Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
Guía Provisional Para la Gripe H1N1 de 2009 (Gripe Porcina): Cuidado de un Enfermo en su Casa

24 de septiembre de 2009

Este documento ha sido actualizado de acuerdo con las Recomendaciones de los CDC sobre el tiempo que las personas con enfermedades similares a la influenza deben estar alejadas de los otros. Este documento es una guía provisional y será actualizado cuando sea necesario.

El contagio con el virus de la gripe H1N1 de 2009 (anteriormente conocida como gripe porcina) puede causar una amplia variedad de síntomas que incluyen fiebre, tos, dolor de garganta, secreción o congestión nasal, dolores corporales y de cabeza, escalofríos y fatiga. Algunas personas también pueden tener vómitos y diarrea. Las personas pueden contagiarse con el virus de la gripe, incluyendo el virus H1N1 de 2009, y presentar síntomas respiratorios sin fiebre. Al igual que la gripe de temporada, la gripe H1N1 de 2009 en humanos puede variar de leve a grave. La gripe H1N1 de 2009 puede causar enfermedades graves como neumonía, insuficiencia respiratoria e incluso la muerte. Algunos grupos pueden estar más propensos a desarrollar una enfermedad grave a causa de la gripe H1N1 de 2009, por ejemplo las embarazadas y las personas con problemas de salud crónicos. A veces pueden presentarse infecciones bacterianas al mismo tiempo que o después de haber contraído los virus de la influenza y derivar en neumonía, infecciones del oído o sinusitis.

La siguiente información puede ayudarlo a cuidar en el hogar, de manera segura, a las personas enfermas durante un brote o epidemia de gripe.


Diseminación de la Gripe

oto de una niña enferma y su madreSe cree que los virus de la influenza se diseminan principalmente entre las personas a través del goteo nasal producido al toser o estornudar. El contagio puede producirse cuando las gotas originadas por la tos o el estornudo de una persona infectada salen expulsadas a través del aire y se depositan en la boca o nariz de las personas a su lado. Los virus de la influenza también pueden diseminarse si una persona toca las gotas que se encuentran sobre otra persona u objeto y luego se toca la boca o nariz (o la boca o nariz de otra persona) antes de lavarse las manos.

Las personas con gripe H1N1 de 2009 que son atendidas en su casa deben:

  • consultar a su proveedor de atención médica sobre cualquier atención especial que pudieran necesitar en caso de embarazo o de tener algún problema de salud tal como diabetes, enfermedades cardíacas, asma o efisema.
  • consultar a su proveedor de atención médica sobre si deben tomar algún tipo de medicamento antiviral
  • guardar distancia de los demás tanto como les sea posible. Esto ayuda a evitar que las otras personas se enfermen. No asistir al trabajo o la escuela mientras se encuentren enfermos
  • permanecer en casa durante al menos 24 horas después de la desaparición de la fiebre, excepto para buscar atención médica o para otras necesidades. (La fiebre debe desaparecer sin haber utilizado medicamentos antifebriles).
  • descansar bien
  • beber líquidos transparentes (como agua, caldo, bebidas para deportistas, bebidas electrolíticas para bebés) para prevenir la deshidratación
  • cubrirse la boca al toser y estornudar. Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón. Si no dispone de agua y jabón, utilice desinfectante para manos a base de alcohol.*
  • usar una mascarilla, si tienen y si la toleran, cuando comparten lugares comunes con otros integrantes del hogar para ayudar a prevenir el contagio de los virus a otras personas. Esto es muy importante si los demás integrantes del hogar presentan un alto riesgo de sufrir complicaciones por la influenza. Para más información ver las recomendaciones provisorias p/uso de mascarillas y respiradores
  • prestar atención a las señales de advertencia de emergencias (ver a continuación) que pueden indicar que necesita buscar atención médica.


Medicamentos que Ayudan a Aliviar los Síntomas de la Gripe

Consulte a su proveedor de atención médica o farmacéutico para utilizar los medicamentos de manera correcta y segura

Algunas veces, los medicamentos antivirales pueden aliviar los síntomas de la influenza, pero deben ser recetados. La mayoría de las personas no necesitan estos medicamentos antivirales para recuperarse totalmente de la gripe. Sin embargo, las personas con mayor riesgo de padecer complicaciones graves por la gripe, o aquellas que deben ser hospitalizadas con enfermedades graves causadas por la gripe, podrían beneficiarse con los medicamentos antivirales. Los medicamentos antivirales están disponibles para las personas mayores de 1 año. Consulte a su proveedor de atención médica para saber si necesita un medicamento antiviral.

La influenza puede derivar en, o presentarse acompañada por, infecciones bacterianas. Por lo tanto, algunas personas deberán también tomar antibióticos. Enfermedades más graves o prolongadas o una enfermedad que parece mejorar, pero que después vuelve a empeorar podrían indicar que una persona tiene una infección bacteriana. Consulte a su proveedor de atención médica si tiene alguna duda.

¡Advertencia! No se debe administrar aspirina (ácido acetilsalicílico) a los niños o adolescentes que tienen gripe; esto puede causar una rara pero grave enfermedad llamada síndrome de Reye. Para obtener más información sobre el síndrome de Reye, visite el sitio Web de los Institutos Nacionales de la Salud.

  • Lea las etiquetas de los medicamentos de venta libre para la gripe y el resfrío para ver si contienen aspirina.
  • Los niños mayores de 5 años y los adolescentes con gripe pueden tomar medicamentos sin aspirina, como acetaminofeno (Tylenol®) e ibuprofeno (Advil®, Motrin®, Nuprin®), para el alivio de los síntomas.
  • Los niños menores de 4 años NO deben tomar medicamentos de venta libre para el resfrío sin consultar primero a un proveedor de atención médica.
  • El tratamiento más seguro para los síntomas de la gripe en niños menores de 2 años es utilizar un humidificador de vapor frío y un aspirador nasal para succionar la mucosidad.
  • La fiebre y los dolores se pueden tratar con acetaminofeno (Tylenol®), ibuprofeno (Advil®, Motrin®, Nuprin®) o medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAIDS, por sus siglas en inglés). Son ejemplos de estas clases de medicamentos:

Nombre genérico Marca(s) comercial(es)
Acetaminofeno

Tylenol®

Ibuprofeno

Advil®, Motrin®, Nuprin®

Naproxeno

Aleve

  • Los medicamentos para la gripe y el resfrío de venta libre utilizados de acuerdo con las instrucciones del envase puede ayudar a aliviar síntomas como la tos y la congestión. Y lo que es más importante, estos medicamentos no disminuyen la posibilidad que una persona tiene de contagiar a otros.
  • Lea los ingredientes detallados en la etiqueta del envase para ver si el medicamento ya contiene acetaminofeno o ibuprofeno antes de tomar dosis adicionales de estos medicamentos, ¡no duplique la dosis! Los pacientes con enfermedades renales o problemas de estómago deben consultar a su proveedor de atención médica antes de tomar cualquier NSAIDS.
Consulte con su proveedor de asistencia médica o farmacéutico si está tomando medicamentos recetados o de venta libre no relacionados con la gripe. Para obtener más información sobre los productos para tratar los síntomas de la gripe, vea el sitio Web de la FDA.
Cuándo buscar atención médica de emergencia

Busque atención médica inmediatamente si la persona enferma en su casa:

  • tiene dificultad para respirar o dolor en el pecho
  • tiene los labios color púrpura o con coloración azul
  • tiene vómitos y no puede retener líquidos
  • tiene signos de deshidratación como mareos al pararse, ausencia de micción o, en los bebés, ausencia de lágrimas al llorar
  • tiene convulsiones (por ejemplo, convulsiones descontroladas)
  • está menos sensible de lo normal o confuso


Medidas Para Disminuir la Diseminación de la Gripe en el Hogar

Cuando se cuida a un miembro de la familia enfermo de influenza, las medidas más importantes para protegerse y proteger a los que no están enfermos, incluyen:

