Print this page    •   Back to Web version of article

VPH y el Enfermedad del VIH

octubre de 2008


Introducción

VPH y el Enfermedad del VIH

El virus del papiloma humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más común en los EE.UU. Cerca de 20 millones de personas están infectadas en cualquier momento dado. Aproximadamente la mitad de las personas sexualmente activas han tenido VPH en algún momento de su vida. Puesto que por lo general no provoca síntomas, muchos nunca se esteran de haberlo tenido.

Aunque la mayoría de los tipos del VPH no causan una enfermedad seria, algunos pueden llevar a trastornos cancerosos. Si se dejan sin tratar estos tipos de alto riesgo pueden causar cáncer anal y de cuello uterino, y otros cánceres mucho menos frecuentes en la vulva, el pene y el escroto. El VPH se ha convertido en una inquietud creciente para las personas que viven con el VIH puesto que están en mayor riesgo tanto para la infección como para la enfermedad del VIH.


¿Que Es el VPH?

El VPH es un virus que se aloja en las células planas y delgadas de la superficie de la piel, llamadas células epiteliales. Estas células también se encuentran en la superficie de la vagina, la vulva, el cuello uterino, el ano, la cabeza del pene, la boca y la garganta, por lo cual es tan fácil transmitir el virus durante el sexo. La mayoría de las personas que adquieren el VPH lo eliminan por sí solas, a menudo dentro de los siguientes 6 meses a un año.

Existen más de 200 tipos de VPH. Algunos no parecen provocar problemas de salud mientras que otros pueden causar las verrugas comunes. (La mayoría de estas son causadas por los tipos 1, 2 y 4). Cerca de 40 tipos son los causantes de las verrugas genitales, mientras que aproximadamente una docena de tipos de alto riesgo pueden provocar displasia, que consiste en células anormales que pueden convertirse en cáncer. Los tipos del VPH 6 y 11, pueden causar cerca del 90% de las verrugas genitales. Los tipos 16 y 18 provocan cerca del 70% de los cánceres anales y de cuello uterino. Otros tipos de alto riesgo incluyen a los tipos 31, 35, 39, 45, 51, 52 y 58.

Algunas personas temen que tener verrugas genitales pueda llevar a un cáncer. Los tipos del VPH que causan verrugas genitales no están relacionados con el cáncer. Sin embargo, si usted tiene un tipo de VPH, puede también tener otros, los cuales pueden ser los que produzcan el cáncer. Esto es particularmente cierto para las personas con VIH.


¿Cómo se Propaga?

El VPH se transmite por contacto de piel a piel. Se transmite muy fácilmente durante el sexo oral, vaginal o anal a través de las membranas mucosas, los fluidos corporales y las pequeñas rajaduras en la piel. Esto incluye las superficies de la piel que se pueden ver, como la superficie de la vulva, y las que no se pueden ver, como la superficie del cuello uterino o del ano.


¿Cuáles Son los Síntomas?

Por lo general no suelen presentarse síntomas cuando se tiene VPH, tanto de alto como de bajo riesgo. Esto hace más difícil saber si se tiene el VPH; pero también significa que contemplar la posibilidad de tener el VPH puede ser una parte esencial del cuidado rutinario de la salud. Algunos médicos pueden considerar que ésto no sea un asunto importante, lo que puede llevar a que sea usted quien plantee el tema durante las citas.

Para las verrugas genitales, los síntomas incluyen pequeños abultamientos o crecimientos en la piel. Pueden aparecer como uno solo o varios abultamientos, o aun, como grupos de abultamientos. Pueden ser redondeados o planos y variar en tamaño. Otras veces toman forma parecida a la superficie de una coliflor. Las verrugas genitales pueden aparecer en la vagina, la vulva, el cuello uterino, el pene, el escroto, el ano y las zonas que circundan a los órganos sexuales como la ingle o la parte interna de los muslos. Raramente, las verrugas genitales aparecen en la boca o la garganta. Cuando están presentes, las verrugas genitales suelen ser indoloras, aunque pueden producir algo de picazón o incomodidad.

Para la displasia, puesto que los síntomas por lo general no están presentes, es importante hacerse pruebas de Papanicolaou frecuentes para diagnosticar la displasia lo más tempranamente posible. Las pruebas de Papanicolaou pueden hacerse para revisar tanto el cuello uterino como el ano. Las pruebas de Papanicolaou rutinarias en las mujeres han disminuido notablemente los cánceres de cuello uterino en los Estados Unidos desde los años 1960 a más o menos unos 11,000 casos por año.


¿Quién Está en Riesgo Para el VPH?

Se está en un mayor riesgo de la infección y la enfermedad del VPH si se es sexualmente activo, especialmente a una edad temprana. Mientras más parejas sexuales se tengan, así como tener una pareja sexual que haya tenido muchas parejas anteriormente, mayor es el riesgo. El VPH ocurre con mayor frecuencia en las personas entre los 17 y los 33 años, aunque cualquiera puede contraer el VPH. Además, si usted fuma, tiene un mayor riesgo de adquirir el VPH.

Las personas que viven con el VIH tienen un mayor riesgo de contraer el VPH y de tener síntomas más tenaces. Esto incluye verrugas genitales que persisten o reaparecen después del tratamiento, y tasas más altas de displasia en el cuello uterino o el ano. Todas las personas que viven con el VIH también tienen un mayor riesgo de displasia en el ano, bien sea que tengan o no sexo anal.


¿Cómo se Previene el VPH?

VPH y el Enfermedad del VIHLa única manera de prevenir contraer el VPH es abstenerse de las relaciones sexuales. Puesto que esto no es una opción para muchas personas, hay otras maneras de reducir el riesgo. Limitar el número de parejas sexuales y elegir parejas que tengan pocas parejas sexuales puede reducir el riesgo.

Utilizar un condón puede ayudarle a prevenir adquirir el VPH, pero no lo protege completamente. Esto es debido a que el VPH puede alojarse en zonas de la piel que no están cubiertas por el condón. Sin embargo, los estudios muestran un notable descenso en los casos de VPH cuando se usan condones. También, dejar de fumar ayudará a reducir el riesgo de adquirir el VPH.

Por último, las mujeres, que se hacen vacunar contra el VPH pueden reducir grandemente el riesgo de adquirir ciertos tipos de VPH. Actualmente, la vacuna llamada Gardasil protege contra los tipos de VPH de bajo riesgo 6 y 11, y los de alto riesgo 16 y 18. Para quienes no tienen ya estos tipos de VPH, el Garadasil es casi 100% eficaz. Las pautas federales recomiendan el Gardasil para las jóvenes entre los 11 y los 12 años antes de que sean sexualmente activas, aunque también se recomienda para niñas a una edad tan temprana como los 9 años hasta las mujeres de 26 años.

Una segunda vacuna, Cervarix, se encuentra ahora en estudios a gran escala y debe estar disponible pronto. Ésta protege contra los tipos de VPH de alto riesgo 16, 18, 31 y 45. También es casi 100% eficaz para las mujeres que no hayan ya contraído esos 4 tipos. El Cervarix no previene las verrugas genitales.

Vacunarse no es un sustituto para las pruebas de Papanicolaou regulares. Las mujeres que han sido vacunadas todavía deben hacerse dichas pruebas regularmente. Puesto que las tasas más altas de displasia anal ocurren en las personas con VIH, es conveniente que estos individuos discutan con sus médicos la posibilidad de hacerse pruebas de Papanicolaou. La vacuna todavía no se utiliza en muchachos ni en hombres, aunque en este momento hay algunos estudios evaluando su seguridad y eficacia.


¿Cómo se Diagnostica el VPH?

VPH y el Enfermedad del VIHLas verrugas genitales se diagnostican mediante un examen visual realizado por un médico. Las partes examinadas pueden incluir la parte externa del cuerpo en y alrededor de la zona genital, y las partes internas tales como la vagina, el cuello uterino, el ano o el recto.

La displasia se diagnostica mediante una prueba de Papanicolaou en el cuello uterino o el ano realizada por un médico. Una prueba de ADN del VPH también puede hacerse. Si no se ha hecho antes y los resultados del Papanicolaou muestran displasia, el médico podría hacer la prueba del ADN para verificar cuáles tipos de VPH están presentes. Las pruebas de ADN actualmente solo se llevan a cabo en mujeres.

También pueden hacerse otros tipos de exámenes dependiendo de los resultados del Papanicolaou o adicionalmente a estos. Para revisar más a fondo el cuello uterino, el médico puede utilizar un colposcopio, el cual es un microscopio especial destinado a observar las células del cuello uterino, la vagina y la vulva.

Para examinar el ano, puede hacerse un examen rectal digital, el cual consiste en que el médico introduce un dedo enguantado en el ano para revisar si hay abultamientos u otros tejidos anormales. También puede hacerse una anoscopia de alta resolución, la cual consiste en que el médico inserta en el ano un microscopio especial para observar más de cerca los tejidos.

También puede hacerse una biopsia del tejido anal o del cuello uterino. Ésta se hace durante la prueba de Papanicolaou y consiste en extraer un poco de tejido para observar si hay células anormales. Este procedimiento puede ser doloroso.


VPH y Displasia en el Cuello Uterino

Desde los años 1960 existen normas de cuidado para llevar a cabo los exámenes de detección de la displasia. Todas las mujeres deben hacerse rutinariamente una prueba de Papanicolaou dentro de los tres primeros años de empezar a ser sexualmente activas y no más tarde de los 21 años. Rutinariamente suele considerarse cada 3 años, si los resultados de la prueba salen normales, y con mayor frecuencia si muestran que hay displasia.


VPH y Displasia Anal

La infección del VPH en el ano es más bien común. Por lo general suele ocurrir debido a sexo anal; sin embargo, también puede provenir de otras zonas que han sido infectadas. Solo una fracción de las personas con infección anal del VPH desarrollará un caso duradero de neoplasia intraepitelial anal. Aunque un número aún menor desarrollarán cáncer anal, la tasa de cánceres anales sigue en aumento, especialmente entre las personas VIH positivas.


¿Cómo se Trata el VPH?

El tratamiento del VPH se enfoca en el tratamiento de los síntomas, como las verrugas genitales y la displasia. Puesto que la mayoría de los sistemas inmunológicos de las personas son capaces de eliminar del organismo al VPH por sí solos dentro de los 6 a 12 meses siguientes, no se han desarrollado tratamientos para eliminar el virus.

Existen muchos tratamientos para la enfermedad del VPH, y estos dependerán del nivel de enfermedad que se tenga. Usted puede discutir sus opciones con su proveedor de atención médica y encontrar uno que sea adecuado para usted. Aún después del tratamiento, tanto las verrugas genitales como la displasia pueden reaparecer, de manera que el tratamiento podría tardar varios meses. Es prudente continuar revisando y reportando los síntomas a medida que vayan apareciendo.

El tratamiento de las verrugas genitales puede ser efectuado por su propio médico. El tratamiento de la displasia debe ser realizado por su médico. Algunos tratamientos causan más incomodidad que otros, y algunos requieren un tiempo de recuperación. Las personas que viven con el VIH suelen requerir tratamientos más agresivos para tratar la enfermedad del VPH.

Tratamientos Para las Verrugas Genitales y la Displasia

Espera vigilante
Usado paraVerrugas internas o externas, LSIL y HSIL.
Qué sucedeLas verrugas pueden tomar alrededor de 6 meses a aparecer en su totalidad.
Éxito 
Efectos secundariosNinguno.
NotasCerca de 2 en 5 eliminan las verrugas por sí solos. La mayoría de LSIL desaparecen por si solas.

Crema Aldara (imiquimod)
Usado paraVerrugas externas y LSIL.
Qué sucedeEl paciente se aplica la crema en las verrugas 3 veces a la semana durante 16 semanas.
Éxito30–50%.
Efectos secundariosPosible ardor e irritación.
NotasPuede tardar de 3 a 6 semanas para empezar a funcionar. Se desconoce su seguridad durante el embarazo.

Condylox o Podofilox (podofilolotoxin)
Usado paraVerrugas externas y LSIL.
Qué sucedeEl paciente se aplica la crema/gel en las verrugas 2x al día durante 3 días, y 4 días no, hasta por 16 semanas.
Éxito45–80%.
Efectos secundariosPosible ardor, irritación, sensibilidad.
NotasLas verrugas que no respondan podrían necesitar otro tipo de tratamiento. Se desconoce su seguridad durante el embarazo.

Crema Efudex (fluorouracil)
Usado paraVerrugas externas.
Qué sucedeEl paciente se aplica la crema en las verrugas 3x a la semana hasta por 16 semanas.
Éxito45–80%.
Efectos secundariosPosible ardor.

Ácido tricloroacético (TCA) o bicloroacético (BCA)
Usado paraVerrugas internas o externas, LSIL y HSIL.
Qué sucedeEl medico lo aplica directamente en las verrugas. El paciente se lava después.
Éxito50–80%.
Efectos secundariosArdor al aplicarse, aunque por lo general durante corto tiempo.
NotasPor lo general se usa varias veces.

Crioterapia
Usado paraVerrugas internas o externas.
Qué sucedeCongela y elimina las verrugas con nitrógeno líquido u otra sustancia.
Éxito60–90%.
Efectos secundariosPosible irritación, ardor e incomodidad.
NotasPara enfermedad limitada. Se suele usar varias veces. Segura durante el embarazo.

Electrocauterización
Usado paraVerrugas internas o externas, LSIL y HSIL.
Qué sucedeCorriente eléctrica para cauterizar las verrugas.
Éxito80–90%.
Efectos secundariosSon comunes la irritación, el ardor y la incomodidad.
NotasPor lo general se usa una sola vez. Segura durante el embarazo.

