Print this page    •   Back to Web version of article

Un Enfoque Muy Diferente al Tratamiento del VIH

Junio de 2006

El viernes 7 de abril, el San Francisco Chronicle publicó un artículo que aumentó las esperanzas de las personas con VIH ("A Breakthrough AIDS Therapy in the Making"). Este se centró en la experiencia de una sola persona en un estudio en curso que combina terapia genética y "células madre" para el tratamiento del VIH. La persona descrita en el artículo completó el proceso y ha podido suspender el uso de la terapia contra el VIH por un año seguido y hasta la fecha, mientras permanece "indetectable" en las pruebas que miden el nivel del VIH en la sangre. Estas noticias son alentadoras en primera estancia, pero hay que temperar el optimismo hasta que haya más información disponible. Por ejemplo, ¿recibió el participante en el estudio el gen protector contra el VIH o un placebo? ¿Son estos alentadores resultados debidos a la intervención o a algunos otros factores?

Aunque los resultados de la experiencia de esta sola persona suenan muy alentadores, es demasiado pronto para saber qué es lo que realmente está pasando, bien sea con este individuo o con el estudio en general. Algunas personas de por sí ya tienen la habilidad natural de mantener niveles extremadamente bajos o indetectables del virus sin necesidad de terapia. Algunos ya poseen características genéticas heredadas que hacen muy difícil que el VIH infecte sus células o se reproduzca y fabrique nuevas copias de sí mismo. No está claro si la buena fortuna de esta persona se debe a estos o a otros factores, o a la terapia utilizada en el estudio. El estudio es "ciego," lo que quiere decir que ni los investigadores ni los voluntarios saben quién obtuvo el gen o el placebo. Los resultados serán revelados después de que todos los voluntarios completen su curso de terapia, lo que se espera que ocurra en febrero de 2007.

El principio que propone este estudio ha estado en desarrollo durante casi 15 años. El objetivo primordial es estimular el crecimiento de un nuevo sistema inmunológico en una persona con el VIH -- es decir, uno que sea resistente a al infección del VIH. Esto requiere una fuente de células que puedan crecer en el paciente y una manera de alterarlas para que se vuelvan resistentes a la infección del VIH. La terapia genética es una forma de alterar las células. Un "gen" puede describirse como un conjunto de instrucciones que le indican a la célula cómo fabricar una proteína en particular o un grupo de proteínas. Cada célula del cuerpo ya contiene una serie de instrucciones que la hacen lo que es y le dicen lo que debe hacer. La terapia genética intenta insertar un nuevo gen con algunas instrucciones adicionales. El nuevo gen debe ser enviado a las células en el organismo donde pueda empezar a funcionar.

En este estudio, los investigadores eligieron insertar en nuevo gen en células madre adultas. Estas células existen en pequeñas cantidades en el cuerpo y no tienen aún un propósito específico. Éstas tiene la habilidad de desarrollarse en muchos posibles tipos de células y por lo tanto constituyen un buen blanco para este experimento -- ya que en teoría, se podría repoblar un espectro completo de células protegidas con genes modificados de una sola célula madre.

Este estudio de fase II compara las células madre modificadas con un gen contra el VIH a un "placebo" o células madre sin modificar. Las células del sistema inmunológico conteniendo el nuevo gen contra el VIH pueden inhibir al virus en hasta cinco de las etapas diferentes de su ciclo de reproducción. El estudio incluyó a 74 personas con recuentos de células CD4+ por encima de 300, quienes habían estado en terapias estables y eficaces durante por lo menos seis meses. A los voluntarios se les hace desplazar células madre (las cuales se alojan en grandes cantidades en la médula ósea) fuera se la médula ósea mediante una terapia denominada G-CSF (conocida comúnmente como Neupogen, el cual se utiliza normalmente para tratar niveles bajos de neutrófilos, lo que se llama neutropenia). Una vez que se ha alentado a las células madre a desplazarse fuera de la médula ósea, éstas son cosechadas mediante una más bien elaborada extracción de sangre (llamada féresis). En el entorno del tubo de ensayo, las células son modificadas bien sea con el gen contra el VIH o con un placebo. Un virus inofensivo de ratón al que se le ha insertado el gen contra el VIH se utiliza para infectar las células madre de la mitad de los pacientes, dándoles así a sus células madre el nuevo gen contra el VIH. Las células modificadas son luego reinfundidas a los pacientes. La otra mitad de los pacientes simplemente vuelve a obtener las células madre originales sin modificar.

