Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF
El VIH y la Tercera Edad

Verano/Otoño de 2007

El VIH y la Tercera Edad
El envejecer tiene sus ventajes y sus consecuencias. Una de las ventajas es que entre más ha vivido una persona más sabia se vuelve. Por lo menos eso nos dice el viejo refrán: más sabe el diablo por viejo que por diablo. Y una de las consecuencias de envejecer es que a menudo la salud no es muy grata con nosotros y padecemos muchos achaques. En la actualiad, ni la vejez nos hace más sabios sobre, digamos, el VIH/SIDA, ni nos postra en una cama. Las personas mayores de 50 años viven vidas productivas y saludables como nunca antes. Sin embargo, esas vidas saludables y productivas también se pueden ver afectadas por el VIH/SIDA.

Parece que en el mundo del VIH, los adultos mayores no son tan sabios sobre el tema. En el estudio "Older Women and HIV: How Much Do They Know and Where Are They Getting Their Information?" de Susan J. Henderson, M.D. (Mujeres mayores y el VIH: ¿Cuánto saben y dónde consiguen la información?), se observó que el promedio de respuestas correctas de las mujeres entrevistadas fue 3.7 de 9 preguntas sobre VIH/SIDA. Es más, el 63% de las mujeres incorrectamente identificó el besar como una manera de transmisión del VIH. Este estudio muestra que el envejecer en los tiempos del VIH/SIDA, presenta un riesgo para los adultos mayores ya que no están completamente informados sobre cómo se transmite el VIH y las mejores maneras de prevenirlo.

Por lo general, en la actualiad los adultos mayores de 50 se pueden identificar en dos grupos que se están convirtiendo en protagonistas de la epidemia: los que están viviendo desde hace muchos años con VIH y pasan de los cincuenta años de edad y los que se están infectando después de haber cumplido los 50.

Durante más de 25 años, la población mayor de 50 años solamente ha sido parte de la periferia del trabajo y atención del VIH en todo el mundo. La historia de la epidemia del VIH predispuso una errónea percepción de quién puede estar a riesgo de infección por VIH. Hace más de 20 años, eran los hombres jóvenes homosexuales blancos los que eran el centro de la atención de la epidemia. Con los años sabemos cómo el VIH se ha diversificado en las poblaciones y grupos etarios. Por una parte, más personas viven vidas largas y productivas con VIH. Son los veteranos de la epidemia. Tienen complicaciones de salud como cualquier otra persona que sufre sus achaques por la edad. Y al mismo tiempo, hay más gente mayor de 50 años que está siendo diagnosticada con VIH y SIDA, y, a menudo, con diagnósticos tardíos.


Los Datos y las Historias Humanas

En el proceso de recolección de información y entrevistas para este artículo, conocí por teléfono a un hombre de 72 años de edad que había recibido un diagnóstico de VIH hace sólo seis meses. La conversación telefónica fue breve. Inicialmente había aceptado hablar con nosotros, pero a último momento cambió de parecer. No me sorprendió. Al contrario, comprendí muy bien que no quisiera hablar. Durante tres minutos al teléfono me dijo que no podía hablar del tema porque estaban familiares en su presencia. A su edad, informar a sus parientes que tiene VIH no es nada fácil, por el estigma y la discriminación, no sólo por el VIH, sino que también discriminación por su edad.

Este hombre de 72 años de edad es una de los miles de personas que se infectan con VIH anualmente. Los datos epidemiológicos en los Estados Unidos tienen alguna información estadística del número de casos de personas mayores de 50 años con VIH/SIDA en el país. Para finales del año 2005, el centro de prevención y control de enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) reportó en el HIV/AIDS Surveillance Report, Volume 17 (Reporte de vigilancia de VIH/SIDA, volumen 17) que 116.085 casos de VIH/SIDA se habían registrado desde 1984 hasta el 2005 entre las personas mayores de 50 años de edad. Dentro de este número, un total de 14.181 casos pertenecen a personas mayores de 65 años de edad. En total, las personas mayores de 50 años de edad representan aproximadamente entre el 11% y el 15% del total de todos los casos de VIH/SIDA registrados hasta el 2005.

