Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
Perspectiva Personal: Entendiendo la Importancia de Mi Vida y Salud

Verano de 2006

Llegué a los Estados Unidos hace cuatro años atrás, cuando tenía 25, con el padre de mi segunda criatura. Cuando le dije que estaba embarazada, me golpeó, el quería hacerme perder mi embarazo. Finalmente lo dejé-mejor dicho, me escapé- cuando una vecina me dijo que lo veía golpeando a mi criatura cada vez que yo salía de la casa.

Me mudé a Nueva York, pero al poco tiempo de haber llegado, pensé en regresar a Mexico. No me sentía bien deseaba estar cerca de mi madre y no conocia a nadie en Nueva York. Me fui a hacer un exámen médico de cuidados de embarazo, y unos días antes de mi vuelo de regreso a México fui al médico por mis resultados. Me dijeron que era VIH positiva.

Entonces fue que me acordé que el padre de mi criatura se enfermaba frecuentemente: le venían escalofríos y sudaba. Ahora que sé más de la enfermedad se que habían muchas cosas que lo pudieron haber llevado a infectarse: usaba drogas y alcohol que lo pudieron probablemente lo llevaron a tener muchas parejas sexuales -- por lo menos yo sospechaba que el había tenido muchas parejas sexuales. Una vez hasta le dije en broma, ¿Crees que tienes SIDA? Se molestó mucho y me dijo ¡Estás loca! ¿Como puedes decir esas cosas? Yo creo que el sabía que tenía el virus pero no quería usar protección.

Cuando descubrí que era VIH positiva, lo llamé para dejarle saber que se debería hacer una prueba del VIH, pero no quiso y me dijo que era unicamente mi problema. Unos meses después, su madre me dijo que el estaba sólo y no tenía a nadie que cuidase de el. Su madre me dijo que el lamentaba la manera que me había tratado y que quería que regresara con el. Desde ese entonces he evitado tener comunicación con su familia y no se como estará o si alguna vez se hizo la prueba del VIH.

No estaba segura lo que significaba ser VIH positiva o sus consecuancias-solo sabía que era una enfermedad seria y que muchos morían. Sentí que mi vida se derrumbaba alrededor mío. Sabía que podría recibir mejor atención médica en los Estados Unidos. Mas aún no podría explicarle mi situación a mi familia. Sabía que solo los entristecería. Casi immediatamente empecé a tomar medicamentos que previnieron que mi hija naciera con el VIH.

El año pasado me deprimí: me sentía sola y triste, lloraba constantemente y sin motivos. No tenía energía y me irritaba mucho. No me sentía bien sobre mí misma y cuidaba de mis hijas pero solo con gran esfuerzo. También había perdido el apetito y estaba perdiendo peso rápidamente. Los médicos pensaban que se debía al virus, pero yo no entendía porque lloraba y me sentía como si mi vida no tenía valor alguno. Entonces mi madre se enfermó pero no podiía regresar a México para cuidar de ella. Si regresaba a México se haría difícil que reingresara a los Estados Unidos y no tendría mis medicamentos.

Mas aún si regresaba, ¿Cómo le explicaría mi enfermedad a mi familia? Ellos no sabían nada sobre mi virus (si, ahora lo llamo "mi virus"). Habían muchas razones por las cuales evitaba decirles algo- estaban tan lejos y evitaba preocuparlos. Pero me estaban presionanado para que regresara a cuidar de mi madre. Me sentía sin control y sin poder tener ningún efecto. También empecé a sentir que todos los sueños que tenía para mi familia y mis hijas no se harían realidad. Después de meses de sentirme así y no poder atender a mi madre, sentía que mi vida no tenía propósito, y no tenía ningina otra salida que quitarme la vida. Intenté suicidarme con Tylenol y fui hospitalizada- lo único que logré con ese intento fue dañar mis riñones. Mientras estuve hospitalizada mi hija mayor me fue a ver y me dijo que no quería verme morir y que no sabría que hacer sin mí. Cuando vi a mi hija me di cuenta que tan deprimida estaba, hasta el punto de querer quitarme la vida. Me prescribieron medicamentos antidepresivos, pero no sabía porque los necesitaba. Cuando dejé de tomarlos por una semana me volví a sentir deprimida, y fui internada nuevamente en el hospital por cuatro días. Desde entonces no he dejado de tomar mis medicamentos y entiendo lo importante que son para mí para no sentirme deprimida nuevamente.

Siento que mi depression se demoró en presentarse después de que fui diagnosticada (casi dos años mas tarde) porque no tuve tiempo de pensar en mi enfermedad. Estaba tratando de sobrevivir, de criar a mís hijas y de acostumbrarme a vivir en un país diferente y distante a mi familia. Cuando empecé a pensar en mi enfermedad, sobre lo que me pasó con el padre de mi hija, y el no tener a nadie con quien hablar sobre lo que me estaba pasando, me sentí mal. Generalmente me guardaba mis problemas y no los compartía con nadie. Ahora tomo medicamentos para la depresión regularmente, voy a grupos de apoyo y de información, hablos con consejeros, educadores y mis compañeros del grupo. Hasta el compartir un poco de mi vida ahora me ayuda a lidiar con mis problemas. Mas aún. Mi virus está indetectable- no estoy tomando medicamentos para el VIH porque no los necesito ahora. Y entiendo la importancia de tener apoyo, y la importancia de mi vida mi salud.

Transcita por Sarah Swofford


Regresar a ACRIA Update Verano de 2006.

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por AIDS Community Research Initiative of America. Es parte de la publicación ACRIA Update.
 

 

Advertisement