Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF
Una Historia Personal

Julio de 2002



Tuvimos la oportunidad de hablar con Hulda—una mujer seropositiva madura—cuya fortaleza y coraje pueden ser una inspiración para todas nosotras. Hulda fue diagnosticada con el VIH cuando tenía 47 años de edad y ahora tiene 58. Le preguntamos que cómo se sintió cuando recibió el diagnóstico.

¿Cómo se sintió cuando fue diagnosticada?
"Me diagnosticaron en 1991. Sentí como si me hubieran dado una sentencia de muerte. Mis dos hijos estaban en el servicio militar y yo me sentí muy culpable. Mi única oración era que ellos regresaran a casa sanos y salvos. Me preocupaba más su seguridad que la mía propia."

¿Son las cosas diferentes para usted como mujer madura con el VIH?
"Como mujer madura, me cuesta mucho más trabajo arreglármelas. Mi cuerpo se siente más cansado—fatigado. Tengo que aceptar el hecho de que estoy envejeciendo. Cuando envejecemos nuestro sistema inmunológico se hace más débil.

Para la comunidad de personas mayores, el VIH es un tema tabú. Muchas de las personas maduras se comportan como si fueran inmunes al VIH, y no lo somos."

¿Cómo se cuida a usted misma?
"Tomo una cantidad de vitaminas y minerales. Voy a acupuntura, al quiropráctico y a que me hagan masajes. Además, estoy tomando medicamentos contra el VIH. La manera como lo veo es que se aprende a vivir con él o se muere con él. Lo que hago es concentrarme en cómo voy a vivir."

¿Qué servicios necesitan las mujeres maduras?
"Grupos de asesoría psicológica para personas mayores—en los cuáles tengan la oportunidad de hablar de su VIH—y estudios en los que se investigue cómo funcionan las terapias contra el VIH en combinación con los medicamentos propios de la edad avanzada. Además, que las personas de edad sean visibles y que se escuche su voz, en la comunidad, en los centros para personas de la tercera edad, en las iglesias, en fin que las personas mayores se puedan comunicar con las otras personas de su misma generación.

Somos vulnerables—primero que todo necesitamos que este mensaje se escuche en la comunidad de personas mayores. Luego, nosotros podemos ir a los centros comunitarios y las iglesias para crear una mayor conciencia."

¿Cuáles son algunas de las dificultades y retos de ser una mujer madura con VIH?
"Perder a mis amistades, no ser reconocida por algunos miembros de la familia y de la comunidad, la comunidad médica. Los consejeros que se queman en su labor—de pronto están ahí para ayudarle y de la noche a la mañana ya no están.

No es fácil ser una persona de edad avanzada en su comunidad. No existe una comunidad para las personas mayores, existe un estigma. Muchas de las personas maduras creen que están demasiado viejas para tener un compañero, o para hacer ejercicio, y que no tiene sentido tomar medicamentos ya que de todas maneras se van a morir. Cuando se recibe un diagnóstico teniendo una edad avanzada, los médicos lo tratan a uno con falta de respeto.

No siempre es debido a asuntos del VIH; es acerca de tener una compañía, de estar envejeciendo, de los hijos, de tener que decirle a la familia, del estigma."

¿Qué o quién le ha brindado apoyo o ha sido de ayuda para usted?
"Mis hijos me hacen sentir más humana, su apoyo es crucial para mí. La convivencia de WORLD en 1992—en ella tuve la oportunidad mirar a mi alrededor y tomar conciencia, ‘hmmmm, esto me está sucediendo a mí’. Eventualmente reuní el coraje para hablar. Al comienzo escuché a otras personas y caí en cuenta de que tal vez en alguna parte había ayuda disponible para mí. No lo hubiera logrado sin otras personas. No siento vergüenza de hablar con otras personas mayores. Quiero que la gente sonría porque eso me hace sentir bien."

¿Algunas palabras finales de sabiduría para las mujeres como usted que puedan estar leyendo esta líneas?
"Vejez no es lo mismo que muerte. Nosotras todavía tenemos un sitio en esta comunidad. Somos las que proporcionamos cuidados, pero antes de que podamos cuidar de alguien más debemos cuidar de nosotras mismas. Usted puede seguir hacia adelante y tropezar en el siguiente paso; pero está bien, al fin y al cabo llegará a donde debe llegar."

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF

Este artículo era proporcionada por Project Inform. Es parte de la publicación WISE Words.
 
Vea También
Historias Personales
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement