Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body en Espanol

El VIH y Yo: Paso 9: Recibiendo aliento de los demás

El VIH y Yo: Una guía para vivir con el VIH para hispanos
Paso 9: Recibiendo aliento de los demás
LEl vivir con una enfermedad posiblemente fatal no es fácil. Es especialmente difícil cuando tienes otros problemas. Les pedimos a varios hombres y mujeres hispanos VIH positivos de los Estados Unidos que nos dijeran qué cosas les ayudan a sobrevivir día a día.

Éstos son algunos de sus consejos.

Enrique Franco

El VIH no define quién eres
"Han pasado sólo siete u ocho meses desde que fui diagnosticado. Al principio, me moría de miedo. De un momento a otro no quería abrazar a la gente. Me sentía como un ser de otro planeta, o algo así. No quería contagiar a nadie. Mi mamá, que todavía me habla de esa forma, me dice 'El VIH no te hace quien eres como persona. No te define'. Hoy en día, puedo decir con sinceridad que trato al VIH como a una piedrita en el zapato. La tengo y seguirá estando allí. No me puedo quitar el zapato para sacármela. A veces me molesta, pero tengo que aprender a convivir con ella".

-- Enrique Franco, diagnosticado en 2007


Javier Fontanez

No tengas miedo de encontrar el amor
"Ha sido difícil encontrar el amor, pero ahora estoy con un hombre que también es positivo y que lleva más tiempo que yo con el VIH, así que para mí es una fuente de inspiración para seguir viviendo".

-- Javier Fontanez, diagnosticado en 1999


Damaries Cruz

Tú no eres el VIH. Eres tú misma.
"Fui a un grupo de mujeres. Lo primero que oí decir a una mujer fue: 'Me diagnosticaron hace un año y no creo que jamás vuelva a salir con nadie ni tener sexo'. Recuerdo que la miré y le dije: 'No, vas a estar bien. Vas a ver que dentro de otro año, estarás bien'. Al año siguiente conoció a una persona y ahora están viviendo juntos. Le dije: '¿Viste?' La persona tenía una actitud negativa. Pero hay esperanza. Tú no eres el VIH. Eres tú misma. Tienes un alma igual que los demás".

-- Damaries Cruz, diagnosticada en 1991


James Nicacio

Haz con tu vida lo mejor que puedas
"Ahora pienso que recorrí este camino, el de adquirir el VIH a través de mi adicción a las drogas, y que luego atravesé todas estas complicaciones, por alguna razón. Lo mejor es aprovechar estas experiencias para algo, ir hacia delante, tal vez ayudar a otros en la misma situación que yo ya pasé. Hay algo que es seguro, el VIH me ha dado un sentido de dirección. Me ha hecho responsable de mi salud, y me ha hecho responsable de muchos aspectos de mi vida, que ahora aprecio. Y sigo adelante".

-- James Nicacio, diagnosticado en 2001


Lucia

Mantén la calma y no te des por vencida
"No te des por vencida. Edúcate sobre el VIH, esto es muy importante. Encuentra algo que atraiga a tu mente y a tu paz interior para que te ayude a lidiar con la información que recibirás, porque algunas cosas te darán mucho miedo. Si tienes algo en tu interior que te mantiene en calma, podrás pasar los peores momentos sin problemas".

-- Lucía, diagnosticada en 1989


Greg Sanchez III

¡Organízate!
"Lo que yo diría es que te tomes las cosas un día a la vez. Siente la tristeza y la sensación de duelo. Sin embargo, llegará un momento en que necesitarás volverte activo y averiguar cómo está tu carga viral, tus células T y tu salud en general, para que el médico pueda determinar en qué momento deberías comenzar tu terapia antirretroviral. Haz una lista de prioridades… si la lista te indica que hay cosas que te están llamando más que otras, ocúpate de ellas y haz lo que necesites hacer, ya sea obtener apoyo de tus amigos, familiares o de tu pareja, lo que sea. Si tienes problemas de vivienda, no tienes seguro, necesitas comida, etc., te convendrá conectarte con un trabajador social cuanto antes para que te pueda ayudar a solicitar los programas que puedes necesitar".

-- Greg Sánchez III, diagnosticado en 1985


Gabriel Santiago

El VIH puede cambiar tus valores
"El ser VIH positivo no es una experiencia que uno quiera buscar, pero la puedes convertir en algo que te haga crecer como ser humano, en términos de saber, de disciplina, de ser misericordioso, compasivo con el prójimo. Para mí eso es fundamental".

-- Gabriel Santiago, diagnosticado en 1990


John Puig

No te obsesiones con tu conteo de CD4
"Trato de vivir al momento y disfrutar de todo lo que puedo. No vivo obsesionado con mi conteo de CD4. Hay muchos que se concentran en sus números y se olvidan de vivir la vida. No dejo que la enfermedad controle mi vida, entre la toma del día y la de la noche, hay una vida que vivir".

-- John Puig, diagnosticado en 1986


Fernando Castillo

Cuida a tus amantes
"Mi ex amante, que hoy es mi compañero de apartamento, sigue siendo negativo. Yo le dije: 'Tesoro, te devuelvo como te encontré, yo nunca te he puesto en riesgo'. Mi mensaje es que debe haber protección. Protección, amor y cuidado. Es necesario. La gente con VIH puede ser negativa y necesita que el amor la rodee".

-- Fernando Castillo, diagnosticado en 1993


Beatriz Díaz

Quiérete a ti mismo y te irá bien
"¿Te quieres a ti mismo lo suficiente para tomar un tratamiento todos los días? Si no te quieres a ti mismo, no lo harás".

-- Beatriz Díaz, diagnosticada en 1992


Rafael Abadia

HISTORIAS INSPIRADORAS PARA SENTIRSE MEJOR
"No podía decirles a mis padres por teléfono. Sabía que tendría que volar a Puerto Rico para hablar con ellos en persona. Estaba muy preocupado sobre cómo lo iban a tomar. Son cristianos fundamentalistas, así que ya sabía que tendrían un problema con el hecho de que fuera gay. No sabía qué esperar. Llegó el día, me senté en la sala de la casa mis padres, y les conté que tenía SIDA. Mi padre, que yo siempre digo que es el típico macho puertorriqueño, salió corriendo para su cuarto y se puso a llorar. Lloraba como un niño. Yo me acerqué a él y lo abracé. Me puso la cabeza en el hombro y los dos lloramos. Para sorpresa mía, mis padres me aceptaron inmediatamente. Pensaba que iban a esconder las cucharas y las tazas para que no las usara, pero no fue así. Desde el primer día, me aceptaron y me apoyaron. Así es que me siento muy afortunado, por tener una familia que me apoya tanto".

-- Rafael Abadía, diagnosticado en 1993




This article was provided by TheBody.com.
 
See Also
Recién Diagnosticado
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

Advertisement