lo tienen porque no desarrollan síntomas. En el 90 por ciento de los casos el sistema inmunológico del cuerpo elimina al virus de forma natural (sin tratamiento) en dos años.

Es más probable que las personas que viven con el VIH (personas VIH+) estén infectadas con el VPH que las personas VIH negativas (VIH-). Las personas VIH+ con VPH también son más propensas a desarrollar verrugas genitales, así como cáncer cervical o anal.

Si tienes relaciones sexuales es importante verificar si hay señales de VPH, tales como verrugas genitales o cáncer cervical o anal. Esto se debe a que el cuerpo no siempre elimina al VPH por sí solo y tal vez debas recibir tratamiento para prevenir problemas de salud.


Verrugas Genitales

Ciertos tipos de VPH pueden causar verrugas genitales en la vulva, adentro o alrededor de la vagina o del ano, o en el pene, escroto, ingle o muslos. Las verrugas pueden aparecer en cualquier momento luego de algunas semanas o meses después de la exposición al VPH. Pueden aparecer incluso años después de haberse expuesto.

Síntomas

Diagnóstico

Tratamiento

Si no se realiza un tratamiento las verrugas genitales pueden desaparecer, mantenerse sin cambios o aumentar en tamaño o cantidad. Algunas personas eligen no hacerse un tratamiento para ver si las verrugas desaparecen por si solas. Al considerar las opciones de tratamiento, tú y tu proveedor de atención médica pueden considerar el tamaño, la ubicación y el número de verrugas, los cambios en las verrugas, tus preferencias y los efectos secundarios del tratamiento.

Muchas mujeres VIH+, especialmente aquellas con un recuento bajo de células CD4, podrían no eliminar las verrugas con las terapias estándar. Quizás se necesiten diversos tratamientos.


Displasia y Cáncer de Cuello Uterino

Ciertos tipos de VPH pueden causar la formación de células anormales. Esto se conoce como displasia. El principal lugar donde ocurre la displasia es en el cuello del útero. Otros lugares donde se presenta con menos frecuencia son la vagina, la vulva y el ano. La displasia no es cáncer, pero sin tratamiento se puede convertir en cáncer.

El cáncer de cuello de útero puede ser mortal. Es una de las pocas enfermedades definitorias de SIDA que afectan a las mujeres. Afortunadamente, se puede prevenir mediante un diagnóstico temprano y tratamiento.

La detección del cáncer de cuello se hace mediante una prueba de Papanicolau (a veces llamado "Pap"). Esta prueba busca cambios en el cuello del útero. El cáncer de cuello uterinote útero generalmente demora años en desarrollarse, pero no presenta síntomas hasta que ya está bastante avanzado. Por este motivo las pruebas de detección con regularidad son muy importantes, las pruebas pueden detectar problemas potenciales antes de que empeoren.

Es de especial importancia que las mujeres VIH+ se hagan el Papanicolau con regularidad. Esto se debe a que las mujeres VIH+ son más propensas a tener resultados anormales en la prueba de Papanicolau que las mujeres VIH-.

Síntomas

Tratamiento de la Displasia

La displasia es más común en mujeres VIH+ que en mujeres VIH-, especialmente en las mujeres con enfermedad por VIH avanzada y bajo recuento de células CD4. Con frecuencia, la displasia es más grave y difícil de tratar en mujeres VIH+ que en mujeres VIH-.

Tratamiento del Cáncer de Cuello de Útero


Displasia y Cáncer de Ano

Casi todos los hombres VIH+ con antecedentes de sexo anal receptivo tienen infección anal con el VPH. Ciertas cepas del VPH pueden causar displasia y cáncer en el ano. Aunque el riesgo de desarrollar displasia es mayor en hombres que tienen sexo con otros hombres, las mujeres también corren riesgos, especialmente aquellas con el VIH o que han tenido relaciones sexuales anales.

Síntomas

Tratamiento


El VPH es Más Común y Puede Ser Más Grave Para Personas VIH+


Prevención del VPH

Vacunas

Advertisement

Existen dos vacunas contra el VPH aprobadas por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA por sus siglas en inglés): Gardasil de Merk y Cervarix de GlaxoSmithKline. Gardasil está aprobada para su uso en mujeres y varones de 9 a 26 años de edad. Cervarix, está aprobada para mujeres de 10 a 25 años de edad. Las mujeres embarazadas no deben utilizar estas vacunas. Ambas vacunas protegen contra tipos de VPH que causan la mayoría de los cánceres de cuello de útero y las verrugas genitales.

Es importante que los jóvenes se vacunen antes de su primer encuentro sexual (antes de haberse expuesto al VPH). Las personas que ya se han infectado con el VPH no están protegidas por las vacunas. Además las vacunas no protegen contra tipos menos comunes de VPH. Por lo tanto, los proveedores de atención médica aún recomiendan hacer pruebas de Papanicolau con regularidad para detectar la displasia antes de que se transforme en cáncer.

Existen programas de asistencia de pago para personas que no pueden afrontar el costo de las vacunas contra el VPH, ver la sección de recursos de esta página para encontrar información de contacto.

No se ha determinado la efectividad y seguridad de las vacunas en las personas VIH+. Habla con tu proveedor de atención médica acerca de la vacuna contra el VPH para determinar si es apropiada para ti.

Exámenes de Rutina

Los exámenes pélvicos, de ano y la prueba de Papanicolau son muy importantes. Si bien no pueden prevenir problemas relacionados con el VPH, pueden ayudar a detectar verrugas y displasia antes de que progresen y causen problemas más graves.

Se ha descubierto que muchas mujeres VIH+ omiten hacerse las pruebas de Papanicolau. Es crucial que las mujeres VIH+ se hagan las pruebas de Papanicolau rutinariamente y que reciban un seguimiento según sea necesario para identificar problemas antes de que se desarrolle cáncer. La prevención es siempre mejor que el tratamiento.

Condones

Si bien los condones no protegen completamente contra el VPH, si se usan correctamente, pueden ayudar a reducir el riesgo de transmisión del VPH.

No Fumar

El fumar tabaco ha demostrado aumentar las posibilidades de desarrollar varios tipos de cáncer, incluyendo el de cuello útero y el anal. Si fumas, sería una buena idea que consideres abandonar el consumo de tabaco.


Preocúpate por Ti

El VPH puede ser muy grave para las personas VIH+. Dado que frecuentemente no hay síntomas, la supervisión periódica por parte de tu proveedor de atención médica y ginecólogo es la mejor forma de asegurarte de que se detecte y trate cualquier problema antes de que avance.

Un estudio reciente, también encontró que las mujeres VIH + que se adhieren (cumplen) a su régimen de medicamentos anti-VIH y que tienen una carga viral no-detectable, tienen niveles más bajos de VPH y son menos propensas a tener cambios pre-cancerosos en sus células cervicales. Si bien es necesario hacer más investigaciones al respecto, estos descubrimientos sugieren que adherirse a un régimen efectivo de medicamentos anti-VIH puede ayudar a reducir los problemas relacionados con el VPH.




This article was provided by The Well Project. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art59543.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.