Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF
Guía de la Hepatitis B Para Personas Que Viven Con VIH

junio de 2009

 < Prev  |  1  |  2  |  3  |  4  |  5  |  6  |  7  |  8  |  9  |  10  |  11  |  12  |  13  |  14  |  15  |  Next > 

Sección 9: Manejo de la Cirrosis

Un hígado dañado aún puede funcionar, pero las personas que han desarrollado cirrosis corren el riesgo de sufrir un fallo hepático, junto con otras complicaciones potencialmente mortales. Los pacientes con cirrosis compensada deberían someterse a chequeos regulares para detectar un posible cáncer, una disminución de la función hepática, o la presencia de varices (venas distendidas e hinchadas) en el esófago o el estómago. Los fármacos betabloqueadores pueden ayudar a prevenir las varices. La hemorragia en las varices se trata con medicación y una intervención endoscópica (banding e inyección). En algunos pacientes, podría estar recomendada la realización de un procedimiento denominado TIPSS (siglas en inglés de derivación portosistémica intrahepática transyugular), consistente en la inserción de un catéter (o cánula) a través del hígado para aliviar la presión sanguínea conectando dos grandes venas.

Realizar cambios en la dieta puede ayudar a manejar algunas de las complicaciones de la cirrosis. Reducir la sal y hacer comidas más frecuentes y ligeras al día, con proteínas provenientes de vegetales y productos frescos en lugar de carne, puede ayudar a corregir posibles desequilibrios nutricionales. Un nutricionista y tu médico pueden ayudarte a planificar una dieta saludable.

Cuando la función hepática se ha deteriorado y se ha producido la descompensación hepática, se hace necesario un trasplante de hígado.

Trasplante de hígado en pacientes coinfectados por VIH/VHB

Para los pacientes que tienen una enfermedad hepática descompensada, el trasplante de hígado es la opción final.

Se trata de una operación importante y las tasas de éxito varían. También se ve complicada por la escasez de donaciones de órganos para trasplantar.

Durante muchos años, los servicios de trasplantes evitaron de forma activa efectuar la operación a pacientes con VIH. Esto se debía a diversos factores: discriminación por parte de algunos cirujanos que no querían operar a estas personas, mal pronóstico a largo plazo de estos pacientes antes de contar con una terapia antirretroviral eficaz -- lo que implicaba que un órgano donado proporcionaría menos años de vida adicional que si la persona no tuviera VIH u otros problemas médicos -- y a preocupaciones respecto al uso de fármacos inmunosupresores en pacientes con VIH.

La eficacia del tratamiento antirretroviral ha cambiado toda esta situación. El VIH ya no constituye un criterio de exclusión para el trasplante en algunos lugares. Hay centros en EE UU, España, Francia y el Reino Unido que han realizado trasplantes de hígado a pacientes con VIH, aunque los resultados han sido diversos. Algunas clínicas no han registrado diferencias significativas en la supervivencia según el estado serológico al VIH del paciente, pero el manejo médico sigue siendo complejo debido a las interacciones entre los fármacos inmunosupresores y los inhibidores de la proteasa, el rechazo al injerto, la reactivación del VHB y la dificultad para tolerar el tratamiento del VIH y el VHB tras la intervención.

 

 < Prev  |  1  |  2  |  3  |  4  |  5  |  6  |  7  |  8  |  9  |  10  |  11  |  12  |  13  |  14  |  15  |  Next > 

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF

Este artículo era proporcionada por Treatment Action Group.
 
Vea También
Hepatitis
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement