Print this page    •   Back to Web version of article

Acceso a la Atención Médica y el Tratamiento contra el VHC

Agosto de 2003

Información en inglés (English version)


Acceso a la Atención Médica y el Tratamiento contra el VHC

Una prueba positiva de anticuerpos contra la hepatitis C, aunque es señal de un problema grave, no le impide vivir una vida sana, feliz y productiva. Sin embargo, la atención médica y el tratamiento adecuado son esenciales. En este artículo se discuten varias formas de obtener acceso al tratamiento contra el VHC, así como recursos de información adicionales sobre la hepatitis C.

Cuando se tiene tanto el VIH como el VHC, es importante recibir una atención médica y un tratamiento que sean bien informados, ya que existen ciertas consideraciones adici-onales que se deben tener en cuenta. Si es posible, busque la atención de un proveedor de atención médica que entienda los cuidados y el tratamiento que requieren estos dos virus. Puesto que la depresión es un efecto secundario de la terapia del VHC y muchas de las personas VIH positivas experimentan depresión, es importante obtener una evaluación de un psicólogo antes de iniciar una terapia contra el VHC. Si es del caso, le podrán recetar medicamentos antidepresivos, y esto puede ser crucial para lidiar de manera eficaz con la terapia contra el VHC.

Como se menciona a continuación, existen varias opciones disponibles para pagar el tratamiento contra el VHC.


Planes Privados de Seguro

La mayoría de las compañías privadas de seguros dan cubrimiento a toda la atención médica y los medicamentos necesarios.


Medicaid

Medicaid es un programa público de seguros de carácter federal y estatal para las personas con un nivel bajo de recursos que satisfacen los requisitos de elegibilidad respectivos. Los programas de Medicaid en todos los estados cubrirán el tratamiento del VHC. Sin embargo los criterios de inscripción, la cantidad de dinero que sale de su bolsillo para pagar los medicamentos, la cantidad de medicamentos que usted puede obtener en un mes, y los requisitos para obtener los medicamentos pueden variar de estado a estado.


ADAP

ADAP (sigla en inglés para programa de asistencia para medicamentos para el SIDA) es un programa estatal y federal que sirve a las personas VIH positivas que no tienen cobertura de seguro o cuya cobertura es insuficiente. Los criterios de elegibilidad y los formularios de inscripción varían ampliamente de estado a estado. Diez de los ADAP ofrecen acceso tanto al ribavirin como a las terapias con peg-interferón para la hepatitis C. Unos pocos de los otros programas ADAP cubren bien sea el ribavirin o el peg-interferón, pero la mayoría no cubre ninguno de los dos medicamentos.

Para más información sobre los programas ADAP y Medicaid específicos de su estado usted puede consultar a The Access Project, manejado por la AIDS Treatment and Data Network, en www.atdn.org. Su médico o su clínica también pueden tener información acerca de sus opciones para obtener cobertura para la atención médica y el tratamiento.


Programas de Asistencia a los Pacientes

Si usted no está en capacidad de obtener acceso a al atención médica a través de Medicaid, programas privados de seguros o ADAP, tanto el fabricante del peg-interferón (Schering-Plugh) como el del ribavirin (Roche Pharmaceuticals) poseen programas de asistencia a los pacientes (PAP por su sigla en inglés), los cuales sirven a las personas que no califican para otro tipo de cubrimientos y satisfacen los requisitos de elegibilidad de dichas compañías para obtener medicamentos gratuitos o a bajo costo. Para más información sobre estos programas, contacte directamente a estas compañías. La línea telefónica gratuita del programa de asistencia a los pacientes de Schering-Plough es 1-800-521-7157, y la de Roche es 1-877-757-6243.


Recursos en Internet

Para más información sobre la hepatitis C, existen una serie de recursos de Internet disponibles.




This article was provided by Project Inform. It is a part of the publication WISE Words. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art5652.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.