Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
Microbicidas: Una Mirada Retrospectiva Mientras Avanzamos

verano de 2008

Hace diecisiete años atrás, una mujer de Uganda durante una conferencia se levantó y preguntó: "Si se pudo poner al hombre a caminar sobre la luna, por que no se puede hacer algo que nos proteja del VIH?" Desde entonces, investigadores y activistas han tratado de responder aquella pregunta. En un mundo donde una joven africana tiene más posibilidades de infectarse con VIH que un joven africano, encontrar una respuesta nunca ha sido de tanta urgencia como ahora.

Una de las respuestas podrían ser los microbicidas. Los microbicidas son productos que pueden prevenir la infección con el VIH, y posiblemente otras enfermedades de transmisión sexual. Algunos son diseñados para el uso vaginal y otros para el uso rectal. Podrían venir en gel, cremas, supositorios, lubricantes, o incluso en esponja o anillo vaginal.

Mas de 1,200 personas se congregaron en Nueva Delhi, India, el pasado mes de Febrero en la Conferencia de Microbicidas 2008 (M2008) para discutir nuevos desarrollos y los pasos siguientes. Investigadores compartieron los resultados del primer estudio clínico de microbicida y presentaron actualizaciones en microbicidas basados en antiretrovirales. Los activistas hablaron acerca de los asuntos éticos y sobre la necesidad de incluir más voces, especialmente las de las mujeres con VIH.


Los Desafíos de los Estudios Clínicos

Carraguard

Aunque dos estudios clínicos fueron cerrados prematuramente durante el 2007, un estudio más grande de un microbicida llamado Carraguard terminó recientemente en el tiempo programado. Este fue un avance increíble, ya que los estudios clínicos en microbicidas son muy difíciles de conducir. Las personas en los estudios podrían no usarlos apropiadamente, así es que se necesitan grupos más grandes. En el estudio Carraguard, participaron 6,200 mujeres a quienes se les hizo seguimiento hasta por dos años. El estudio encontró que Carraguard era seguro y aceptable, pero que no prevenía el VIH. Esto por supuesto decepcionó a todos los que habían estado siguiendo los pasos de este microbicida por más de diez anos.

Estos estudios también dieron información acerca de como adaptar las investigaciones para poder responder mejor a los desafíos que se plantean. Por ejemplo, las personas en el estudio Carraguard tuvieron dificultades en compartir la información acerca de sus vidas sexuales y de como utilizaban el microbicida durante el acto sexual. Pero sin esta información, los estudios no pueden decir si un microbicida falla debido a un problema con el producto o porque no fue usado apropiadamente o consistentemente.

Como todo médico sabe, la mayoría de las personas no dicen la verdad acerca del tema sexual. Además cada persona tiene una idea diferente acerca de lo que es el sexo. Y la mayoría les dice a los investigadores lo que ellos piensan que quieren escuchar. Hay varias maneras de lidiar con estos problemas. Algunos estudios utilizan computadoras para las entrevistas, ya que las personas podrían ser mas honestas usando una máquina que tener que hablar sobre el sexo con una persona. Además, aparte de preguntarles a las personas si utilizaron los microbicidas, un estudio examinó los aplicadores de microbicida para verificar si habían sido usados. Otro estudio dejó responder las preguntas en un aparato portátil con teclado.

Microbicidas: Una Mirada Retrospectiva Mientras AvanzamosLos miembros de la comunidad y los grupos de mujeres pueden proveer un entendimiento valioso sobre como varios factores y decisiones en investigaciones pueden afectar la adherencia (uso consistente del producto) y las tasas de retención (habilidad de retención de los participantes registrados en los estudios). Al involucrar a la comunidad, los investigadores pueden asegurar que sus deseos de obtener resultados precisos de los estudios no agobian o estigmatiza innecesariamente a las mujeres que participan voluntariamente en los estudios.

Microbicidas Basados en ARV

Se vienen estudiando también, microbicidas que prevendrían la infección con el VIH que usan las mismas medicinas antiretrovirales (ARVs) que usan las personas que viven con VIH. El primer estudio de microbicidas basados en ARV, comenzó en 2007 hecho por el Centro para el Programa de Investigación del SIDA en Sudafrica (CAPRISA, por sus siglas en inglés). Casi 1,000 mujeres están probando un gel que se aplica en la vagina antes y después de tener sexo. Otros microbicidas basados en ARVs también están siendo estudiados.

