Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
Jóvenes/Niños y el VIH

17 de septiembre de 2007

Transmisión a niños

La gran mayoría de los niños menores de 12 años de edad que son VIH positivos, nacieron con el virus. Ésto significa que la madre estaba infectada y que el niño se infectó durante el embarazo o el parto. Aproximadamente el 10% de los niños VIH positivos y menores de 12 años de edad adquirieron el virus a través de productos derivados de la sangre contaminados, como por ejemplo transfusiones de sangre, mientras que el 1% se infectó de otras fuentes, como por ejemplo a través del abuso sexual.

No existe ningún caso documentado de niños que hayan infectado a otros niños con el VIH. Si usted cree que un niño puede poner a otro niño a riesgo, por ejemplo: niños que comen la materia fecal de otros niños, o niños que en la escuela practican rituales para hacerse "hermanos o hermanas de sangre", considere lo siguiente:

  • Dado el pequeño número de niños VIH positivos en los Estados Unidos, las posibilidades estadísticas de que un niño VIH negativo entre en contacto con un niño VIH positivo son muy pequeñas.
  • Incluso si las actividades mencionadas antes se dieran entre niños infectados y no infectados, la cantidad de sangre que se intercambia en dichas actividades es muy pequeña como para que se transmita el VIH.
  • Es importante que estos riesgos hipotéticos no superen en importancia los riesgos presentes y reales (como por ejemplo adolescentes que tienen relaciones sexuales sin protección, lo que representa una actividad mucho más riesgosa).

Prueba de anticuerpos en los niños

Muchos bebés nacen con los anticuerpos anti-VIH de la madre pero no están infectados. Algunos análisis (como el PCR o el de la IgA) pueden determinar si el bebé está realmente infectado, generalmente a las 12 semanas de edad. También es posible que el bebé de una mujer VIH positiva que se infectó durante el sexto, séptimo u octavo mes de embarazo obtenga un resultado negativo en la prueba de anticuerpos debido a que la madre no produjo aún los anticuerpos para cuando se produjo el nacimiento. El tiempo que se demora en producir anticuerpos anti-VIH se conoce como "período ventana".

Si una mujer embarazada corre el riesgo de infectarse, también lo corre su bebé. La única manera confiable de averiguar si un bebé está infectado con el VIH es que un doctor ordene un examen PCR o de IgA en la sangre del bebé o mediante una prueba de anticuerpos después de los 18 meses de edad. Para más información sobre la prueba de VIH en niños y en mujeres embarazadas, lea "Prueba de VIH en poblaciones específicas".

Note que la prueba de anticuerpos no es confiable en bebés menores de 18 meses de edad. Una prueba de anticuerpos antes de los 18 meses de edad puede resultar positiva ya que los anticuerpos de la madre, que ella traspasa al bebé a través de la placenta, aún no han desaparecido de la sangre del bebé. Algunos bebés que obtienen un resultado positivo antes de los 18 meses de edad luego son VIH negativos, mientras que algunos niños reciben un resultado negativo aunque en realidad están infectados, pero su sistema inmunológico no ha desarrollado todavía los anticuerpos contra el virus.

La mayoría de los niños VIH positivos tendrán síntomas de infección producida por el VIH alrededor de los seis meses de edad; la mitad desarrollará SIDA hacia el año de edad y la otra mitad cerca de los dos años de edad. El índice de supervivencia de los niños VIH positivos es muchísimo menor que para los adultos, a pesar de que el pronóstico está mejorando a medida que existen más estudios sobre el tratamiento y el avance de la enfermedad en niños y jóvenes.

Información médica

Una infección oportunista (IO) es una infección contra la cual un sistema inmunológico sano podría defenderse, pero que un sistema inmunológico debilitado por una enfermedad como el VIH no puede combatir. Los niños padecen las mismas IO que los adultos, aunque tienen menos posibilidades de desarrollar criptococosis, tuberculosis, toxoplasmosis y cánceres. Una IO específica de los niños es la neumonitis linfática intersticial, una infección de los pulmones, pero los niños con esta IO tienden a sobrevivir más que aquellos que desarrollan neumonía por pneumocystis (PCP).

Adolescentes

Los adolescentes, como adultos jóvenes, están incluidos en las estadísticas oficiales de los adultos VIH positivos. Los adolescentes corren un riesgo particularmente alto de contraer VIH u otras ETS debido a que tienen conductas riesgosas con mayor frecuencia. A pesar de que los adolescentes tienen grados de ETS mayores que cualquier otro grupo de edad, son los que menos posibilidades tienen de ser diagnosticados y tratados. No todas las personas con VIH o con otras ETS experimentan síntomas, lo que dificulta aún más el diagnóstico en los jóvenes.

Se recomienda que los adolescentes sexualmente activos tomen las medidas necesarias para protegerse contra el VIH y contra otras ETS, como usar condones; y que los adolescentes que practican sexo sin protección se hagan análisis para el VIH y otras ETS rutinariamente.

Los adolescentes de hoy saben mucho sobre el VIH, pero dicho conocimiento no siempre se traduce en conductas seguras. Más del 15% de las personas con SIDA en California están en los veinte años de edad y es muy probable que muchos se hayan infectado cuando eran adolescentes.


  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por San Francisco AIDS Foundation.
 
Vea También
Jóvenes/Niños y el VIH
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement