Print this page    •   Back to Web version of article

Infecciones Fúngicas

julio de 2011

Tabla de Contenidos


¿Qué Son las Infecciones Fúngicas?

Los hongos ("fungi" en latín) son una clase de germen. Normalmente existen muchos hongos en y sobre nuestro cuerpo, así como en el ambiente que nos rodea, por ejemplo en la tierra, polvo, alimentos, agua, plantas. La mayoría de ellos son inofensivos para los humanos, pero hay varios que pueden provocar infecciones dañinas, en especial en personas que viven con el VIH (VIH+).


Candidiasis

La candidiasis es una infección fúngica muy común causada normalmente por la Candida albicans. Este hongo semejante a la levadura se encuentra en toda persona sana. El sistema inmunológico y las bacterias que se encuentran normalmente en el cuerpo suelen mantener a la Candida bajo control. Cuando la Candida no está controlada puede causar problemas como infecciones fúngicas, o candidiasis bucal, que se describen abajo.

Cuando hay un crecimiento excesivo de Candida, ésta puede provocar problemas en la boca, la garganta o la vagina. Esto ocurre cuando el sistema inmunológico se debilita a causa del VIH o cuando tomas antibióticos (lo que puede matar a las bacterias útiles).

Los medicamentos que se usan para combatir la Candida son antifúngicos/antihongos llamados "azoles". Ejemplos de éstos son Nizoral (ketoconazol), Diflucan (fluconazol), Sporanox (itraconazol), Vfend (voriconazole), o Noxafil (posaconazole). Las embarazadas no deben usar medicamentos tipo azoles. Además, muchos antifúngicos interactúan con los medicamentos anti-VIH.

La candidiasis puede ser recurrente. Algunos médicos recetan antifúngicos por períodos prolongados, pero esto puede llevar a que la Candida se vuelva resistente a ellos y sea más difícil de tratar.

Candidiasis Bucal (Muguet)

Tratamiento:

Tratamientos alternativos:

Candidiasis de la Vagina (Candidiasis Vaginal, Vaginitis o Infección por Levadura)

Tratamiento:

Candidiasis del Esófago (Candidiasis Esofágica)

Tratamiento:


Meningitis Criptocócica

El hongo Cryptococcus neoformans es muy común. Se encuentra en la tierra y en el excremento de aves. Aunque la mayoría de la gente ha estado expuesta a este hongo, por lo general, el sistema inmunológico es lo suficientemente saludable como para evitar que el Cryptococcus provoque alguna enfermedad.

Las personas con un sistema inmunológico debilitado, especialmente las personas VIH+ con menos de 100 células CD4, pueden sufrir una infección grave por Cryptococcus, llamada meningitis (una inflamación o hinchazón de la membrana que envuelve la médula espinal y el cerebro). Si no se trata rápida y correctamente, la meningitis criptocócica puede provocar el coma o la muerte.

Síntomas:

Infórmale a tu proveedor de atención médica si experimentas cualquiera de estos síntomas.

Diagnóstico:

Tratamiento:


Histoplasmosis

La histoplasmosis es causada por una infección con el hongo Histoplasma capsulatum, que es común en la tierra de los valles ribereños del Mississippi y del río Ohio, en el Caribe, y Centro y Sudamérica.

En una persona sana, la infección se limita habitualmente a los pulmones, provocando sólo síntomas leves. En personas VIH+ con un recuento bajo de células CD4 (menor que 200), la infección puede ser mortal. Sin embargo, la histoplasmosis no es común en personas VIH+.

Síntomas:

Diagnóstico:

Tratamiento:


Aspergilosis

La aspergilosis es causada por el Aspergillus, un grupo muy común de hongos. En las personas cuyos sistemas inmunológicos están sanos, suele causar problemas pulmonares leves a moderados. En las personas cuyos sistemas inmunológicos están suprimidos, puede ser mortal. La aspergilosis era más común cuando recién apareció el SIDA. Es poco frecuente que una persona VIH+ la contraiga en la actualidad.

Síntomas:

Diagnóstico:

Tratamiento:


Coccidioidomicosis (Fiebre del Valle)

La coccidioidomicosis, comunmente llamada "Fiebre del valle" es una infección fúnguica causada por el Coccidioides immitis o el Coccidioides posadasli. Estos hongos o moho crecen en la tierra que se encuentra en el sudoeste de los Estados Unidos, en México, en América Central y Sudamérica. Uno se infecta al inhalar partículas del hongo (esporas) en los pulmones, donde comienza la infección.

En las personas con un sistema inmunológico saludable, la coccidioidomicosis representa problemas pulmonares leves a moderados. En aquellos con un sistema inmunológico debilitado, puede causar problemas pulmonares graves y diseminarse a otras áreas, incluyendo la piel, los huesos, la membrana que recubre el cerebro y la médula y los ganglios linfáticos.

Síntomas:

Diagnóstico:

Tratamiento:


Conclusión

Las infecciones fúngicas pueden ser muy comunes, y en algunos casos, muy graves para las personas VIH+. Sin embargo, la atención médica continua permite la prevención efectiva o bien el diagnóstico y el tratamiento tempranos de estas infecciones. Además, muchas de las infecciones fúngicas más graves tienen más probabilidades de afectar a personas VIH+ con bajos recuentos de células CD4 (en especial, menores que 100). Una manera de prevenir las infecciones fúngicas es manteniendo tu sistema inmunológico sano al tomar los medicamentos anti-VIH cuando sea necesario y visitar a tu proveedor de atención médica regularmente.




This article was provided by The Well Project. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art58978.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.