Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
La Batalla Para Lograr el Acceso Global a los Tratamientos

verano de 2008

La Batalla Para Lograr el Acceso Global a los TratamientosA principios de los años 90's, era difícil sorprender a los activistas de organizaciones como ACT UP. Nada parecía tan extraño como para no poder creer. El SIDA podría significar el fin de la civilización tal y como la conocemos, o podría eliminar una generación entera de homosexuales, consumidores de drogas intravenosas, y Estadounidenses pobres (predominantemente Afro-Americanos). Algunos incluso sentían que el gobierno intencionalmente desencadenó a este asesino para lidiar con una variedad de "problemas" sociales, como los homosexuales, los pobres, y los Afro-Americanos.

Pero muchos de estos mismos activistas se sorprendieron verdaderamente de lo amplio de la pandemia global del SIDA. Los números por si mismo son tan grandes que pueden ser difíciles de comprender. Hay 33 millones de personas que viven con el VIH a nivel mundial, pero en el 2008 sólo 3 millones de los 12 millones de personas que necesitan tratamiento, tienen acceso a él. La severidad del problema se pierde en la matemática, y como en todas las luchas por justicia social, en la distancia entre "nosotros" y "ellos."

Pero no deberíamos sorprendernos, porque la historia de la pandemia es la misma historia que hemos escuchado antes: las personas más vulnerables en el mundo son las más afectadas. En 1999, muchas personas que estaban combatiendo el SIDA tenían poca idea sobre su extensión y de los factores que lo impulsaban. Fue encomendado a unos cuantos expertos de comercios y patentes, como Rob Weisman de Acción Esencial; y Jamie Love del Proyecto del Consumidor en Tecnología de Ralph Nader, compartir la noción de que millones de personas alrededor del mundo no podían tener acceso a medicamentos simplemente porque la industría farmacéutica insistía en que los EE.UU. establecieran la prioridad de los derechos de las patentes por sobre el acceso a los medicamentos.


Sud Africa Toma el Primer Paso

Porque el SIDA fue una crisis nacional de la salud en Sud Africa, su gobierno pasó la Ley del Control de Medicamentos y Sustancias Relacionadas, que permitía importar versiones genéricas más baratas de otros países. Esto era legal bajo los acuerdos de la Organización de Comercio Mundial, pero los EE.UU retaron el Acuerdo y 39 compañías de medicamentos enjuiciaron a Sud Africa para prevenir que los medicamentos fueran importados.

Rob y Jamie le dijeron a los activistas de SIDA que el Vice presidente Al Gore, quien fue parte de la Comisión Binacional de EE.UU-Sud Africa, tenía relaciones cercanas (como muchos políticos) con la industria farmacéutica. Eso es todo lo que necesitaban saber un grupo de activistas de ACT UP Filadelfia, ACT UP Nueva York y Fed Up Queers. Al Gore no era simplemente el vicepresidente -estaba a unas semanas de anunciar su candidatura a la Presidencia de los EE.UU. Así que los activistas planearon una serie de acciones directas cuidadosamente planeadas, irrumpiendo los primeros tres anuncios de candidatura para la Presidencia: en Carthage, Tennessee; Manchester, Nueva Hampshire y la Ciudad de Nueva York. Con unas pocas pancartas que decían: "Medicamentos para el SIDA en Africa," un movimiento había nacido.

Las demandas de los activistas pronto se convirtieron en una noticia internacional en los siguientes tres meses, EE.UU. cambió su posición y anunció que "...los dos gobiernos habían identificado elementos comunes con la implementación del Acuerdo de Medicamentos de Sud Africa". Esto luego se expandió incluyendo a toda la región del Sub Sahara en Africa cuando el Presidente Clinton dio una Orden Ejecutiva estableciendo que "…los EE.UU. de aquí en adelante implementará su política de cuidados de salud y comercio, de una manera en que asegure que las personas en los países más pobres puedan tener acceso a los medicamentos que con tanta desesperación necesitan."


Durban: A Watershed

La Batalla Para Lograr el Acceso Global a los TratamientosAl siguiente año, la Conferencia Internacional del SIDA se llevó a cabo en Durban, Sud Africa. De acuerdo a Amanda Lugg del Cómite de Servicios Africanos, "Durban reveló la realidad de la crisis internacional del SIDA." En ese momento, los reporteros, políticos, y sobretodo los activistas, entendieron la complejidad de la política de comercio global y la forma en la cual la complacencia del gobierno de los EE.UU.alimentaba esta injusticia.

Poco tiempo después de la conferencia de Durban, las Naciones Unidas había establecido la 'Iniciativa de Acceso Acelerado" que era una colaboración entre varias agencias de las Naciones Unidas y varias corporaciones de las grandes farmacéuticas. Los países acordaron no importar medicamentos genéricos más baratos y serían premiados con una rebaja de precios de los manufacturadores. Mientras que esto lograría hacer accesibles algunos medicamentos, también logró mantener el control de la industría farmacéutica para inponer su precio y continuar limitando el acceso a medicamentos que salvan vidas.

En respuesta, en gran parte, a la presión de los activistas, el SIDA fue discutido por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en enero del año 2000. Esta fue la primera vez que una enfermedad fue presentada como una amenaza a la seguridad del mundo. En el 2001, las Naciones Unidas llevó a cabo la Sesión Especial de la Asamblea General sobre el VIH/SIDA. En el foro, se finalizó la "Declaración de Compromiso al VIH/SIDA." Este documento estableció los objetivos y compromisos para proveer de tratamiento a las personas viviendo con VIH en cada país miembro de las naciones Unidas. Los países tenían objetivos que cumplir, incluyendo el terminar con la discriminación en contra de las personas que viven con VIH y aumentar dramáticamente el acceso al tratamiento. El objetivo final era proveer tratamientos al 85% de personas que la necesitaban.


El Fondo Global

Uno de los más grandes pasos en aumentar el acceso a tratamientos fue el crear el Fondo Global para Combatir el SIDA, Tuberculosis y Malaria -- un "fondo específico" para el tratamiento. Los activistas de alrededor del mundo lograron que los invitaran (o irrumpieron) a la primera reunión del Fondo y presionaron para que se forme un Fondo justo y responsable. Con grupos como Health GAP (Global Access Project o Proyecto de Acceso Global) presionando por fuera y el Consejo Internacional de Organizaciones de Servicios para el SIDA, los activistas pudieron empapar a los participantes con ideas para provisión de fondos, llamados para que los sistemas de distribución sean liderados por las mismas comunidades y la necesidad de que personas que viven con VIH, se sentaran en la Junta de Directores del Fondo Global. Pero EE.UU., quien hizo la primera contribución al Fondo, desafortunadamente se comprometió a un nivel bajo, con sólo $200 millones. Como se esperaba, las otras naciones siguieron el liderazgo de los EE.UU. y contribuyeron con cantidades menores.


PEPFAR

Hacia el 2003, con un Republicano en la Casa Blanca, muchos tenían pocas esperanzas que existiera un compromiso real para combatir el VIH, aún así el Presidente Bush usó el discurso del Estado de la Unión para anunciar "la oportunidad para salvar millones de vida de una terrible enfermedad". El creó el Plan de Ayuda de Emergencia del Presidente (PEPFAR, por sus siglas en Inglés). Este compromiso histórico proveyó de $15 billones durante más de cinco años para combatir el VIH en los países más pobres -- el compromiso más grande de cualquier nación. El Congreso autorizó el apoyo para proveer tratamientos para dos millones de personas con VIH en 15 "países de enfoque" para lograrse en el 2008 y para prevenir siete millones de nuevas infecciones. De hecho, este año el Congreso aprobó usar cerca de $6 billones en programas globales de SIDA, $600 millones más de lo que el Presidente había pedido inicialmente.


Batallas Actuales

Estamos en el 2008. El Fondo Global está decidiendo como distribuir su octava rueda de distribución de fondos y PEPFAR está a la espera de renovarse. El día 30 de Mayo, 2007, en una pronunciación en el Rose Garden, el Presidente Bush recortó dramáticamente su propio programa al proponer "duplicar los fondos" de PEPFAR a $30 billones por un periodo de 5 años -- $6 billones por año. Pero los EE.UU. ya habían planeado usar cerca de $6 billones en el 2008, así que lo que el presidente anunció no era duplicar los fondos, sino una provisón de fondos fijos de un programa que debería estar encaminado a acelerar el acceso universal.

Este retroceso de PEPFAR II se hizo más aparente en la cantidad de personas a las que se iba a dirigir. En los primeros cinco años de PEPFAR, EE.UU. intentó alcanzar a 2 millones de personas. Pero al final del segundo periodo de cinco años (2013), el Presidente Bush propuso tratar a 2.5 millones de personas, o ½ millón adicional durante los siguientes cinco años. Debido a que los EE.UU. controlan una tercera parte de la economía mundial, los activistas sienten que también deberían financiar un tercio de la respuesta a la crisis global del SIDA, o $59 billones en los siguientes cinco años..

Si nos comprometemos al objetivo de las Naciones Unidas de proveer de tratamiento al 85% de quienes lo necesitan, 19.2 millones de personas estarían recibiendo tratamiento al final del 2013. Pero de acuerdo a Bush, habrían 7.5 millones de personas recibiendo tratamiento para esa fecha. Cuando se restan 7.5 millones de 19.2 millones, quedan 11.7 millones de personas adicionales que morirían por la falta de tratamientos. .

De acuerdo a Brook Baker de Health GAP, "La pandemia del SIDA continuará hasta matar a un nivel alarmante-3 millones de personas necesitan tratamientos nuevos cada año. Aunque nuevas infecciones están disminuyendo, los huerfanos y los niños vulnerables continúan abrumando los sistemas de apoyo social. Los sistemas de salud débiles son empujados hasta el punto de quebrarse. En este ambiente, los objetivos de tratamiento, prevención y cuidados de PEPFAR II del Presidente Bush disminuyen dramaticamente- lo único que se duplican son las muertes."


'08 Stop AIDS (Detener el SIDA '08)

La Batalla Para Lograr el Acceso Global a los TratamientosDada esta información, Health GAP se unió a otros grupos politicos de SIDA tales como Housing Works, Alianza Global del SIDA, Results y la Campaña Global Estudiantil del SIDA para crear la Campaña Detener el SIDA '08. Los activistas utilizaron la táctica de confrontamiento (birddogging) en cada parada de la campaña Presidencial para obtener compromisos reales de los candidatos y darle dirección al debate público. Birddogging es una táctica que permite a los activistas confrontar directamente a los elementos claves que toman las decisiones, como los candidatos presidenciales. Más de 400 estudiantes, líderes religiosos, y personas viviendo con VIH fueron adiestrados para presentarse y hacer preguntas detalladas sobre el compromiso de los EE.UU para combatir el SIDA a nivel mundial.

En los meses previos al primer debate Presidencial Democrático, los activistas de SIDA urgieron a cada candidato a comprometerse a proveer de fondos a PEPFAR II en la cantidad que verdaderamente se necesita para revertir la pandemia del SIDA: $50 billones. Adicionalmente, ACT UP Filadelfia organizó una de las demostraciones más fotogénicas que se haya visto en los últimos años, usando antorchas llamativas y luces de emergencia rojas para exponer su punto. Para cuando llegó el debate, cada candidato Democrático había sucumbido ante la presión de la amenaza de demostraciones, y se comprometieron a los $50 billones. El debate público se había cambiado y el compromiso del presidente de $30 billones se hizo obsoleto y ampliamente aceptado de ser demasiado bajo.

Sin embargo, la batalla para asegurar que PEPFAR II sea efectiva aún se sigue librando. Los Cómites de Asuntos Extranjeros de la Casa de Representantes y del Senado, autorizaron $50 billones para PEPFAR II. Pero añadiendo la tuberculosis y la malaria, y una lista detallada de activades salvavidas, la propuesta ahora tiene que ser financiada por una cantidad de $59 billones.


La Regla de Silenciamiento Global

La Batalla Para Lograr el Acceso Global a los TratamientosJusto antes de que el Cómite de Asuntos Extranjeros de la Casa de Representantes marcara la propuesta de PEPFAR II, el miembro del Congreso Tom Lantos, un héroe para la comunidad global del SIDA, falleció. Inmediatamente después de su muerte, el nuevo director del Comité, el miembro del Congreso Berman, se reunió con las personas comprometidas con el Presidente y crearon una propuesta de compromiso. Meses de trabajo en la propuesta, que hubiera creado un proyecto de ley comprehensivo y efectivo para combatir el SIDA, la tuberculosis y la malaria, se fue como arena entre los dedos por compromisos que se hicieron detrás de puertas cerradas.

Una de las últimas adiciones era confusa e incluía un lenguaje peligroso sobre programas de planificación familiar. La nueva propuesta sugería que sólo los programas de planificación familiar que están de acuerdo con la "Regla de Silenciamiento Global" serán elegibles para recibir fondos para proveer educación de VIH, consejería y pruebas de VIH. (La regla de Silenciamiento evita que las organizaciones que reciben fondos de los EE.UU. puedan recibir fondos para ofrecer abortos o de hacer referidos para abortos.) Los activistas sobre el SIDA les han dicho en repetidas veces a los legisladores que la Regla de Silenciamiento debe ser anulada. Los servicios de planificación familiar necesitan ser parte de un plan comprensivo para acabar con la pandemia del SIDA. Al aumentar el acceso a los contraceptivos y reducir los embarazos no deseados, no solamente se avanza en la salud de la mujer, sino también se reduce el número de niños que nacen con el VIH.


Trabajadores de Cuidados de Salud

Los activistas también están luchando para fortalecer los sistemas de salud en los países en vías de desarrollo. Durante el principio del activismo global del SIDA, la industria farmacéutica y los políticos obstructores les gustaba señalar que los cuidados de salud no existían en muchos países alrededor del mundo. Mientras que ellos indicaban que sería imposible proveer de medicamentos de salvamento en esos países, los activistas respondieron diciendo que debemos arreglar este problema. De esa manera se formó la campaña para los trabajadores de la salud.

El SIDA está teniendo mayores estragos sobre la fuerza de trabajo de los trabajadores de salud, por enfermedad y muerte de los mismos trabajadores de salud y el enorme estrés que el SIDA está causando sobre los sistemas de salud. Sumado a esto, los EE.UU. y otros países occidentales han hecho costumbre llevarse a las mejores y más brillantes profesionales de otros países y traerlos para que traten a nuestros enfermos. ¿Qué tan rápido se están yendo los trabajadores de salud? En el 2001, sólo 360 de los 1200 médicos preparados en Zimbabwe durante los 90s permanecieron en el país. En el 2002, más de 300 enfermeras preparadas en Africa se mudaron al Reino Unido. Etiopía esta perdiendo el 9.6% de sus médicos públicos cada año, principalmente los que emigran a otros países y aquellos que cambian al sector privado.

Sabemos que se requieren fondos para apoyar a 140,000 nuevos médicos y enfermeras. Los EE.UU. necesitan contribuír con una parte justa del financiamiento para estos trabajadores, y también asegurar que no trate de atraer trabajdores de salud de países en vías de desarrollo. Debe apoyar la preparación y retención de trabajadores de salud para que permanezcan en sus países. Y la campaña para obtener más financiamiento para los trabajadores de salud va más allá del asunto del SIDA. El financiamiento fortalecerá los sistemas de salud a través de todo el mundo y proveerá de profesionales médicos para tratar la malaria y la tuberculosis y avanzar la salud materno-infantil.

La versión del senado de PEPFAR II sólo menciona 140,000 nuevos "profesionales y semi-profesionales de cuidados de la salud." El uso de un lenguaje poco claro en la versión del senado no fue hecho por equivocación. Daría cabida para que los EE.UU. se enfocaran en preparar trabajadores comunitarios de salud que son pobremente asalariados y no los trabajadores con mayor preparación como los médicos, enfermeras y farmacéuticos necesarios para que los EE.UU provean su justa tercera parte. Por su puesto que los trabajadores comunitarios son necesarios para llevar tratamientos y cuidados a las zonas rurales, pero esos esfuerzos locales sólo pueden tener éxito en conjunto con una fuerte preparación, supervisión y sistemas de referidos . Si no tenemos seriedad sobre la manera de fortalecer las infraestructuras de salud a través del mundo ahora, la crisis únicamente emperorará.

Tan sólo diez años atrás, pensábamos que el acceso universal al tratamiento del VIH era una utopia, pero ahora es una posibilidad real. La única verdadera barrera para mantener los regímenes de medicamentos de VIH, es el número de médicos, enfermeras, y otros trabajadores de salud necesarios en los países en desarrollo para que los distribuyan.


Conclusión

No debemos sorprendernos por estas nuevas batallas a muerte en la lucha por la reautorización de PEPFAR. Es la misma historia: los planificadores de familia son relegados por la noción de que todos los que participan de este trabajo que salva vidas se les catalogue como proveedores de abortos. El financiamiento es dado sólo a una fracción de aquellos que lo necesitan. Las mujeres, niñas, y las trabajadoras sexuales son eliminadas porque "ellos" piensan que lo pueden hacer. Consideremos el siguiente par de meses y mostrarles que no pueden.

Jennifer Flynn es Directora de Health GAP (Proyecto de Acceso Global).


  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por ACRIA y GMHC. Es parte de la publicación Thrive en Español.
 

 

Advertisement