Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
Mirando al SIDA en la Boca

Primavera de 2007

Siendo dentista general en Manhattan -- específicamente en el Greenwich Village -- por 35 años, he visto lo peor de la epidemia del SIDA y, si se puede aplicar tal palabra, lo mejor. En los 70s y a principios de los 80s, el SIDA era una entidad poco conocida con consecuencias calamitosas. La mayoría hicimos nuestro trabajo, pero fueron épocas difíciles. El VIH era territorio que nosotros los dentistas nunca habíamos explorado. Aprendimos mucho e hicimos lo que pudimos. Algunos de nosotros insistimos en no arrancar la dignidad de el semblante de aquellas personas que viven con el VIH y no negarles de un cuidado básico dental, muchos otros no deseaban ni siquiera que estos pacientes estuvieran en sus salas de espera.

Los primeros años estuvieron llenos de plena tristeza: las familias de muchos hombres gay virtualmente negaban su existencia y los mandaban lejos, muchos a la ciudad de Nueva York, a veces incluso les pagaban los gastos para que se mantuvieran invisibles. Me acuerdo de un muchacho de 21 años de la parte superior este de Manhattan, cuyos padres no querían que fuera al dentista familiar porque tendría que decirle que era VIH positivo, y no querían que el dentista supiera que tenían un hijo gay. Igualmente, un viejo italiano -- que por muchos años no quería saber nada de su hijo gay -- finalmente lo vi llevándolo en brazos, subiendo las escaleras de mi oficina durante sus últimos años, sin importarle lo que pensaran los demás.

Mis años como dentista me han enseñado que la boca es generalmente una de las primeras partes del cuerpo en mostrar signos de ciertas enfermedades: diabetes, estrés, alergia, etc. Pero lo mas difícil era tener que informar a un paciente que eran anomalías asociadas al SIDA, aftas (thrush), Sarcoma de Kaposi, herpes oral avanzado, etc. En ese entonces, esto era una sentencia de muerte, y como dentista, no estaba preparado a dar ese tipo de información. Mi información fue recibida a menudo con resentimiento: ¿que sabe usted? ¡Usted es solo un dentista! Ocasionalmente había histeria, como una gran parte de la comunidad gay sabía lo suficiente sobre la enfermedad sabiendo que y como preguntar, me miraban implorando que fuera otro signo en vez de lo peor.


VIH y La Salud Oral

Problemas de salud oral que normalmente son de menor importancia, pueden ser mas graves cuando el sistema inmune esta comprometido. Hagámosle frente, cuando ocurren problemas orales, el dolor es un hecho común, y los pacientes con VIH no necesitan de esta distracción y molestias adicionales. Pienso que se pueden usar problemas orales como un indicador de que no se está manteniendo buen cuidado de la salud -- como un sistema de alerta temprana -- por decir.

Desde un punto de vista de salud dental, la sequedad en la boca es probablemente uno de los problemas más comunes en las personas con VIH. Puede ser causada por las medicinas del VIH como Crixivan, y Videx, o por el mismo VIH. Y otras medicinas como alfa interferon, los antidepresivos, medicinas para la presión arterial, antihistamínicos, etc. también pueden causar la sequedad en la boca.

La saliva es una gran barrera y limpiadora -- se deshace de bacterias y ácidos formados por los alimentos que pueden causar gingivitis seria o enfermedad de las encías. Realmente, la boca es la parte más sucia del cuerpo, con el contenido más alto de bacteria. Y lo último que desea una persona inmunocomprometida es que ingrese más bacteria en su cuerpo a través de encías sangrientas. Una de las maneras más rápidas de que cualquier cosa puede entrar en el cuerpo es a través de las membranas mucosas. Y poca saliva aumenta el riesgo de caries, que rápidamente pueden crecer y convertirse en abscesos, así que los chequeos regulares son esenciales para cualquier persona con sequedad de la boca.

Desafortunadamente, no existen realmente muchos buenos medicamentos para promover la salivación. El mantener la boca hidratada y usar enjuagues con fluoruro para evitar cariarse es lo que mejor puedo recomendar. Existen enjuagues bucales y productos artificiales de saliva que se pueden usar. Utilícelos, o use caramelos sin azúcar para estimular la producción de saliva. Haga que su dentista se familiarice con los tejidos en su boca para que usted pueda estar atento a cualquier cambio o cualquier lesión extraña.


Aftas

Candidiasis oral, llamado aftas (thrush), es también común en las personas con VIH, y aparecen de muchas maneras distintas. Usualmente las personas con aftas notan manchas blancas en la lengua u otras partes de la boca. También pueden tener sensación de ardor o dolor, y los alimentos pueden saber extraños, haciéndose difícil comer. La candidiasis puede también ocurrir en las esquinas de la boca y ser confundidas con labios partidos. Otros tipos pueden aparecer en el paladar y ser rojos en vez de blancos.

Sin importar como se presentan, las aftas deben ser tratadas con prontitud. La gente puede usar pastillas tales como Mycelex, o píldoras como Diflucan. Sin importar el tratamiento que use, es escencial tomar toda la dosis recetada, aunque parezca que las aftas hayan desaparecido, ya que pueden aparecer cepas resistentes que pueden llegar a tomar mas tiempo de tratar. Las personas con aftas recurrentes deben tener medicamentos para su uso inmediato y aprender a reconocer los signos para poder reiniciar el tratamiento sin tener que esperar su próxima cita. Cuando las aftas se extienden hacia el esófago nos indica un diagnostico de SIDA, ya que es una condición seria.


Llagas Ulceradas (Canker Sores)

Las Llagas ulceradas (úlceras aftosas) es algo que muchas personas han tenido alguna vez en sus vidas, tengan o no VIH. Pero en personas con VIH, pueden ser lentas de curar, y pueden crecer bastante grandes. No son contagiosas y sus causas son desconocidas.

Si no curan por si solas, pueden crecer en tamaño y causar mucho dolor. Pueden llevar a dificultades al comer y que el tragar o pasar alimentos se haga peligroso. Entonces, mientras que las personas con un sistema inmunológico normal pueden esperar que estas úlceras se curen por si solas, las personas con un conteo de CD4 bajo, deben tener tratamiento no importando que tan pequeñas sean. Hay pomadas disponibles, como Kenalog o Lidex, o un enjuague de dexametasona que se puede usar. Prednisona o thalidomida en píldoras están también disponibles para casos mas avanzados.


Herpes

El herpes oral es causado por un virus conocido como VHS-1. Este es el virus que causa ulceras alrededor de la boca (diferente de VHS-2 que causa ampollas en los genitales).Las erupciones de herpes usualmente se curan en un par de semanas sin tratamiento, en personas con un sistema inmunológico normal

Pero una vez más, en personas con VIH, las lesiones pueden ser más grandes y más dolorosas, y pueden llevar a infecciones secundarias é interferir con la habilidad de poder comer. Personas con conteos bajos de CD4 deben considerar antivirales como Famvir, Valtrex, o Zovirax. Habiendo pomadas disponibles, no trabajan tan bien como los medicamentos sistémicos.


Gingivitis

GUAN (gingivitis ulcerativa aguda necrotizante, ANUG por sus siglas en ingles), es una apariencia dolorosa, inflamada y/o agujereada de las encías, en la misma categoría de la infección de Vincent (boca partida). Es usualmente causada por estrés -- algo que personas con enfermedad crónica deben de lidiar, así que el ciclo se hace perpetuo. A menudo el único recurso es mantener la boca tan limpia como sea posible, tratar los síntomas con un enjuague bucal antimicróbico y/o con medicinas para el dolor.

Los cuidados de la salud oral en su casa son de lo más importante. Es posible ir al dentista todas las semanas para limpieza, pero si no lo hace regularmente delante del espejo, Ud. está buscando que surgan problemas. Cepillese, use hilo dental, haga limpiezas frecuentes -- estas cosas simples ofrecen la posibilidad de mantener una calidad de vida decente. El concepto de mantenimiento es clave y primordial.

Ha sido un privilegio cuidar de personas con VIH desde el principio de esta epidemia mundial. Difícil por momentos, pero muy recompensador. Cada paciente merece atención especial, no importando sentimientos y agendas personales. Para comenzar, los dentistas nunca deben olvidar los motivos por los cuales todos estamos en ésta profesión -- sanar al enfermo.

Charles Dorato es dentista en Greenwich Village, New York.


Regresar a ACRIA Update Primavera de 2007.

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por AIDS Community Research Initiative of America. Es parte de la publicación ACRIA Update.
 

 

Advertisement