Print this page    •   Back to Web version of article

Estudio Encuentra Que las Interrupciones al Tratamiento son Seguras para Algunos

Octubre de 2007

Un estudio publicado en el número de abril de 2007 de la publicación "AIDS" encontró que las interrupciones al tratamiento pueden ser seguras en personas que iniciaron una terapia contra el VIH por primera vez cuando sus recuentos de células CD4 estaban por encima de 350. Este hallazgo contradice a otros estudios sobre las interrupciones de tratamiento -- entre los que se destaca el estudio SMART, además del PART, el DART y el TRIVICAN -- los cuales todos encontraron riesgosa la interrupción del tratamiento. La diferencia puede deberse a los grupos de personas que han sido estudiadas.

Los investigadores observaron las personas del estudio ATHENA, el cual incluye a personas infectadas con el VIH que reciben atención en Holanda. Para ser elegibles, las personas tenían que estar en un tratamiento antiretroviral estable durante por los menos un año, tener niveles indetectables del VIH al comienzo del estudio, y más notablemente haber comenzado a tomar medicamentos contra el VIH con un recuento de células CD4 superior a 350. Otras investigaciones han mostrado que las interrupciones al tratamiento son más riesgosas para las personas cuyos recuentos de células CD4 han estado bajos en algún momento. El recuento de células más bajo de una persona se llama el nadir de CD4.

En este estudio, a 71 personas se les dio a elegir si suspender el tratamiento o continuar con sus terapias de medicamentos contra el VIH. Un total de 46 personas eligieron suspenderlo y 26 decidieron continuar. Después de 48 semanas, 5 (el 11%) de las personas en el grupo que interrumpió el tratamiento volvier on a empezarlo, pero ninguna a causa de enfermedad. Después de 48 semanas, las personas que suspendieron el tratamiento vieron elevarse sus niveles del VIH a lo que estaban antes del tratamiento, pero sus recuentos de células CD4 se mantuvieron en un promedio de 85 por encima de las que tenían al comenzar el tratamiento por primera vez. Ninguno de los recuentos de CD4 cayó por debajo de 300.

Los investigadores también observaron los efectos en cuanto a la calidad de vida, y no encontraron diferencias significativas entre los grupos. Debido a SMART y otros estudios, la tendencia a interrumpir el tratamiento ha sido definitivamente negativa. Estos resultados parecen sugerir que la interrupción del tratamiento podría ser segura para quienes hayan iniciado la terapia contra el VIH con altos recuentos de células CD4. Importantemente, no se encontraron beneficios ni perjuicios a la calidad de vida con la interrupción del tratamiento.

Es importante notar que este fue un estudio pequeño, y casi un 86% de las personas estudiadas eran hombres. Tampoco fue un estudio al azar y por lo tanto se considera menos confiable que si lo hubiera sido. Este estudio sugiere la necesidad de más investigación acerca de la interrupción del tratamiento en personas cuyos sistemas inmunológicos nunca han sido significativamente deteriorados por el VIH.


Regresar a Project Inform Perspective Octubre de 2007.




This article was provided by Proyecto Inform. It is a part of the publication Project Inform Perspective. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art43968.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.