La situación de las personas mayores con VIH no es una que haya aparecido de la noche a la mañana. Al contrario, ha estado presente desde el inicio de la epidemia, pero ha sido consistentemente relegada al olvido. La pregunta en este acertijo es: ¿qué está pasando con esta población que aún continúan infectándose?


El Mito

La respuesta al constante número de nuevas infecciones en personas mayores de 50 años es compleja. Está plagada de una serie de factores. Culturalmente pensamos que una persona de la tercera edad ya no tiene apetito sexual y no practica el sexo. Ignoramos la educación sexual para los adultos mayores. Por otra parte, se ha descuidado el trabajo de prevención e información con esta población. Además, existen más opciones para ensalzar el romance y el sexo de los adultos mayores. Esto incluye el incremento del uso de medicamentos para la disfunción eréctil en los hombres y el hecho de que los adultos mayores tienen romances y salen a citas para conocer gente. Entre más opciones existan para una vida sexual satisfactoria para los adultos mayores, más de ellos podrían estar expuestos al riesgo de infección del VIH sin saberlo.

Uno de los grandes mitos es que las personas jóvenes pensamos que nuestros adultos han cerrado el armario de la sexualidad y han tirado la llave al fondo del lago. Al contrario, la llave la tienen en sus llaveritos y la utilizan más de lo que podemos imaginarnos. Los adultos mayores de 50 años de edad tienen vidas sexuales plenas y placenteras. En el estudio "Sexuality at Midlife and Beyond: 2004 Update of Attitudes and Behaviors" (La sexualidad a la mitad de la vida y más allá: Actualización de actitudes y comportamientos 2004), realizado por American Association of Ritered Persons (AARP, por sus siglas en inglés) en el 2004, el 71% de los participantes dijeron que disfrutan del sexo. La edad promedio de los participantes era de 61 años de edad. Además, el 84% dijo estar en desacuerdo que el sexo es solamente para las personas jóvenes. En otras palabras, nuestros adultos mayores dicen que el sexo también es para ellos.


Nuevas Herramientas para el Amor

El VIH y la Tercera Edad
El uso de medicamentos para la disfunción eréctil (DE) se ha incrementado durante los últimos años. La disfunción eréctil es una cuestión importante dentro del contexto del VIH. Uno de cada 10 hombres en el mundo sufre DE, de acuerdo a datos reportados por el Minnesota Men's Health Center, Inc. Además, de acuerdo a este Centro, 30 millones de hombres estadounidenses tienen DE y la probabilidades de tener DE aumenta en un 65% para los hombres mayores de 65 años de edad.

Las buenas noticias para los 30 millones de hombres con DE es que existen diferentes medicamentos que pueden ayudarlos. Esto quiere decir que hace diez años, los hombres que no practicaban sexo por problemas de DE (ya fuesen jóvenes o de mayor edad), ahora lo hacen con la ayuda de la píldora azul y otros medicamentos de venta en el mercado. Sólo basta ver los comerciales de los diferentes medicamentos que prometen un encuentro fogoso sin importar la edad ni los problemas de ED. El uso de estos medicamentos debe ser bajo supervisión médica, ya que tienen ciertas contraindicaciones. Pero al final de cuentas, los medicamentos parecen ser la posión del amor que les ha brindado nuevas fuerzas sexuales.

El internet es otro factor muy importante que hace un par de años no existía. Este ofrece miles de páginas electrónicas para encuentros, romance y conocer gente para relaciones sexuales y afectivas para todas la edades, incluyendo a los de la tercera edad. No es complicado. Uno sólo necesita hacer una búsqueda de: "citas mayores de 50 años" en google, para que aparezcan una larga lista de sitios de citas, para conocer a personas mayores de 50 años. Más adultos mayores de 50 navegan en la red, no sólo para buscar información médica o leer el periódico, sino también para conocer posibles parejas. En otras palabras, se conoce a mucha más gente y se incrementan las probabilidades de las prácticas sexuales y por ende el riesgo de infección por VIH.


Falta de Información

El VIH y la Tercera Edad
Sin duda alguna, nuestros padres y sus padres, si aún viven, probablemente estén teniendo sexo sin tener suficiente información sobre los riesgos de transmisión del VIH. Una cosa es segura: Cuando eran jóvenes (si hablamos de los mayores de 50 años), sus 20 y los 30 años, los vivieron en los años 70s y 80s y los de mayor edad vivieron sus 20 y 30 en la década de los 50s y 60s.

Mucho ha cambiado en la información sobre la sexualidad y el VIH. Antes de la década de los ochenta no se sabía del SIDA. Las personas sabían de la sífilis, gonorrea y otras infecciones de transmisión sexual (ITS). Utilizaban el condón sobre todo como forma de anticonceptivo (para evitar el embarazo), pero no era tanto para prevención de ITS. Después de todo, esas infecciones se curan con medicamentos. Pero el VIH cambió profundamente la manera en que millones de personas ven, tienen, y hablan sobre el sexo, sobre todo para aquellos que, sin mayor preocupación, ya tenían años teniendo sexo sin condón.

Además de la costumbre del sexo sin condón, es una realidad que para las personas mayores que nunca o pocas veces sintieron la necesidad de utilizar condón, también existe el problema de la falta de comunicación con sus médicos de cabecera. Los médicos no hablan sobre sexo ni sobre las prácticas sexuales de sus pacientes adultos; mucho menos hablan de los diferentes riesgos de infección por VIH y otras ITS. En el estudio "Human immunodeficiency virus infection in patients older than 50 years. A survey of primary care physicians' beliefs, practices, and knowledge" en el Archives of Family Medicine, 1997;6:289-294 (Infección del virus de inmunodeficiencia humana en pacientes mayores de 50 años de edad. Encuesta sobre las creencias, prácticas y conocimiento de los médicos de cabecera), se concluye que los médicos rara vez o nunca preguntan a sus pacientes mayores de 50 años sobre los riesgos personales de infección por el VIH. A los pacientes mayores de 50 años, no les preguntaban en un 40% de las veces y a los menores de 30 años no les preguntaban en un 6.3%.

Las historias de falta de comunicación son sus médicos de las personas mayores son comunes. Por ejemplo, mi padre de 82 años de edad, nunca en su vida ha hablado sobre sus prácticas sexuales o su riesgo de infección por VIH con su médico de cabecera. Ricardo González, cuya historia aparece en la página once de esta edición, tampoco nunca habló sobre su sexualidad, ni prácticas sexuales ni sobre sus riesgos de infección por el VIH con su médico. De hecho, fue González quien pidió hacerse la prueba del VIH, y recibió un resultado positivo.

Al mismo tiempo que existe poca comunicación entre médico y pacientes de la tercera edad, también existe el factor de confusión entre los pacientes que a menudo confunden los síntomas de la infección por VIH con otras dolencias propias del envejecimiento. Consecuentemente, ellos son menos propensos a ir al médico al tener algunos síntomas que puedan confundir con otras enfermedades. Además, si van al médico, lo más probable es que se enfoquen en buscar cualquier otra enfermedad o infección, menos el VIH, ya que las personas mayores de 50 por lo general padecen de presión arterial alta, artritis, diabetes, enfermedad de Alzheimer y distintos tipos de cáncer, entre otras dolencias.

Por otra lado, están los mayores de 50 que tienen VIH y tienen que tomar el tratamiento antirretroviral. Aún no se sabe mucho de cómo el tratamiento ARV funciona a largo plazo en una persona mayor. (Para más información sobre tratamiento en personas de la tercera edad, lea los artículos en las páginas 18 y 34).


Doble Estigma

Los adultos mayores que viven con VIH enfrentan situaciones más complicadas que un adulto joven con VIH. Por una parte, existe la discriminación y estigma por VIH, y por otra, la discriminación por la edad. En los resultados del estudio "You're Awfully Old to have this disease: Experiences of stigma and ageism among older adults with HIV/ AIDS" (Estás demasiado viejo para tener esta enfermedad: Experiencias de estigma y envejecimiento entre personas mayores con VIH/SIDA), el profesor Charles A. Emlet, Ph.D., MSW de UW Tacoma, concluye que el 70% de los participantes (promedio de edad 56 años) reportaron haber sufrido experiencias de doble estigma por su estatus de VIH y por su edad.

Tampoco se debe olvidar a las personas de la tercera edad de la comunida gay, lésbica, bisexual y transgénero que enfrenta situaciones complejas de estigma y discriminación, por su edad, por su estatus de VIH y por no ser heterosexuales. Este segmento de la población adulta también necesita servicios de atención y prevención del VIH, información accesible sobre salud, servicios sociales y programas de ayuda.


Conclusión

En los Estados Unidos más personas están envejeciendo con VIH y más personas mayores de 50 años se están infectando con el virus. Alrededor del 11 al 15% de todos los casos de VIH/SIDA registrados en el país son de adultos mayores que pasan los 50 años. Existe poco trabajo de prevención y educación sobre VIH e ITS con la población adulta que no percibe los posibles riesgos de infección por el virus. Aún queda por hacer mucho trabajo en la prevención y educación sobre el sexo, el VIH y otras ITS para adultos mayores para que puedan gozar de su sexualidad y puedan tomar las precauciones necesarias cuando tengan relaciones sexuales sin importar si tienen 50, 60 , 70 ó 90 años de edad.


Resumen: en pocas palabras cuántas personas mayores de 50 viven con VIH en EE. UU., problemas de prevención, métodos de protección y recursos:

  • Numeros

    Un total de 116.085 casos de VIH/SIDA se han registrado desde 1984 hasta el 2005 entre las personas mayores de 50 años de edad. 14.181 casos son de personas mayores de 65 años. Las personas mayores de 50 años de edad representan entre el 11% y el 15% del total de todos los casos de VIH/SIDA registrados hasta el 2005.

  • Prevencion

    Uno de los grandes vacíos con la población mayor de 50 es la falta de información y trabajo de prevención sobre el VIH y otras ITS. Una de las mejores maneras de prevención es el uso del condón en cada relación sexual, la reducción del número de parejas sexuales y conocer el estatus del VIH de uno mismo y su pareja.

  • ¿El VIH es Diferente en Personas Mayores?

    Lamentablemente no existe suficiente información sobre el VIH en personas mayores. Sabemos que por lo general las personas con VIH mayores de 50 responden bien al tratamiento con antirretrovirales. Sin embargo, las células T no se recuperan rápidamente como en una persona joven. Además, los achaques de la edad pueden sumarse en empeorar algunos efectos secundarios.

  • ¿Por Que se Infectan los Mayores De 50?

    • Practican relaciones sexuales sin utilizar condón

    • Comparten jeringas

    • Por lo general no conocen los riesgos de transmisión del VIH

    • Piensan que es algo que no les puede pasar a ellos sino sólo a la gente joven

  • Recursos

    Aunque el trabajo de prevención, información y de servicios de atención médica para poblaciones mayores de 50 años aún es escaso, ya existen iniciativas dirigidas a esta población. Por una parte, está la organización AARP que asisten con una amplia gama de servicios a personas de la tercera edad, desde información sobre pólizas de seguro hasta información sobre servicios médicos en general. También están las organizaciones como SAGE, (Servicios y Abogacía para Personas Mayores Homosexuales Lesbianas, Bisexuales y Transexuales) cuya misión es ofrecer servicios sociales dedicados a las necesidades específicas de los adultos mayores de la comunidad homosexual, lesbiana, bisexual y transexual (para más información ver: www.sageusa.org). Ver página de recursos en esta edición para más información.


  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF

Este artículo era proporcionada por AIDS Project Los Angeles. Es parte de la publicación Impacto.
 
Vea También
Personas Mayores y el VIH
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement