Print this page    •   Back to Web version of article

?Qué es la Resistencia?

Septiembre de 2004

Información en inglés (English version)


El VIH puede volverse resistente a los medicamentos que se utilizan para tratarlo. Esto quiere decir que el virus se transforma de tal manera que hace que los medicamentos sean ineficaces. Esto puede ocurrir debido a que las personas no están tomando regularmente sus medicamentos -- tal como se los recetaron -- o cuando la combinación de medicamentos no es lo suficientemente potente para mantener baja la carga viral. Existen dos grandes preocupaciones cuando las personas desarrollan una resistencia: que el tratamiento fracase y que se agoten las opciones para tratamientos futuros.

Cuando uno o más medicamentos en un régimen dejan de funcionar, el VIH se reproduce a un mayor ritmo. Si una persona no se cambia a un nuevo régimen, esto puede dañar el sistema inmunológico y acelerar el avance de la enfermedad. Un aumento en la carga viral es a menudo la primera señal de resistencia a un medicamento. Por esto, es importante hacerse pruebas frecuentes de carga viral -- por lo menos cada tres meses.

Desarrollar resistencia a un medicamento puede a veces significar que otros medicamentos no vayan a funcionar igual de bien. A esto se le llama resistencia cruzada. Por ejemplo, tomemos lo inhibidores de la transcriptasa inversa no nucleósidos (NNRTI por su sigla en inglés) que incluyen al efavirenz (Sustiva), la delavirdina (Rescriptor) y la nevirapina (Viramune). Todos estos medicamentos pueden dejar de funcionar si ocurre la misma mutación (cambio en el virus). Si se desarrolla resistencia a uno de estos medicamentos, los otros NNRTIs podrían no funcionar con la misma eficacia.

El VIH puede volverse resistente a todos los medicamentos que existen para tratarlo en la actualidad. Sin embargo, algunos medicamentos son más potentes que otros, y puede tomarse más tiempo para desarrollar la resistencia. Las dos claves para prevenir la resistencia son 1) utilizar un régimen potente y 2) tomar a tiempo y según las indicaciones las pastillas del régimen (adherencia a la terapia).


¿Cómo se prueba si hay resistencia?

Hay disponibles varias pruebas para detectar la resistencia a los medicamentos. Existen dos tipos: las genotípicas y las fenotípicas.

Ciertos cambios en el material genético del VIH hacen que sea menos probable que algunos medicamentos funcionen. Una prueba genotípica observa este tipo de cambios. Los resultados de la prueba genotípica indicarán estos cambios y predecirán cuáles medicamentos es más probable que funcionen.

Las pruebas fenotípicas toman el virus de una persona y lo exponen a los medicamentos contra el VIH en el laboratorio para ver cuáles tienen éxito en reprimir la reproducción del virus. Los resultados de una prueba fenotípica detectarán estos cambios y predecirán cuáles medicamentos es más probable que funcionen.

La resistencia no es un asunto de "todo o nada" ya que existen grados de resistencia. Un medicamento puede tener una potencia reducida o una resistencia parcial, pero aún tener la suficiente potencia para ser útil como parte de un régimen combinado de medicamentos.

Para ambas pruebas, mientras más alta sea la carga viral de la persona, mayor será su exactitud. La pruebas genotípicas requieren una carga viral de por lo menos 1,000 y las pruebas fenotípicas de por lo menos 500. Una prueba fenotípica puede mostrar algunas veces una resistencia parcial con mayor exactitud que una prueba genotípica. Sin embargo, éstas son más costosas, toman más tiempo para efectuarse y es menos probable que estén cubiertas por el seguro de salud. Las pruebas genotípicas por lo general tienen una mayor cobertura, son más rápidas y cuestan menos. Los resultados de ambos tipos de pruebas requieren la interpretación de un experto.

En el momento que una persona ya haya pasado por varios regímenes de medicamentos contra el VIH, es muy posible que haya desarrollado resistencia a varios de ellos. Esto se denomina resistencia múltiple a los medicamentos. Cuando se enfrenta una resistencia múltiple, elegir el siguiente tratamiento puede llegar a ser un gran desafío. Sin embargo, siguiendo los consejos de una guía experta en combinación con los resultados de las pruebas genotípicas y fenotípicas por lo general se puede llegar a una combinación que sea eficaz. (Para más información sobre las estrategias para la terapia de tercera línea en contra el VIH, ver debajo).