Coagulación infrarroja (IRC)
Usado paraVerrugas internas o externas, LSIL y HSIL.
Qué sucedeAplica un nivel más bajo de calor que el láser o la electrocauterización.
Éxito 
Efectos secundariosPosible incomodidad irritación y sangrado.
NotasRecuperación más corta. Usualmente un solo tratamiento. Segura durante el embarazo.

Láser
Usado paraVerrugas externas y posiblemente externas LSIL y HSIL.
Qué sucedeEl láser controla el nivel de tratamiento para eliminar la enfermedad.
Éxito20–50%.
Efectos secundariosEl dolor es común.
NotasSeguro durante el embarazo.

LEEP (conización por asa diatérmica)
Usado paraLSIL y HSIL en el cuello uterino.
Qué sucedeUn delgado cable de electrodo elimina las células anormales.
Éxito 
Efectos secundariosPosible dolor incomodidad y sangrado.
NotasProcedimiento ambulatorio.

Biopsia en cono
Usado paraLSIL y HSIL en el cuello uterino.
Qué sucedeElimina trozos de tejido en forma de cono del cuello uterino.
Éxito 
Efectos secundariosPosible dolor con recuperación.
NotasProcedimiento ambulatorio.

Solución de podofilin
Usado paraVerrugas externas.
Qué sucedeNormalmente el medico la aplica en la zona afectada.
Éxito30–80%.
Efectos secundariosPosible incomodidad.
NotasNo exceder a los 3–4 usos. No es segura en el embarazo. Puede ser cancerígeno.


Inquietudes Para las Personas que Viven Con el VIH

La infección y al enfermedad del VPH son más comunes y persistentes en la personas con VIH. Tanto las mujeres como los hombres VIH positivos tienen un mayor riesgo de displasia anal, sea que practiquen o no el sexo anal. Una tasa mucho más alta de displasia anal ocurre en los hombres gay o bisexuales que viven con el VIH. Casi todos los hombres VIH positivos que han tenido coito anal receptivo tienen la infección del VPH.

Tratar la enfermedad del VPH es un problema que ha surgido para las personas con VIH. No existen normas de cuidado específicas para diagnosticar y tratar la displasia anal. La mayor investigación durante los dos últimos años ha ayudado a tomar una mayor conciencia sobre esto, tanto para las personas VIH positivas como para sus médicos. Sin embargo, esto puede llevar a brechas en la atención médica, especialmente para las personas que viven con el VIH. Quienes tienen recuentos de células CD4 por debajo de 100 tienen una mayor probabilidad de enfermedad del VPH persistente y podrían no responder al tratamiento tan bien como otros.

Por consiguiente, es importante pedir al proveedor de atención médica una mayor frecuencia en las pruebas de detección rutinarias para la displasia de cuello uterino y en especial para la displasia anal. Aunque una prueba de Papanicolaou en el cuello uterino es similar a una en el ano, algunos médicos podrían no saber como hacerla o no se sentirían cómodos haciéndola.


Inquietudes Para las Mujeres, los Niños y las Personas Mayores de 50 Años

El riesgo de transmitir el VPH a un bebé durante el embarazo y el nacimiento es muy bajo. Sin embargo, el tratamiento del VPH puede afectar al embarazo. Asegúrese de avisarle a su médico si usted está o piensa quedar embarazada al discutir las opciones de tratamiento. Algunos tratamientos como el Condilox, no deben usarse debido a posibles defectos de nacimiento.

Puesto que el VPH que puede causar verrugas genitales y displasia es transmitido sexualmente, existen pocas inquietudes respecto a los niños. La vacuna contra el VPH Gardasil se recomienda para niñas empezando a la edad de 9 años, antes de que empiece la actividad sexual. Actualmente, no existe una vacuna para proteger del VPH a los muchachos.

Puesto que los casos de VPH suelen ocurrir con mayor frecuencia en las personas entre los 17 y los 33 años, las mayores de 50 años por lo general tienen un menor riesgo de contraer la infección. Sin embargo, todavía es posible que un adulto contraiga el VPH a cualquier edad. Si su sistema inmunológico está debilitado o si usted fuma, entonces tiene un mayor riesgo de la enfermedad del VPH. La infección y la enfermedad del VPH no están bien estudiadas en las personas mayores de 50 años.


¿Qué Sería Conveniente Preguntar su Próxima Cita Médica?


Los Términos del VPH

* Estas son siglas en inglés.




This article was provided by Proyecto Inform. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art49863.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.