Mientras que la posibilidad de estos nuevos microbicidas es excitante, algunas preocupaciones acerca de la posibilidad de resistencia a la medicina se han formulado. ¿Qué pasa si una mujer se infecta mientras esté usando un microbicida basado en ARVs, debido ya sea a que este no funcionó o porque no se usó todas las veces que ella tuvo sexo? ¿Qué hay si ella sabe que es VIH-positiva pero usa el microbicida para intentar proteger a su pareja? El VIH en su cuerpo podría hacer resistencia al ARV en el microbicida, limitando las opciones futuras de tratamiento. La posibilidad de que esto ocurra depende de la cantidad de microbicida que se absorbe dentro del torrente sanguíneo. Los investigadores están ahora estudiando todo esto.

Otra pregunta importante acerca de probar los microbicidas es si las mujeres en el estudio tendrían acceso a tratamiento si durante el estudio se llegan a infectar. Se necesita mucha mas discusión acerca de este tema. Las mujeres con VIH manifestaron sus preocupaciones acerca de la resistencia a los microbicidas basados en ARVs durante la conferencia M2008. La investigadora Jeanne Marrazzo notó que la resistencia está en la mente de todos y los investigadores harán todo lo posible por prevenirla. Se les proveerá a las participantes pruebas de VIH mensualmente y se les dará unicamente una provisión de microbicidas por un mes, para reducir la posibilidad de que se use por un periodo muy largo si se llega a infectar con VIH. Las mujeres VIH positivas también expresaron sus preocupaciones acerca de que los microbicidas han sido desarrollados solo para mujeres VIH negativas. Louise Binder, una reconocida activista canadiense, advierte a los científicos "no cometer los mismos errores que se hicieron con los tratamientos hace quince años atrás -- fallando en tomar el ofrecimiento de participar en la formación de los estudios." Ella urge a los investigadores a involucrar a las mujeres con VIH en las fases de planeamiento e implementación de los estudios.


La Ética en los Estudios Clínicos

Microbicidas: Una Mirada Retrospectiva Mientras AvanzamosOtro tema que ha recibido una atención considerable en la conferencia M2008 fue sobre los cuidados médicos ofrecidos a las mujeres que resulten VIH positivas durante el estudio y las obligaciones éticas de los investigadores de proveerles estos cuidados.

Las mujeres que resultaron VIH positivas durante el estudio Carraguard y las que salieron positivas al comienzo, fueron referidas a servicios médicos, psicológicos y de apoyo en sus comunidades. Algunos de los sitios de estudio ofrecieron además servicios adicionales como conteos de CD4, consejería nutricional, chequeos médicos y grupos de apoyo. Ellas también fueron invitadas a volver al estudio clínico después de terminado, para hacerles un seguimiento. En esas visitas se les ofrecieron conteos de CD4, pruebas de papanicolaou, pruebas y tratamientos de enfermedades de transmisión sexual, consejería, y referidos a programas gubernamentales de medicamentos contra el VIH.

Pero ¿Cómo es que los estudios satisfacen las necesidades de quienes permanecen siendo VIH negativas y a sus parejas? En la M2008, La Campaña Global por Microbicidas presentaron resultados de un estudio del 2006 al 2007, sobre servicios de cuidados médicos y prevención dados en los estudios.

Esta encuesta observó como las decisiones sobre cuidados médicos son hechas en los sitios de estudio. También consideró cuanto progreso se ha tenido en cuanto a alcanzar las metas éticas presentadas en documentos guías. Se ofrecieron recomendaciones para fortalecer la habilidad de responder a los desafíos de los cuidados de salud en los estudios clínicos futuros.


El Rol de la Sociedad Civil

La sociedad civil incluye personas que están involucradas, en muchos casos, a través de organizaciones no gubernamentales, tratando de infl uenciar las prácticas y políticas gubernamentales. En la M2008, una cosa quedó clara: el rol de la sociedad civil en las investigaciones de los microbicidas se está expandiendo y es igualmente importante para los auspiciadores, científicos e instituciones de investigación. El impacto de la sociedad civil fue el tema de un día entero en la conferencia concurrida por casi 200 activistas. Por primera vez,, "El Rincón del Activista", una colaboración de siete grupos sociales, ofreció a los activistas una forma de compartir sus trabajos y materiales, desarrollar redes de trabajo entre ellos, y participar en talleres de capacitación, incluyendo sesiones de preguntas y respuestas con los investigadores.

Grupos específicos tales como los activistas por microbicidas rectales, el de las trabajadores sexuales y el de las mujeres con VIH fueron más visibles y se escuchó sus voces más fuerte que nunca. Pero se necesita aún más colaboración entre la sociedad civil y los investigadores. Debemos asegurar que esas voces no solo sean escuchadas, si no además sean participantes por igual en la búsqueda de un microbicida efectivo.

Para más información acerca de la Campaña Global por Microbicidas y como involucrarse en el activismo por microbicidas, visite www.global-campaign.org.

Katie West es una Asociada de Programa en la Campaña Global por Microbicidas.


  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por ACRIA y GMHC. Es parte de la publicación Thrive en Español.
 

 

Advertisement