Siempre es mejor utilizar un régimen que contenga por lo menos dos medicamentos hacia los cuales el VIH no sea resistente. Entonces, si aparece un nuevo medicamento al que no se tiene resistencia, este va a funcionar mejor si se combina con los medicamentos antiguos. Las pruebas de resistencia pueden ayudar a elegir cuáles medicamentos serán los más adecuados para esta situación. Como siempre sucede cuando se está diseñando una combinación de medicamentos, es importante tener en cuenta los posibles efectos secundarios e interacciones de la combinación que se está considerando.


Conclusiones

El uso de los medicamentos contra el VIH está limitado por el desarrollo de una resistencia por parte del virus. Aunque podría no ser posible detener la formación de la resistencia, se podría retrasar enormemente. La clave para prevenir, o al menos retardar, el desarrollo de la resistencia es estar en una combinación potente y cumplir con el uso de los medicamentos (adherirse a la terapia). Si se sospecha una resistencia, las pruebas genotípicas y fenotípicas podrían ayudarles a ti y a tu médico a diseñar el siguiente régimen de tratamiento.


?Puede Llegar a Ser Buena la Resistencia?

En general, la resistencia a los medicamentos contra el VIH es algo que debe evitarse, ya que podría conducir a una menor eliminación del virus y posiblemente a un fracaso del tratamiento. También, limita las opciones futuras de tratamiento. Sin embargo, no toda la resistencia a los medicamentos es igualmente mala. De hecho, puede hasta llegar a ser útil.

Para entender cómo la resistencia podría ser útil, es importante entender que el virus puede estar o no "en forma". Se dice que un virus está en forma si posee una buena capacidad para reproducirse. La resistencia puede afectar esta capacidad de reproducción. Cuando el VIH elabora copias de sí mismo que son capaces de reproducirse en presencia de los medicamentos contra el VIH (es decir, cuando existe un virus resistente a los medicamentos), estas copias del virus algunas veces no pueden reproducirse tan bien como la versión original de los mismos (lo que se conoce como "virus silvestres"). Cuando el VIH hace los suficientes cambios para volverse resistente a ciertos medicamentos, lo hace a un alto costo para sí mismo.

Algunos de estos cambios son especialmente dañinos para el virus. Por ejemplo, el cambio (mutación) que más comúnmente hace el virus resistente a los medicamentos lamivudina (3TC, Epivir) y emtricitabina (FTC, Emtriva) es especialmente dañino para la capacidad de reproducción del virus. Por esta razón, la mayoría de los médicos mantendrán a las personas con estos medicamentos, aún cuando sus virus sean resistentes a los mismos.


?Qué Hago Si Soy Resistente a Todo lo Que Hay?

microscope¿Qué se debe hacer si el virus ha desarrollado resistencia a todos los medicamentos disponibles? ¿Se deberá seguir tomando el régimen mientras se esperan nuevos medicamentos si el virus es resistente a todos los medicamentos que se están tomando?

Existen evidencias de que es mejor continuar con la terapia que suspenderla por completo. Varios estudios han mostrado que permanecer en un régimen que está fallando aún ofrece algún grado de represión del virus y es menos dañino que suspender totalmente los medicamentos. Sin embrago, estos estudios asumen que la persona no está experimentando efectos secundarios graves a causa de dichos medicamentos. El riesgo de no tomar ningún medicamento es alto, particularmente si el recuento de células CD4+ ha estado alguna vez por debajo de 200 y si se tiene una de las enfermedades oportunistas que indican la presencia del SIDA.

¿Por qué una persona se puede beneficiar de seguir tomando medicamentos hacia los cuales el virus ya ha desarrollado resistencia? Hay tres cosas que pueden ayudar a explicar esta observación. La primera es que la resistencia no es cuestión de "todo o nada". El VIH puede ser parcialmente resistente al medicamento, es decir, que el medicamento funciona hasta cierto punto, no tanto como si no existiera la resistencia. Suspender en parte la reproducción del virus es probablemente mejor que dejar por completo de hacerlo.

La segunda es que las personas que viven con el VIH por lo general alojan diferentes poblaciones del virus en sus organismos. Las pruebas de resistencia comerciales solo detectan la población más numerosa o dominante. De tal manera que las poblaciones más pequeñas del virus -- que todavía pueden ser sensibles a uno o más de los medicamentos -- no son detectadas. En consecuencia, un régimen de medicamentos puede sostener cierta actividad contra el VIH aun cuando las pruebas muestren que existe una resistencia total.

Por último, los cambios por los que pasa el virus para volverse resistente a un medicamento en particular pueden hacer que el virus no esté muy en forma. Para más información sobre este tema, ver el cuadro abajo.


Regresar a Wise Words Septiembre de 2004.




This article was provided by Project Inform. It is a part of the publication WISE Words. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art5648.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.