Print this page    •   Back to Web version of article

El Atazanavir y los Efectos Secundarios

Julio de 2004

Los resultados de dos estudios confirman los beneficios del inhibidor de la proteasa atazanavir (Reyataz) en relación con sus efectos secundarios. Varios estudios muestran que otros inhibidores de la proteasa pueden reducir la sensibilidad a la insulina en el organismo. Una reducción en la sensibilidad a la insulina puede llevar a una diabetes. Un estudio reportado en la XI Conferencia sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI) encontró que el atazanavir no tenía ningún efecto en la sensibilidad a la insulina.

Un segundo estudio reportado en el CROI encontró que el Kaletra tenía más efectos negativos en el colesterol y los triglicéridos que el atazanavir y el ritonavir tomados en combinación. Las personas que entraron al estudio tenían niveles elevados de colesterol y triglicéridos provocados por el uso de regímenes anteriores. Los que recibieron atazanavir tuvieron reducciones tanto en el colesterol total como en los triglicéridos durante un período de 48 semanas. El colesterol total disminuyó en un 8% y los triglicéridos en ayunas disminuyeron en un 4%. En contraste, los participantes que tomaron Kaletra tuvieron un aumento del 6% en el colesterol total y un aumento del 30% de los triglicéridos en ayunas.

Esto no sugiere que el atazanavir posea un efecto de reducción de lípidos (grasas). Más bien, un creciente número de estudios han encontrado que simplemente no tiene un efecto negativo en los lípidos como pueden tenerlo otros medicamentos. Aunque los dos estudios presentados aquí fueron más bien pequeños, ciertamente sugieren que el atazanavir podría ser una alternativa razonable para las personas que experimentan problemas con los lípidos y la insulina causados por otros medicamentos contra el VIH.


Regresar a Proyecto Inform Perspective Julio de 2004.




This article was provided by Project Inform. It is a part of the publication Project Inform Perspective. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art5725.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.