Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF
¿Reducción de Daño para el Sexo Anal Sin Protección?

Verano de 2007

Como muchos otros hombres gay, vine a la ciudad de Nueva York buscando un lugar en el que pudiese ser yo mismo y escapar de la represiva, conservadora y homofóbica sociedad de Chile, mi país natal, en donde no se puede hablar de sexo y punto. Lo que realmente encontré -- en la ciudad donde sucedieron los disturbios de Stonewall y comenzó el movimiento de los derechos humanos gay - fue una sociedad un poco menos homofóbica, enfrentando los mismos problemas y desafíos que otras sociedades que predican la abstinencia o las conductas perfectas, como formas únicas de tratar los complicados temas de la sexualidad humana.

Después de vivir aquí por un tiempo y trabajando en el campo del VIH y con la población LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgéneros), comencé a escuchar a gente hablar de la "fatiga del uso del condón" y sobre el aumento del "barebacking" (sexo anal sin protección) entre hombres gay, incluyendo el uso de sitios en Internet como una vía para obtenerlo. Aprendí acerca de conceptos como "PNP" (Party and Play, por sus siglas en inglés - mezcla de sexo y drogas recreacionales) y la realidad de las antiguas y agotadas campañas de prevención.


¿Qué es "Barebacking"?

Barebacking, en EE.UU., es un término de la subcultura gay que se usa para definir la penetración anal sin protección. Diferente a sólo ignorar el condón en la pasión del momento, "barebacking" (sexo sin condón) significa tomar una decisión deliberada de no usar protección antes del sexo. El término "barebacking", puede no ser admitido por todos los hombres que practican este comportamiento- algunos usan el término "raw" (a pelo) o "al natural". Los profesionales de la salud quienes están creando programas para esta población, deberían reconocer estas diferencias para poder diseñar servicios de prevención efectivos.

La homofobia internalizada puede ser un factor muy importante, contribuyendo al "barebacking". Según Michael Shernoff, esta homofobia crea una "sensación inconsciente de que el hombre gay no es importante y no tiene valor, entonces aumenta la sensación de ser desechable, y entonces también lo es el hombre con el cual tiene sexo, con el que busca amor y validación."

Estudios conducidos en Nueva York han demostrado que el uso de crystal meth se co- relaciona directamente con "barebacking" entre hombres homosexuales blancos, afro-americanos, y latinos (pero no asiáticos). Un estudio de hombres gay usuarios de Crystal Meth en Nueva York, arrojó que individuos con ciertos perfiles psicológicos podrían ser atraídos al uso de la metanfetamina y usada en ambientes y contextos cargados de sexualidad, como resultado se hacen más vulnerables al "barebacking". Pero siendo el uso de esta droga en forma intencional y como vía para facilitar el "barebacking", o siendo el "barebacking" el motivante para el uso de la metanfetamina- o una combinación de ambas -- son temas que definitivamente necesitan de una exploración más profunda.


"Barebacking" y el Internet

El Internet se ha convertido en una herramienta muy útil a la hora de buscar o contactar potenciales compañeros sexuales. Es usada por todo tipo de hombres gay, de distintas razas, niveles educacionales y edades. El creciente uso de sitios Web para encuentros sexuales se co-relaciona con el aumento de infecciones de VIH y con un creciente uso de Crystal Meth. De hecho, hay sitios Web orientados específicamente a "barebackers" (personas que tienen sexo anal sin protección) y muchos de ellos, evitan a conciencia la información acerca del riesgo o maneras de prevenir el VIH. Cualquier mención sobre los riesgos del "barebacking" puede recibir duras críticas por los usuarios de estos sitios Web.

Una encuesta reciente de 1,178 hombres que tienen sexo con hombres (MSM) en Los Angeles y Nueva York, reportó que los "barebackers" pasan significativamente más tiempo en Internet buscando por sexo, que las personas que tienen sexo seguro. Además se encontró que los "barebackers" que son VIH positivos, pasan mayor tiempo buscando relaciones amorosas a través de estos sitios.


La Cultura del "Barebacking"

Algunos perciben el "barebacking" como un estilo de vida, con la creencia que es un asunto y elección muy personal. Estos hombres pueden tener problemas en encajar en el "mundo del sexo protegido" y sienten que la sociedad o el gobierno no puede dictar el como vivir sus vidas.

Algunos hombres toman la identidad del "barebacker" en un intento de sentirse como dentro de una especie de "ilegalidad sexual". Otros eligen "barebacking" como la base de un compromiso monógamo en una relación, creyendo que los lazos de confianza pueden mantenerlos seguros y fortalecer lo que los une. Además, el intercambio de semen es percibido psicológicamente por algunos hombres como algo importantísimo y emocionalmente necesario.

La confianza y la decisión de tener sexo sin protección generalmente van ligadas, tal como se puede ver en la epidemia mundial de mujeres infectadas casadas, quienes se sentían seguras y pensaban que tenían relaciones monógamas. Esto no es para decir que las personas que están en relaciones comprometidas, homosexuales o heterosexuales, nunca puedan quitarse el condón. Las motivaciones por tener sexo sin protección en relaciones estables pueden variar, pero cualquiera sea la razón, debiera tenerse una comunicación franca y abierta acerca de lo que significa y de lo que sucedería si se tiene sexo casual, fuera de la relación.


¿Reducción de Daño en Esto?

La Reducción de Daño es una filosofía de Salud Pública que intenta ser una alternativa a la prohibición total a ciertas elecciones de estilos de vida con potencial peligroso. La idea es que algunas personas siempre tendrán comportamientos riesgosos como el sexo casual sin protección y el uso de drogas, entonces el objetivo de la reducción de daño es el de minimizar el daño potencial y el riesgo a la salud. Estas estrategias buscan aproximarse a los individuos "en donde se encuentran".

El enfoque de reducción de daño incluye la educación sexual que resalta el uso de herramientas, como por ejemplo el uso de condones y de jeringas nuevas para proteger en contra de la transmisión de enfermedades y el embarazo. Esto es contrario a la ideología de la educación sexual basada sólo en la abstinencia, la cual sostiene que hablar de sexo a las personas jóvenes podría promover el querer practicarlo. Los partidarios de la reducción de daño citan estadísticas que demuestran ser significativamente más efectivas que los programas de abstinencia, en el tema de la prevención del embarazo adolescente y de enfermedades de transmisión sexual. Algunos críticos sostienen la opinión de que el modelo de reducción de daño hace parecer el comportamiento peligroso en comportamiento seguro, llevando a un aumento en este comportamiento. Muchos estudios han concluido que esto no es cierto.

Algunos han sugerido que un modelo de reducción de daño puede ser aplicado al "barebacking" en lo siguiente:

  • Reduciendo el número de personas para tener sexo.

  • Escogiendo personas del mismo estatus de VIH (conocido en inglés como "serosorting")

  • Posición Estratégica: Un hombre VIH positivo hace el rol de pasivo (el que es penetrado) durante el sexo con un hombre activo (el que penetra) VIH negativo.

  • Retiro: Sacando el pene antes de la eyaculación.

  • Negociar Seguridad: Un acuerdo en relación de pareja, orientado a eventualmente parar el uso del condón durante el sexo.

Al final, este debate abre la esencia y definición de reducción de daño. Efectivamente, disminuyendo el número de encuentros sexuales de 10 por noche a sólo uno, bajará el riesgo- pero la posibilidad de infección todavía es alta. Las prácticas tradicionales de reducción de daño como los condones y las agujas limpias, pueden dramáticamente reducir el riesgo de infección de VIH, pero solo la abstinencia lo elimina. Es por esto que hablamos de "sexo más seguro" en vez de "sexo seguro". Aplicando el término de reducción de daño a acciones que reducen muy poco el riesgo, envía un mensaje confuso.

Los otros enfoques sugeridos son igualmente cuestionables: el detectar personas VIH positivas haciendo el "serosorting" (preguntando el estatus) es simplemente una fantasía, al igual que sacar el pene antes de eyacular (pregunte a cualquier mujer que ha quedado embarazada con el líquido pre-seminal). Y mientras estudios han demostrado que la persona que penetra está en menor riesgo que la persona penetrada, el riesgo para ambos es todavía significativo. La única manera de que el "serosorting" pueda ser visto como una estrategia de prevención de VIH es cuando dos personas VIH positivas tienen sexo, ya que no da lugar a una nueva infección de VIH. Sin embargo, esto no se aplica a las enfermedades de transmisión sexual o distinto tipo de VIH.

Las personas recientemente infectadas tienen niveles altos de carga viral hasta 3 meses antes de que una prueba de anticuerpos del VIH pueda dar un resultado positivo. Un artículo recientemente publicado en SIDA, hace una critica en contra del "serosorting": "Nuestros conservadores cálculos muestran que practicar el "serosorting" basado en la información que provee un compañero/a sexual, no es una estrategia de protección efectiva cuando la prevalencia de personas "VIH negativas" recientemente infectadas que deciden decir sus estatus, abarcan aproximadamente sólo el 4% de la población con el potencial de ser una pareja sexual ... Ignorando el creciente potencial de transmisión de VIH por individuos recientemente infectados, el "serosorting" paradójicamente puede aumentar el número de nuevas infecciones de VIH en algunas poblaciones.

"Negociar Seguridad" dentro de una relación de pareja es posible sólo después de una prueba de VIH y una discusión honesta y abierta. Un estudio de 500 hombres VIH-negativos y positivos MSM (hombres que tienen sexo con hombres) en el Multicentro de Estudios de SIDA Cohort, encontró que alrededor de 15-20% de quienes dijeron tener acuerdos que prohibían encuentros sexuales fuera de la relación, en realidad mantenían múltiples encuentros sexuales, a pesar de lo acordado. Entonces ni siquiera este tipo de "seguridad negociada" es infalible.

Sin embargo, MSM's están usando estas estrategias, sin importar que tan efectivas son. Un estudio de 1.168 MSM's en Nueva York y San Francisco encontró evidencias sobre la creciente práctica de "serosorting", la estrategia de posición, y la estrategia de sacar el pene antes de eyacular, en ambas ciudades.


Rompiendo El Mito

El Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), reporta que las infecciones de VIH están aumentando entre hombres que tienen sexo con hombres (de 56.680 en 2001 a 60.259 en 2005), y es probable que el "barebacking" juegue un rol importante. La gente puede pensar: "Ahora que ya tengo VIH, puedo tener sexo sin protección- ¿Qué puede ser peor?" o, "Mi amigo que tiene VIH toma solo una píldora al día -- no es tan terrible", o, "El VIH ya no es una sentencia de muerte", y por supuesto, "Me dijo que era negativo, incluso vi el resultado de la prueba de VIH que se tomó ayer".

El hecho es que infectarse con el VIH hoy por hoy, no es lo mismo que haberse infectado en los 80's. Hasta un 30% de las nuevas infecciones son nuevas mutaciones del virus, resistente a las medicinas contra el VIH. Además se han registrado nuevos casos de VIH-2 en Nueva York -- el tipo de VIH que solía sólo encontrarse en la parte sur oeste de Africa. Algunas de las actuales medicinas para el VIH, no trabajan contra el VIH-2.

Hacer decisiones basadas en el resultado de la prueba del VIH es riesgoso. Una prueba negativa de alguien tomada recién, no significa sino otra cosa que esta persona estaba negativa hace tres meses atrás. El sistema inmunitario necesita tiempo para crear los anticuerpos que la prueba del VIH detecta. De hecho, muchas nuevas infecciones ocurren durante el "periodo ventana"(el tiempo entre la infección y cuando la prueba de anticuerpos da un resultado positivo), pues las personas en el periodo ventana tienen un nivel muy alto de VIH en sus cuerpos.

El 2005, una encuesta del CDC encontró que 450 MSM quienes resultaron VIH positivos, 48% no sospechaban que pudiesen haberlo estado. Y al parecer, los hombres VIH positivos están aprendiendo que, hablar sobre el estatus de VIH, reduce la posibilidad de encontrar pareja. Un estudio publicado en el American Journal of Public Health (Revista Americana de Salud Pública) en el 2003, encontró que un 42% de hombres VIH positivos quienes reportaron cualquier tipo de actividad sexual (con o sin protección), no dijeron sus estatus de VIH a sus parejas sexuales. Y en un estudio en California de 250 hombres latinos (200 VIH negativos y 50 VIH positivos), quienes usaron el Internet para buscar encuentros sexuales, mostró que el 41% de los hombres VIH positivos mintieron sobre sus estatus a parejas sexuales potenciales.


Conclusión

Muchas teorías han sido presentadas para explicar el incremento de la conducta del "barebacking": la falta de apoyo social dentro de la comunidad gay, la "fatiga del condón", el deseo de apoderarse de un sentido de pertenencia a través de integrarse al grupo de "barebackers", y por supuesto, el añadir la sensación de intimidad que el sexo sin protección pudiese ofrecer. Necesitamos encontrar modos de prevención innovadores que tomen todo esto en cuenta, más que el ofrecer falsas esperanzas que puedan resultar en nuevas infecciones con VIH; no es realista ir de un 100% de conducta de riesgo a 0% de la noche a la mañana. Deberían crearse nuevas estrategias para dar consejería a quienes practican el sexo sin protección o para quienes lo hacen compulsivamente -- incluyendo el considerar el uso de Internet como el gran facilitador para la obtención de múltiples parejas sexuales.

La reducción de daño tiene beneficios tangibles: Si se conduce a 70mph y se reduce la velocidad a 55mph, el riesgo de tener un accidente serio también se reduce. Pero este modelo ¿podría realmente aplicarse al "barebacking"? Desafortunadamente, los métodos de reducción de daño actuales, realmente no ayudan tanto. No existe la situación de estar medianamente infectado con VIH. Al final, la gran mayoría de sugerencias para reducir el riesgo de VIH en "barebacking", suenan cada vez menos a una reducción de daño y más como a danzar saltando en un campo minado.

Rafael Madrid es educador de Salud y VIH en ACRIA.


Regresar a ACRIA Update Verano de 2007.

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF

Este artículo era proporcionada por AIDS Community Research Initiative of America. Es parte de la publicación ACRIA Update.
 
Vea También
Cómo Prevenir el VIH
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement