Print this page    •   Back to Web version of article

Estrategias de Terapia Contra el VIH

Marzo de 2004

¿Cuándo debo iniciar mi tratamiento?

Existe mucha controversia acerca de cuándo se debe iniciar el tratamiento contra el VIH, con cuáles medicamentos se debe empezar y en qué combinaciones. ¿Debe iniciarse el tratamiento inmediatamente después de que la persona reciba el diagnóstico del VIH o se debe esperar hasta que haya cambios en el sistema inmunológico (determinados por cambios en los recuentos de células CD4+), aumentos en los niveles del VIH en la sangre, o hasta que se desarrollen los síntomas? Estos y otros interrogantes deben considerarse al decidir cuándo y cuáles combinaciones utilizar.

Al decidir cuándo iniciar o cambiar de régimen contra el VIH, por lo general existen tres factores médicos a considerar:

La decisión de iniciar el tratamiento no es solo un asunto médico. Otros factores deben también considerarse:


¿Cuándo es el momento adecuado para iniciar?

No existe una respuesta única y sencilla a la pregunta de cuándo iniciar el tratamiento contra el VIH. Algunos investigadores y médicos opinan que casi todo el mundo que está infectado con el VIH -- sin importar cuál sea la carga viral, los síntomas o los recuentos de células CD4+ -- debería estar en tratamiento. Algunos piensan que las personas deberían iniciar la terapia cuando el recuento de células CD4+ sea consistentemente alrededor de 300 o su carga viral supere consistentemente los 30,000 a 50,000. Otros creen que solamente las personas con síntomas de la enfermedad del VIH deberían iniciar la terapia.

Un punto en el que están de acuerdo los investigadores es que la mayoría opina que la decisión de iniciar la terapia debe guiarse por el estado general de salud y los indicadores tanto de células CD4+ como de carga viral. Cada vez más, la información sugiere que los recuentos de células CD4+, junto con las pruebas de carga viral, ofrecen la herramienta más exacta para monitorear los riesgos de avance de la enfermedad del VIH.

Las pruebas de carga viral más comúnmente usadas son la de RT-PCR (prueba de reacción en cadena de la polimerasa, llamada Amplicor HIV Monitor Test) de Roche, la de bDNA (ADN en rama, llamada Quantiplex) de Chiron y la de NASBA (prueba de amplificación basada en la secuencia de ácido nucleico, llamada NucliSens) de Organon Teknika.

Es importante utilizar el mismo laboratorio y la misma prueba cada vez ya que los resultados de la carga viral por la prueba RT-PCR son consistentemente más altos que los que se obtienen con la bDNA. Para más información acerca de las pruebas de carga viral, lea la publicación de Project Inform, Los análisis de sangre: una herramienta útil para el control del VIH, la cual puede conseguirse llamando al 1-800-822-7422.


Regresar | Siguiente
Índice




This article was provided by Project Inform. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art5738.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.