Print this page    •   Back to Web version of article

Hoja
Vacunas Anti SIDA

12 de noviembre de 2013


¿Qué Es una Vacuna?

El sistema inmunológico del cuerpo normalmente reacciona ante cualquier cosa que reconoce como extraña y trata de eliminarla. Una vacuna es una sustancia que ayuda a que el sistema inmunológico responda ante un germen o virus específico. Una vacuna puede prevenir una infección. Sin embargo, ninguna vacuna es 100% eficaz. La mayoría de las vacunas que se usan en los EE. UU.son entre un 70% y un 90% efectivas.

Las vacunas pueden ayudar a las personas, al protegerlas contra una enfermedad o ayudándolas a combatir una enfermedad. Para una comunidad, las vacunas pueden disminuir la tasa general de infección y ayudar a detener la diseminación de la enfermedad. Para más información ver la hoja informativa 207 sobre las vacunas que pueden ayudar a prevenir algunas enfermedades comunes en personas con VIH.


¿Cómo Funciona una Vacuna?

Un sistema inmunológico sano combate todo lo que cree que es extraño. Produce proteínas llamadas anticuerpos. Estas proteínas se unen al germen o virus invasor y previenen la infección de células. Estos anticuerpos previenen la multiplicación del germen. Una vez que la amenaza de infección ha finalizado, el sistema inmunológico produce células especiales con “memoria”, que recuerdan cómo combatir ese germen específico.

La mayoría de las vacunas se usan para prevenir infecciones. Sin embargo, otras ayudan al cuerpo a combatir infecciones que usted ya tiene. Éstas se llaman “vacunas terapéuticas.” Ver la hoja informativa 480 para más información sobre las vacunas terapéuticas y el VIH.

Algunas vacunas están hechas con células debilitadas de un germen o virus. Éstas se llaman “vacunas vivas.” Le pueden provocar un caso leve de enfermedad, pero luego su sistema inmunológico lo puede proteger contra un caso grave de dicha enfermedad. Vacunas de este tipo incluyen las contra el sarampión, paperas y rubéola. Otras vacunas “muertas” o “inactivadas” como las contra la influenza o la rabia no utilizan gérmenes vivos. Usted no se enferma, pero su cuerpo aún puede desarrollar una defensa.

Las vacunas pueden tener efectos secundarios. Con las vacunas vivas, usted puede padecer un caso leve de la enfermedad que está tratando de combatir. Con las vacunas inactivas, puede padecer una reacción en la zona de la inyección. Quizás también pueda sentir debilidad, fatiga o náuseas.


¿En Qué se Diferencian las Vacunas del VIH?

Todas las vacunas propuestas contra el SIDA usan copias de partes del virus para producir una reacción inmunológica. No pueden causar infección con el VIH ni SIDA. Sin embargo, cualquiera que use una vacuna anti-SIDA debería desarrollar anticuerpos contra el VIH. Las personas que participan en un estudio de un candidato a vacuna anti-SIDA, pueden obtener un resultado positivo para la prueba del VIH aunque no estén infectados. Si usted participa en un estudio de vacunas, sólo debería hacerse la prueba del VIH en la clínica donde se realiza el estudio.


¿Cómo se Prueban las Vacunas Anti SIDA?

Las vacunas comienzan con la idea de un investigador acerca de cómo combatir el VIH. La idea se prueba en un laboratorio y luego en animales.

Si se tiene éxito en los primeros estudios, un candidato a vacuna se puede estudiar en humanos. Las pruebas en humanos se realizan en tres fases:
Fase 1: ¿Es segura?
Fase 2: ¿Produce una respuesta inmunológica, una reacción del cuerpo a los bacterias o virus?
Fase 3: ¿Previene la infección con el VIH? Retrasa el desarrollo de la enfermedad?

Ninguna vacuna proporciona 100% de protección contra infecciones. Por lo que cualquier vacuna es sólo parcialmente efectiva. Si bien eso puede sonar como un problema, las vacunas en realidad son herramientas potentes para prevenir enfermedades. Traen enormes beneficios a las personas y comunidades. Por ejemplo, si una vacuna pudiera administrarse a toda una comunidad y redujera la tasa de infección en un 40%, tendría un gran impacto sobre el número general de infecciones nuevas.

Investigar vacunas lleva muchos años. Por ejemplo, hace 126 años que los científicos tratan de descubrir una vacuna contra la malaria. Llevó más de 100 años descubrir una vacuna para la fiebre tifoidea. La vacuna contra la polio llevó 46 años. La vacuna contra el sarampión fue una de las más rápidas. Llevó 9 años desarrollarla.


¿Cuánto Falta Para Tener una Vacuna Contra el SIDA?

Actualmente no hay vacuna eficaz contra el SIDA. Los datos de una prueba grande en Tailandia fueron publicados tarde en 2009. Estudiaba el uso de la técnica estándar de prevención con o sin la vacuna. Los participantes que consiguieron la vacuna se infectaron a una tasa 30% menos que los que recibieron el placebo. Los investigadores tratan de comprender este resultado y usarlo para desarrollar una vacuna más eficaz.

En 2007 y 2013, se suspendieron estudios grandes de vacunas candidatas contra el SIDA por no mostrar un beneficio. Otros estudios en etapas tempranas están en marcha para explorar nuevos enfoques para el desarrollo de vacunas.

Desarrollar una vacuna contra el SIDA es muy difícil. Aún con los resultados moderados del estudio Tailandés, no sabemos cómo medir la protección inmunológica contra el VIH. Hay que encontrar nuevas maneras de medir y de reproducir la respuesta inmunológica contra el VIH. Todavía hay muchos candidatos a vacuna en desarrollo en el laboratorio y en estudios clínicos en humanos.


¿Y la Gente Que ya Está Infectada?

La mayoría de las vacunas se usan para prevenir infecciones. Sin embargo, algunas vacunas también podrían ayudar a las personas que ya son VIH positivas. Estas se llaman vacunas terapéuticas. Una buena vacuna terapéutica fortalecería la respuesta del sistema inmunológico contra el VIH. Aún debemos identificar maneras de medir la respuesta inmunológica contra el VIH. Dermavir es una vacuna terapéutica que actualmente se está estudiando en seres humanos. Ver la hoja informativa 480 para información sobre otros estimuladores inmunológicos.


¿Qué Más se Está Estudiando?

Tomar medicamentos anti-VIH podría prevenir la infección con el VIH. Este método se llama profilaxis preexposición (PPrE). Profilaxis significa prevención. Estudios indicaban el éxito dramático en los hombres, mujeres y usuarios de drogas inyectables. Sin embargo, hay preguntas muy importantes sobre la disponibilidad de PPrE y la financiación..

Los microbicidas pueden ser otra manera de prevenir la infección con el VIH. Estas son sustancias que se aplican como crema o gel por mujeres y hombres para prevenir la infección durante el sexo vaginal o anal. En la actualidad se están estudiando varios microbicidas.


Próximos Pasos

Los expertos coinciden en que una vacuna anti-SIDA segura y efectiva sería vital para ayudar a controlar la epidemia global. Se usaría en conjunto con los antirretrovirales efectivos ya existentes para tratar las infecciones.




This article was provided by InfoRed SIDA. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art56575.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.