  • Foto de un niño lavándose las manosmantener a la persona enferma alejada de otras tanto como sea posible (ver "ubicación de la persona enferma") especialmente de aquellas personas que tienen alto riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza
  • recordar a la persona enferma la necesidad de cubrirse la boca al toser, y de lavar sus manos con agua y jabón frecuentemente. Si no se dispone de agua y jabón, se deben utilizar toallas desinfectantes para manos a base de alcohol*, en especial después de toser y/o estornudar
  • procurar que todos los miembros del hogar se laven las manos con frecuencia, utilizando agua y jabón (o algún desinfectante para manos a base de alcohol*, si no hay agua y jabón disponibles). Recordar a los niños que deben lavarse las manos o ayudarlos a hacerlo
  • consultar a su proveedor de atención médica si los integrantes del hogar de la persona enferma, en especial aquellas que pueden estar embarazadas o tienen afecciones crónicas de salud, deben tomar medicamentos antivirales como oseltamivir (Tamiflu®) o zanamivir (Relenza®) para prevenir la gripe
  • Si está en un grupo de alto riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza, debe tratar de evitar todo contacto cercano (dentro de los 6 pies) con los integrantes del hogar que padecen influenza. Si el contacto cercano con un individuo enfermo es inevitable, considere el uso de una mascarilla o respirador, si tiene y si los tolera. Los miembros de la familia enfermos no deben cuidar a los bebés. Para más información ver las recomendaciones provisorias p/uso de mascarillas y respiradores

Ubicación de la persona enferma

  • Mantenga a la persona enferma en una habitación separada de las áreas comunes de la casa. (Por ejemplo, una habitación separada con su propio baño, si fuera posible). Mantega cerrada la puerta de la habitación del enfermo.
  • Las personas que padecen enfermedades similares a la influenza deben permanecer en su casa y alejadas de las otras personas tanto como sea posible, esto incluye evitar viajes, durante al menos 24 horas posteriores a la desaparición de la fiebre, a menos que sea necesario para recibir atención médica u en caso de otras necesidades. (La fiebre debe desaparecer sin haber utilizado medicamentos antifebriles). Esto ayuda a evitar que las otras personas se enfermen. Los niños, en especial lo más pequeños, pueden ser potencialmente contagiosos por períodos más extensos.
  • Si las personas con gripe tienen que dejar la casa (por ejemplo para recibir atención médica), deben usar una mascarilla, si tienen y si la toleran, y cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar
  • Si la persona enferma necesita estar en un área común de la casa cerca de otras personas, debe usar una mascarilla, si tiene y si la tolera.
  • De ser posible, las personas enfermas deben utilizar un baño separado. Este baño debe limpiarse diariamente con desinfectantes para el hogar (ver a continuación).

Proteger a las otras personas de la casa

  • La persona enferma no debe recibir visitas, salvo de sus cuidadores. Una llamada telefónica es más segura que una visita.
  • Si es posible, sólo un adulto de la casa debe cuidar a la persona enferma. Las personas con riesgo mayor de desarrollar una enfermedad grave por la gripe no deben ser designadas cuidadores, de ser posible.
  • Si pertenece a un grupo de alto riesgo de padecer complicaciones relacionadas con la influenza, debe tratar de evitar el contacto cercano (dentro de los 6 pies) con integrantes del hogar que padecen influenza. Si el contacto cercano con un individuo enfermo es inevitable, considere el uso de una mascarilla o respirador, si tiene y si los tolera. Para más información ver las recomendaciones provisorias p/uso de mascarillas y respiradores.
  • Evite que las embarazadas cuiden de la persona enferma. (Las mujeres embarazadas tienen mayor riesgo de desarrollar complicaciones relacionadas con la influenza y la inmunidad puede estar suprimida durante el embarazo).
  • Evite que los miembros enfermos de la familia cuiden a los bebés y otros grupos de alto riesgo de padecer complicaciones de la influenza.
  • Todos los integrantes del hogar deben lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente, incluso después de tener contacto con el enfermo o con la habitación o el baño de esta persona.
  • Utilice toallas desechables para secarse las manos después de lavárselas o asigne una toalla de tela a cada integrante del hogar. Por ejemplo, toallas de diferentes colores para cada uno.
  • Si no se dispone de agua y jabón, se deben utilizar toallas desinfectantes para manos a base de alcohol.*
  • Si es posible, se debe considerar mantener una buena ventilación en áreas del hogar compartidas (por ejemplo, mantener las ventanas abiertas en baños, cocinas, etc.)
  • Pueden utilizarse medicamentos antivirales para prevenir la gripe, por eso debe consultar a su proveedor de atención médica si algunas personas de su hogar deben utilizarlos.