Una vez de vuelta dentro del organismo del voluntario, estas células crecen y se diferencian con el tiempo (es decir se convierten en otro tipo de células a medida que van madurando), reemplazando a la células que van muriendo a causa de la infección del VIH. Puesto que estas células se encuentran ahora protegidas contra el VIH, continúan viviendo y en teoría se convierten en las células dominantes del sistema inmunológico. Después de algunos meses, a los voluntarios se les suspende la terapia contra el VIH y se les hace un estrecho seguimiento para ver qué sucede. La respuesta ideal sería la de ver al voluntario seguir estando bien sin terapia y permaneciendo "indetectable" para el VIH. Esto es lo que parece estarle sucediendo a la persona del artículo, pero aún no es posible saber si esto se debe a la terapia o a otro factor. (Para más información acerca de la terapia genética, vea el artículo "Terapia Genética para el VIH" en PI Perspective #38.)

Muchos van a estar observando cuidadosamente cuando se analicen los resultados del estudio en la próxima primavera. Todo lo referente a este estudio tiene lógica y representa lo mejor del pensamiento de la ciencia moderna, la combinación de células madre con la terapia genética en un experimento verdaderamente de avanzada. Ciertamente, todavía falta mucho por determinar en cuanto a su practicidad. Aunque algunos de los procedimientos involucrados son costosos, algún día habrá que comparar dichos costos con los de mantener a una persona en terapia contra el VIH durante toda una vida. Hacemos un reconocimiento a los investigadores en Estados Unidos y Australia que están tratando a los pacientes, a los científicos en Australia que desarrollaron el gen y a los voluntarios mismos que ha contribuido grandemente con su tiempo y esperanzas.

Sin embargo, habiéndose dicho esto, es mejor evitar las especulaciones hasta que tengamos a mano los resultados del estudio. Poco se ha ganado tratando de adivinar lo que sucede en un estudio ciego. ¿Es este nuevo estudio un descubrimienro en desarrollo? Nadie lo sabe. Cuando menos, se trata de un bien recibido audaz experimento que busca maneras de eliminar al VIH del organismo o de minimizar la necesidad del uso de la terapia en el futuro. Aunque no tenga éxito, sin duda contribuirá con importantes directrices para otros estudios similares.

Project Inform no respalda o apoya ningún estudio específico, pero en ocasiones, suministramos la información de contacto para estudios que son de interés notable para la comunidad como es el caso de este. Algunos de los sitios donde se realiza el estudio están completamente copados, pero otros están todavía reclutando en Los Ángeles y en San Francisco. Considere todos los riesgos y beneficios antes de aceptar participar en un estudio.


Localización e Información de Contacto

ClinicalTrials.gov (identifier NCT00074997)

University of California Los Angeles (UCLA) CARE Center
Los Angeles, California, 90095-1793
Study Contact 310-206-6414
gavasquez@mednet.ucla.edu
Ronald Mitsuyasu, MD, Principal Investigator

Stanford University, Department of Medicine
Division of Infectious Disease
Stanford, California, 94305-5107
Study Contact 650-723-2804
dslam@leland.stanford.edu
Thomas Merigan, MD, Principal Investigator
Andrew Zolopa, MD, Sub-Investigator
Michael Harbour, MD, Sub-Investigator

AIDS Healthcare Foundation Research Centre
Los Angeles, California, 90015
Study Contact 323-913-1033
robert.cordova@aidshealth.org
Charles Farthing, MD, Sub-Investigator

Quest Clinical Research
San Francisco, California, 94115
Study Contact 415-353-0800
eileen@questclinical.com
Jay Lalezari, MD, Sub-Investigator

Pacific Horizon Medical Group
San Francisco, California, 94115
Study Contact 415-292-5477 x480
sunny4phmg@earthlink.net
Lorna Thornton, MD, Sub-Investigator


Regresar a Project Inform Perspective Junio de 2006.




This article was provided by Project Inform. It is a part of the publication Project Inform Perspective. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art5717.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.