Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF
Project Inform Considera Cuál Será su Rol en un Esfuerzo Nacional Para Hacer Que los EEUU Pasen de Manejar la Epidemia del VIH a Eliminarla

abril de 2008

En febrero de 2008, Pfizer invitó a un grupo sustancial de Directores Ejecutivos de las agencias de VIH/SIDA de la nación a reunirse en su sede de Research & Development en Groton, Connecticut. La reunión tenía dos objetivos principales: que escucháramos de Pfizer acerca de las esperanzas y retos que caracterizan la búsqueda de tratamientos cada vez más eficaces para la infección del VIH; y que consideráramos cómo los EEUU habrían de continuar financiando los costos de la atención y el tratamiento del VIH.

Se me dio la gran oportunidad de dirigir un panel de expertos en la financiación de la atención médica para el VIH en el que dimos un vistazo a los problemas de financiación presentes y futuros que afrontan los programas Ryan White, Medicaid y Medicare. El panel también me brindó la oportunidad de compartir la conversación que se está llevando a cabo en Project Inform acerca de cómo, en los años venideros, la nación deberá pasar de manejar la epidemia en curso, a verdaderamente llegar a controlarla y finalizarla.

Hoy en día, hay aproximadamente 1.2 millones de estadounidenses VIH positivos. En los próximos meses, se espera que el CDC revele un nuevo cálculo del número de personas recientemente infectadas cada año, pasando de su tasa anual de 40,000 a quizás unos 60,000 o más. Al hacerlo, los cálculos del total de estadounidenses VIH positivos también aumentarán significativamente.

Unos 17,000 estadounidenses mueren anualmente como resultado del VIH. De manera que si mantenemos nuestra respuesta actual a la epidemia, habrá por lo menos 1.63 millones de personas VIH positivas en la nación para el año 2018.

Cerca de dos tercios de las personas VIH positivas necesitarán recurrir a los programas financiados por el gobierno para poder pagar por su atención médica, tratamiento y servicios sociales. Hoy por hoy, los costos para el gobierno federal -- solamente de atención médica y apoyo social para la personas con VIH -- es de $13 billones. El Departamento de Políticas Públicas de Project Inform trabaja incansable y eficazmente por abogar por la protección y la expansión de todos los programas gubernamentales que ofrecen atención médica y tratamiento para las personas con VIH más vulnerables. Sin embargo, todos sabemos demasiado bien que los fondos actuales son inadecuados para asegurar una atención integral y de calidad aun para el número existente de pacientes. Entre los que reciben atención y tratamiento para el VIH, muchos tienen servicios inadecuados en función de quiénes son y dónde viven.

El CDC estima que un hasta un 25 por ciento de los estadounidenses VIH positivos no conoce su estado de infección porque nunca se han hecho la prueba o no se la han hecho recientemente. Además, se estima que el 20 por ciento de las personas que no saben que son VIH positivas, no están recibiendo atención médica o tratamiento.

Si entonces tuviéramos una estrategia nacional que ayudara al 45 por ciento de las personas VIH positivas a obtener atención médica si aún no la reciben; si fuéramos a ofrecerles a todas las personas VIH positivas atención médica de calidad y servicios de apoyo; y si añadiéramos 430,000 personas a las listas de los que necesitarán tratamiento relacionado con el VIH y servicios sociales, ¿cuál sería el verdadero costo público de la atención y el tratamiento del VIH en los Estados Unidos para el año 2018? La lógica sugiere que la respuesta es al menos unos exorbitantes $19.5 a $25 billones al año.

A estos costos, ¿existirá la voluntad política de tomar las medidas necesarias para verdaderamente controlar la epidemia del VIH? ¿Podemos animar a que haya un segundo movimiento en este país para crear una voluntad política? Si verdaderamente queremos liberar a esta nación de este azote, tendremos que hacerlo.

El tema de conversación clave en la reunión de Pfizer fue el plan actual de desarrollar una Estrategia Nacional contra el SIDA. Project Inform de todo corazón apoya esta Estrategia, y nos honra ser parte de la primera reunión organizativa de este esfuerzo, la cual se llevará a cabo en Nueva York el próximo mes de abril. Para nosotros, una Estrategia eficaz debe ir más allá de abordar las muchas necesidades y objetivos que habrán de surgir a raíz de los esfuerzos actuales por enfrentar al VIH/SIDA. La Estrategia deberá ser verdaderamente estratégica, abarcando un plan de salud focalizado y detallado que describa cómo vamos a controlar y luego erradicar domésticamente al VIH. La Estrategia deberá responder las siguientes preguntas:

¿Exactamente cómo vamos asegurarnos de que todos los estadounidenses VIH positivos que actualmente no son concientes de su estado, se hagan la prueba del VIH, y que en el futuro, todos los estadounidenses se hagan regularmente la prueba del VIH?

¿Cómo vamos a asegurarnos de que todos los estadounidenses VIH positivos que decidan recibir tratamiento, obtengan una atención médica asequible y de calidad, y cómo vamos a eliminar las desigualdades en la atención médica y en los resultados clínicos para las mujeres, las personas de color y las personas de bajos ingresos que tengan el VIH?

¿Cómo, por medio de la reforma nacional a la atención médica, se puede promulgar la recomendación del Institute of Medicine de que el programa Ryan White se vuelva un programa de ayuda social, o por otros medios, garanticemos el acceso a una atención médica integral y de calidad, así como a los tratamientos, a todos los estadounidenses VIH positivos?

¿Cómo vamos a eliminar las barreras para la investigación y el desarrollo de terapéuticas adicionales para la enfermedad del VIH, con énfasis en las que van más allá de controlar la replicación del virus a una real cura para la infección del VIH?

¿Cómo vamos a reducir por lo menos tres cuartos del número de estadounidenses que se infectan anualmente con el VIH por medio de programas de prevención mejorados y un gran esfuerzo por prevenir el VIH utilizando enfoques biomédicos? ¿Cuál será el costo de este esfuerzo, y cómo será financiado?

Una cosa es dolorosamente clara acerca del reto que afrontan los defensores del VIH/SIDA al tratar de asegurar los fondos futuros adecuados para la atención, el tratamiento y los servicios de apoyo necesarios para las personas VIH positivas. Si no reducimos dramáticamente la tasa a la que otras personas se están infectando con el VIH cada año, no hay posibilidades de esperar financiar el costo total de afrontar el VIH en los Estados Unidos.

Project Inform históricamente no se ha involucrado en las actividades relacionadas con la prevención del VIH, excepto que nuestro apoyo a las personas VIH positivas que entran a recibir atención médica y tratamiento claramente ayuda a reducir la carga viral comunitaria y con ella la posibilidad de transmisión del VIH. Pero hoy en día, estamos discutiendo maneras en las que podamos agregar a nuestro portafolio actual de actividades vitales de defensoría un apoyo significativo a los enfoques biomédicos de prevención del VIH, los cuales establezcan estrategias que traigan conjuntamente prevención y tratamiento para el VIH, y poder reducir así aún más la incidencia del VIH. Entre las posibilidades que está considerando Project Inform para la defensoría de la prevención biomédica está lo siguiente. Apoyar eficazmente los esfuerzos de:

  • aumentar las pruebas entre los individuos en riesgo de la infección del VIH y alentarlos a ingresar a tratamiento con el fin de preservar su salud y evitar transmitir el VIH a otros;
  • alentar a todas las personas VIH positivas a considerar el tratamiento temprano para el VIH con los mismos beneficios;
  • determinar la posible eficacia de la profilaxis anterior a la exposición (PrEP, por sus siglas en inglés) para prevenir la transmisión del VIH y una expansión de la profilaxis después de la exposición (PEP, por sus siglas en inglés) para prevenir la infección del VIH, así como abogar por la financiación pública de estas estrategias de prevención,
  • desarrollar y administrar microbicidas eficaces y asequibles, tanto vaginales como rectales;
  • alentar la detección expandida y el tratamiento de las infecciones de transmisión sexual, incluyendo el herpes, en los individuos VIH positivos; y
  • aunque no sea exactamente una actividad de prevención biomédica, asegurar una amplia disponibilidad de los programas de intercambio de jeringas a través de los Estados Unidos.

Espero mantener a los lectores de PI Perspective bien informados, tanto a medida que Project Inform toma sus decisiones acerca de su liderazgo en la prevención biomédica del VIH, así como en cuanto procedan los esfuerzos para desarrollar una Estrategia Nacional contra el SIDA. Me complacería recibir sus comentarios y sugerencias acerca de cómo esta agencia, y la nación como un todo, pueden crear un movimiento más musculoso para ayudar a que nuestra nación pase de manejar la epidemia del VIH a erradicarla. Por favor.


  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF

Este artículo era proporcionada por Proyecto Inform. Es parte de la publicación Project Inform Perspective.
 

 

Advertisement