Si es cuidador

  • Evite estar cara a cara con la persona enferma.
  • Cuando cargue un niño pequeño que está enfermo, ponga el mentón del niño sobre su hombro para que no tosa en su cara.
  • Lávese las manos con agua y jabón luego de tocar a la persona enferma, los pañuelos desechables usados o la ropa para lavar. Si no se dispone de agua y jabón, utilice toallas desinfectantes para manos a base de alcohol*
  • Hable con su proveedor de atención médico sobre la posibilidad de tomar un medicamento antiviral para evitar que el cuidador se contagie la gripe.
  • Si tiene un alto riesgo de padecer complicaciones asociadas con la influenza, no debe ser designado cuidador, en la medida de lo posible.
  • Si pertenece a un grupo de alto riesgo de padecer complicaciones relacionadas con la influenza, debe tratar de evitar el contacto cercano (dentro de los 6 pies) con integrantes del hogar que padecen influenza. Si fuera posible, designe a una persona que no tenga un alto riesgo de padecer complicaciones asociadas con la gripe como el cuidador primario de los integrantes del hogar que padecen influenza. Si el contacto cercano con un individuo enfermo es inevitable, considere el uso de una mascarilla o respirador, si tiene y si los tolera. Para más información ver las recomendaciones provisorias p/uso de mascarillas y respiradores
  • Contrólese y controle a los integrantes del hogar para detectar síntomas de la gripe y comuníquese con una línea telefónica directa o un proveedor de atención médica si detecta síntomas.

Utilice mascarillas o respiradores

  • Photo of person wearing facemaskEvite el contacto directo (menos de 6 pies de distancia aproximadamente) con la persona enferma tanto como le sea posible.
  • Si debe tener contacto directo con la persona enferma (por ejemplo, cargar a un bebé enfermo), pase el menor tiempo posible en contacto directo y trate de usar una mascarilla (por ejemplo, una mascarilla quirúrgica) o un respirador desechable N95.
  • Un respirador N95 que se ajuste cómodamente a su rostro puede filtrar las pequeñas partículas que se pueden inhalar a través de los bordes de una mascarilla; pero comparado con esta última es más difícil respirar a través de una máscara N95 por períodos de tiempo más prolongados. Puede encontrar más información sobre mascarillas y respiradores en Gripe H1N1 (gripe porcina) sitio Web.
  • Las mascarillas y los respiradores se pueden comprar en una farmacia, tienda de suministros para la construcción o ferretería.
  • Utilice un respirador N95 si ayuda a una persona enferma bajo tratamiento respiratorio a usar un nebulizador o inhalador, según las indicaciones del médico. Los tratamientos respiratorios se deben realizar en una habitación separada, lejos de las áreas comunes de la casa, siempre que sea posible.
  • Las mascarillas y respiradores N95 usados deben ser quitados y desechados inmediatamente en la basura, de modo que no entren en contacto con ninguna otra cosa.
  • Si es posible, evite usar las mascarillas y respiradores N95 más de una vez. Si usa una mascarilla de tela reutilizable, esta debe lavarse con detergente para ropa común y se debe secar en una secadora mediante calor.
  • Después de quitarse una mascarilla o respirador N95, lávese las manos con agua y jabón o utilice un desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Para más información ver las recomendaciones provisorias p/uso de mascarillas y respiradores


Limpieza del Hogar, Lavado de Ropa y Eliminación de Desechos

  • Foto de una persona que limpia una superficie de vidrio Tire a la basura los pañuelos y otros productos desechables utilizados por la persona enferma. Lávese las manos después de tocar pañuelos desechables usados y desechos similares.
  • Mantenga limpia las superficies (especialmente las mesas de luz, superficies de los baños y juguetes de los niños) pasándoles un paño con un desinfectante para el hogar de acuerdo con las instrucciones en la etiqueta del producto.
  • No es necesario lavar por separado la ropa blanca, los utensilios y los platos sucios de personas enfermas, pero es importante que nadie más use estos elementos si no se lavan correctamente primero.
  • Lave la ropa blanca (como sábanas y toallas) con detergente para el hogar y séquela en lavadora a altas temperaturas. Evite tomar con las manos la ropa sucia antes de lavarla para no contaminarse. Lávese las manos con agua y jabón después de manipular la ropa sucia. Si no dispone de agua y jabón, utilice desinfectante para manos a base de alcohol.*
  • Los utensilios de cocina deben lavarse ya sea en el lavavajillas o a mano con agua y jabón.


Para Obtener Mayor Información

La línea directa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) (1-800-CDC-INFO) está disponible en inglés y en español, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.


  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades.
 
Vea También
La Nueva Influenza H1N1 (Gripe Porcina)
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement