Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF
Cambio de Forma: El Arte de Poner Precio a los Medicamentos

Octubre de 2007

En el día que se hizo el anuncio de que la Administración de Fármacos y Alimentos había aprobado el prospecto de medicamento oral, el inhibidor Selzentry (maraviroc), se anunció también el precio de $29 al día o $10,585 al año. Si esto sonaba como mucho o más o menos el promedio dependía del país en el que usted vive y el sistema de precios que rige allí. Sin saberse cuánto cuestan los otros medicamentos, sería difícil llegar a entender lo que esto quiere decir. El propósito de este artículo es compartir algunas de las bases del precio de los medicamentos y los esfuerzos comunitarios por ponerle un límite al precio de los nuevos medicamentos.


Las manifestaciones populares iniciales denunciaron los altos precios

En los primeros días del activismo del SIDA, el precio de los medicamentos era manejado de una manera bastante reaccionaria. Se esperaba hasta que la compañía anunciara el precio, y luego todos gritábamos al unísono que era demasiado alto. En unos pocos casos, los grupos comunitarios eran capaces de montar demostraciones y acciones que llevaban a la gradual disminución del precio, pero estos constituían unos pocos ejemplos de lo que funcionaba.

El caso mejor conocido fue el de la lucha contra el precio original del AZT, el cual llevó a demostraciones y aun a protestas en la Bolsa de Valores de Nueva York y en las instalaciones de los fabricantes. El precio del AZT eventualmente fue reducido, aunque una gran porción de dicha reducción se debió a una reducción en su dosificación, rebajando la dosis recomendada de 1,200 mg al día a 600 mg al día en la mayoría de los casos.

Sin embargo las manifestaciones tuvieron éxito ya que raramente se reducen los precios. En años posteriores se logró una reducción similar en el precio del aciclovir -- un medicamento utilizado para tratar el herpes. Pero prácticamente eso es todo. Desde aquellos días, la capacidad de la comunidad del VIH de montar manifestaciones populares se ha ido desvaneciendo, quizás en proporción directa a la reducción en las muertes por SIDA debido al éxito de las nuevas terapias. Desafortunadamente, dichas terapias son ahora más caras que nunca.


Se adopta una nueva estrategia

Comenzando con el lanzamiento del Ziagen (abacavir) y el Sustiva (efavirenz) en 1998, se ha venido empleando un nuevo enfoque. Personas de varios grupos comunitarios se unieron bajo el nombre ad hoc de Fair Pricing Coalition (coalición para precios justos) y desarrollaron un proceso para trabajar con los fabricantes en influenciar los precios de los nuevos medicamentos antes de que sean aprobados y el precio sea públicamente anunciado. Aunque el éxito de este proceso varía con cada medicamento, este ha sido un proceso muy productivo que ha ayudado a que los precios no sean todavía más costosos de lo que ya son.

El primer objetivo de la Fair Pricing Coalition es hacer que cada compañía establezca un precio para sus medicamentos de una manera "neutral en cuanto al costo total", es decir que el costo del medicamento no aumente el precio total del tratamiento de la persona que lo utiliza. En términos prácticos, esto requiere que a los nuevos medicamentos se les ponga un precio que esté dentro del rango de precios de los medicamentos similares. Un nuevo inhibidor de la proteasa no debe costar más que otro que ya esté aprobado. Un nuevo NRTI no debe tener un precio superior a otro similar, y así sucesivamente.

Un objetivo secundario es comenzar a bajar el precio de los medicamentos, pero hasta ahora, esto solo ha sido posible en las naciones en desarrollo, las cuales obtienen los precios más bajos posibles. Desafortunadamente para nosotros, el costo del desarrollo de nuevos medicamentos (y de las utilidades de las compañías) provienen casi exclusivamente de los precios cargados en los Estados Unidos, Canadá, Europa y Australia. Quiénes pagan los precios más altos varían de medicamento a medicamento y de país en país. Puesto que los países europeos típicamente ejercen algún tipo de control de precios, la creencia popular es que los Estados Unidos siempre son los que pagan los precios más altos. Sin embargo, esto no es cierto y algunas veces, los precios más altos se pagan en los países europeos. No parecen haber muchas justificaciones sobre cómo es que esto ocurre. Para más información acerca de la Fair Pricing Coalition y cómo opera ésta, vea el artículo, "What is the Fair Pricing Coalition?" en el sitio web de Project Inform.


Algunos antecedentes sobre el establecimiento de precios

Tan directo como puede sonar "$29 al día", el "precio" real de un medicamento es mucho más complicado. Existen varios precios diferentes para cada medicamento y diferentes maneras de expresar dichos precios. En los Estados Unidos las dos maneras más comunes de establecer los precios de los medicamentos son el precio "WAC" (siglas en inglés de "costo de adquisición al por menor") y el "AWP" (siglas en inglés de "precio promedio al por menor"). Sin embargo, ninguno de los dos es el precio real que se paga, ni son lo que su nombre implica. Más bien, son maneras estandarizadas de expresar un precio de una manera uniforme, permitiendo así que se hagan comparaciones entre un medicamento y otro.

Pare efectos de simplicidad, suele ser exacto decir que el precio WAC es 4/5 del precio AWP, o dicho de otra manera, el AWP es aproximadamente un 25% más alto que el WAC. Además, hay un precio para Medicaid, otro para ADAP (siglas en inglés del programa de asistencia para medicamentos contra el SIDA) y otro para VA (siglas en inglés de la administración de veteranos del ejército). Algunos como los precios para Medicaid y VA son secretos celosamente guardados, y por ley, no pueden hacerse públicos. Sin embargo, todos ellos se basan en el precio WAC, del cual se negocian los descuentos o reembolsos que habrán de reducir el precio. El gobierno técnicamente tiene prohibido negociar los precios con las compañías fabricantes para algunos de estos, mientras que la negociación es rutinaria para otros. En algunos casos, como en el de ADAP, existe un descuento estandarizado del precio WAC que se requiere por ley y los grupos de ADAP estatales pueden negociar reembolsos suplementarios a fin de reducir aún más el precio, pero esto solo puede hacerse después de que se haya fijado el precio original.

Como si no fuera suficientemente confuso, con algunos medicamentos aun el precio WAC no refleja el punto de partida para iniciar negociaciones debido a que ciertos medicamentos no pueden usarse solos. El ejemplo más común de esta clase de medicamentos son los llamados inhibidores de la proteasa. Hoy en día, casi todos los inhibidores de la proteasa deben utilizarse con una "dosis fortificante" de Norvir (ritonavir), otro medicamento de esta clase que casi nunca se usa solo, pero el cual tiene un rol importante en ayudar a que funcionen los otros inhibidores de la proteasa. Sin el Norvir, no valdría la pena tomar la mayoría de ellos. Así que si se pregunta cuál es el precio real de utilizar un inhibidor de la proteasa, en la mayoría de los casos, habría que añadir el costo de la dosis fortificante del Norvir. Aunque el Norvir sea un medicamento distinto, el otro inhibidor de la proteasa no puede usarse sin él, lo que lógicamente implica combinar el precio de los dos.

Sin embargo, aún no hemos terminado ya que el precio añadido de la dosis fortificante de Norvir, tiene un costo altamente variable dependiendo de cómo la persona la toma. Hace algunos años, el fabricante de Norvir aumentó el precio AWP en un 400%, según ellos para compensar por el uso reducido como fortificante en lugar de medicamento primario. Pero este horrendo aumento de precios solo se aplicó a las personas que obtenían el medicamento por medio de compañías privadas de seguros o cuando los compraban de su propio bolsillo (algo que muy pocas personas hacen). El antiguo precio AWP, que primero debió convertirse en un precio WAC, se mantuvo para las personas que tomaban Norvir bajo los programas de Medicaid o ADAP. Y en una etapa final, la ADAP Crisis Task Force negoció aún más reducciones en el precio del Norvir fortificante, con el efecto de que al menos para el programa ADAP, el Norvir costara menos hoy en día de lo que costaba hace cuatro años bajo el precio antiguo, anterior al aumento del 400%.


Asignación de precios para nuevos medicamentos

Ahora, cualquiera que esté siguiendo esto se podrá preguntar, "¿cuál es el precio de Selzentry, el nuevo inhibidor de entrada de Pfizer?" La única información dada es que el precio WAC diario es de $29 por día. Evaluar lo que esto quiere decir y cómo se compara con otros medicamentos es el reto que afrontó el equipo de la Fair Pricing Coalition que trabajó con Pfizer durante meses tratando de mantener el precio lo más bajo posible.

Para entender verdaderamente el precio del Selzentry, tienen que tenerse en cuenta todos los factores discutidos anteriormente, más uno adicional, el cual es de suma importancia. Antes de utilizar el Selzentry, las personas deben hacer una prueba de "tropismo" que determina si tienen la clase de virus que va a responder al medicamento. Algunas personas los tienen y otras no. Si una persona con la clase equivocada de virus toma el medicamento, en el mejor de los casos se gasta inoficiosamente el dinero de alguien; en el peor de los casos, se acelerará la falla de los otros medicamentos en su régimen, ya que no recibirán ningún beneficio del Selzentry.

El equipo de la Fair Pricing Coalition consideró que si Pfizer iba a tener en cuenta el precio de la dosis fortificante de Norvir para calcular el precio de los otros inhibidores de la proteasa, habría también que calcular el precio de la prueba de tropismo al calcular el del Selzentry. Este fue un punto crítico puesto que el Selzentry no requiere fortificación con Norvir, lo que parecía darle una ventaja con respecto a los precios de los otros medicamentos de esta clase. Pero esa ventaja se perdía rápidamente cuando se añadía el precio de la prueba de tropismo, de manera que lo justo era añadirlo.

A continuación verá un resumen de comparaciones de precios hechos por la Fair Pricing Coalition sobre el verdadero costo neto de utilizar el Selzentry de Pfizer y tres de los más nuevos inhibidores de la proteasa. La comparación es reveladora y muestra la complejidad de evaluar el precio de un medicamento. Dejamos que los lectores lleguen a sus propias conclusiones sobre el precio del Selzentry. Lo único que ha cambiado desde la aprobación del Selzentry es que se ha anunciado una nueva prueba de tropismo, un poco menos costosa. Sin embargo, puesto que no se ha validado clínicamente, no es posible predecir en este momento cuánto va a afectar las ventas del Selzentry.

Precio WAC básico de Selzentry y otros tres inhibidores de la proteasa, por día (antes de descuentos o reembolsos):


  Selzentry (maraviroc)

$29.00

  Aptivus (tipranavir)

$29.80

  Prezista (darunavir)

$26.00

  Reyataz (atazanavir)

$25.72


El panorama cambia si se añade el costo de la fortificación con ritonavir (diferente para los pagadores privados versus los gubernamentales):

Para los pagadores privados, el precio del Selzentry parece razonable en comparación con las alternativas fortificadas, asumiendo que pagan el precio completo del Norvir. Por supuesto, el precio real puede ser negociado aún más.


  Selzentry

$29.00

  Aptivus + 400 Norvir

$64.09

  Prezista + 200mg Norvir

$42.15

  Reyataz + 100mg Norvir

$34.32


Para los pagadores públicos (el precio antes de descuentos/reembolsos para ADAP, etc.) el precio del Norvir es el precio estándar antes del aumento del 400% en 2005:


  Selzentry

$29.00

  Aptivus + 400 Norvir

$36.64

  Prezista + 200mg Norvir

$29.42

  Reyataz + 100mg Norvir

$27.43


Luego vienen los costos estimados de la prueba de tropismo:

Para los pagadores privados: $1,800 - $2,000 (negociado con base en el volumen, etc).
Para los pagadores públicos: $1,400 - $1,600 (para ser negociado)

Una persona tendrá que hacerse esta prueba por lo menos una o más veces. Para la comparación hemos usado $2,000 para los pagadores privados y $1,500 para los pagadores públicos, Los precios reales pueden ser menores.

Poniendo todo junto, incluyendo la fortificación con ritonavir para los inhibidores de la proteasa y la prueba Trofile para el Selzentry, para el primer año obtenemos lo siguiente:

Pagadores privados, 1er año (antes de negociar)


  Selzentry

$12,585

  Aptivus

$23,393

  Prezista

$15,385

  Reyataz

$12,527


Pagadores públicos, 1er año


  Selzentry

$12,085 (precio básico, antes de descuentos/reembolsos)

  Aptivus

$13,374

  Prezista

$10,738

  Reyataz

$10,012


El precio real para los pagadores públicos va a ser más bajo para todos los medicamentos ya que serán negociados aún más. Sin embargo, no es probable que sus posiciones relativas cambien mucho. Todos los precios pueden cambiar rápidamente cuando las compañías hacen sus aumentos anuales (por lo general) por "costo de vida", el cual es en promedio el 5%. Cinco por ciento de $10,000 o $12,000 significa otros $500 a $600 dólares al año, el cual se compone dentro del precio diario y por lo tanto aumenta con cada año que pasa.

Y ese es el precio real para el Selzentry y sus competidores.



  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF

Este artículo era proporcionada por Proyecto Inform. Es parte de la publicación Project Inform Perspective.
 
Vea También
Asuntos Financieros
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement