Print this page    •   Back to Web version of article

Preguntas y Respuestas: Rumores, Mitos y Bromas

18 de Octubre de 2006


Recibí un correo electrónico que advertía de un hombre, de quien se creía tenía el VIH, que fue capturado hace poco mientras ponía sangre en un dispensador de salsa de tomate en un restaurante de comida rápida. Debido al riesgo de transmisión del VIH, el correo electrónico recomendaba que sólo se utilizara la salsa de tomate que viene en bolsitas. ¿Existe riesgo de contraer el VIH a través de la salsa de tomate?

No se ha reportado ningún incidente a los CDC de dispensadores de salsa de tomate contaminados con sangre infectada por el VIH. Además, los CDC no tienen noticia de ninguna infección por el VIH causada por los alimentos, entre ellos las salsas o condimentos.

El VIH no es un virus que se transmite por vía aérea ni por los alimentos, y no vive mucho tiempo fuera del cuerpo. Aún si se consumieran pequeñas cantidades de sangre infectada por el VIH, los ácidos del estómago destruirían el virus. Por lo tanto, no hay riesgo de contraer el VIH por consumir salsa de tomate.

El VIH se transmite más comúnmente mediante conductas sexuales específicas (relaciones sexuales anales, vaginales u orales) o por compartir agujas con una persona infectada. Una mujer infectada por el VIH puede pasar el virus a su bebé antes o durante el nacimiento, o después del nacimiento a través de la lactancia materna. Aunque el riesgo es sumamente bajo en los Estados Unidos, también es posible contraer el VIH a través de transfusiones de sangre o de productos derivados de sangre infectada.

¿Es cierto que un niño en Texas murió por una sobredosis de heroína después de haber sido pinchado por una aguja que se encontraba en un área de juegos?

Esta historia se investigó y resultó ser falsa. Para que una persona sufra una sobredosis de drogas por pincharse con una aguja y jeringa, tendría que haberse inyectado una gran cantidad de drogas directamente en el cuerpo. Una lesión causada por el pinchazo de una aguja, como la que se indica en esa historia, no podría inyectar una cantidad suficientemente grande como para causar una sobredosis. Además, los drogadictos dejarían una cantidad muy pequeña de droga en una jeringa usada después de haberse inyectado. Si un accidente como éste llegara a ocurrir, habría más bien preocupación por una posible infección de la sangre con un virus como el de la inmunodeficiencia humana, hepatitis B o hepatitis C. El riesgo de contraer infecciones por agujas que no fueron desechadas adecuadamente, como en el caso descrito en esta historia, es sumamente bajo.

¿Puede transmitirse el VIH mediante el contacto con toallas femeninas (sanitarias) sin usar?

El VIH no puede transmitirse mediante el uso de toallas femeninas nuevas o que nunca han sido utilizadas. El virus de inmunodeficiencia humana, o VIH, es un virus que se transmite de una persona a otra mediante el contacto con la sangre o por tener relaciones sexuales con una persona infectada por el VIH. Asimismo, las mujeres embarazadas que están infectadas por el VIH pueden pasarles el virus a sus bebés durante el embarazo o el parto, así como al darles pecho. A pesar de que algunas personas han expresado preocupación de que el VIH pudiera trasmitirse de otras formas, como a través del aire, el agua, los insectos u objetos comunes, no existe evidencia científica que respalde estas formas de transmisión. Aunque nadie se ha infectado por tocar toallas femeninas usadas, las toallas femeninas usadas deben ser cubiertas con una envoltura y desechadas adecuadamente para que nadie tenga contacto con la sangre.

¿Es cierto lo que dice un artículo del Weekly World News de que los CDC han descubierto una mutación del VIH que se transmite por el aire?

Esta historia no es cierta. Es lamentable que estas historias, que pueden asustar al público, circulen en Internet.

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH), el virus que causa el SIDA, se propaga mediante contacto sexual (anal, vaginal u oral) o por compartir agujas y jeringas con alguien que está infectado por el VIH.

Los bebés que nacieron de una madre infectada por el VIH pueden contraer la infección antes o durante el parto, o cuando están siendo amamantados.

Se han realizado varios estudios científicos para analizar todas las formas posibles de transmisión del VIH. En estos estudios no se ha demostrado que el VIH puede ser trasmitido por aire, agua, insectos ni por contacto casual.

He leído historias en Internet acerca de personas que se pinchan accidentalmente con agujas dejadas en ranuras de retorno de monedas de cabinas telefónicas, en surtidores de gasolina, en asientos de teatros y en otros lugares. Una historia decía que los CDC reportaron incidentes similares sobre agujas y jeringas que habían sido desechadas indebidamente. ¿Son ciertas estas historias?

Los CDC han recibido preguntas sobre una serie de informes o advertencias de agujas usadas y abandonadas por usuarios de drogas inyectables infectados por el VIH en ranuras de retorno de monedas de cabinas telefónicas, en surtidores de gasolina y en asientos de teatros. Estos informes y advertencias están circulando en Internet, por correo electrónico y por fax. Algunos informes han indicado falsamente que los CDC "confirmaron" la presencia del VIH en las agujas. Los CDC no han analizado tales agujas ni han confirmado la presencia o la ausencia del VIH en ninguna muestra relacionada con estos rumores. La mayoría de estos informes y advertencias parecen no tener ninguna base real.

A los CDC se les informó recientemente de un incidente en Virginia donde una persona se pinchó accidentalmente con una aguja pequeña (se piensa que era de insulina) dejada en la ranura de retorno de monedas de una cabina telefónica. El incidente fue investigado por el departamento de policía local. Varios días más tarde, después de que apareciera un informe policial sobre el tema en el periódico local, se encontró una aguja en un distribuidor automático de comestibles sin que hubiera causado ninguna lesión.

A veces se encuentran agujas desechadas en las afueras de los sitios de atención médica. Se cree que estas agujas han sido dejadas ahí por personas que usan insulina o por usuarios de drogas inyectables. Ocasionalmente el "público" y ciertos grupos de trabajadores (p.ej. trabajadores de saneamiento o personal de mantenimiento) pueden sufrir lesiones por un pinchazo con una aguja que ha sido desechada en forma inadecuada. Las lesiones por pinchazo de aguja pueden transferir sangre y agentes patógenos transmitidos por la sangre (por ejemplo, hepatitis B, hepatitis C y VIH), pero el riesgo de transmisión a través de agujas desechadas es sumamente bajo.

Los CDC no recomiendan hacerles pruebas a las agujas desechadas para evaluar la presencia o la ausencia de agentes infecciosos. El manejo de las personas expuestas al riesgo de infección debe determinarse mediante una evaluación según el caso específico y debe tener en cuenta: (1) el riesgo de una infección por agentes patógenos transmitidos por la sangre y (2) la naturaleza de la lesión. Toda persona que en un sitio público se pinche con una aguja, debe comunicarse con su médico o ir a una sala de emergencias lo más pronto posible. El profesional de la salud debe luego reportar la lesión al departamento de salud local o estatal. Los CDC no conocen de casos en donde el VIH se haya transmitido mediante una lesión por pinchazo de aguja que haya ocurrido fuera de un lugar de atención médica.




This article was provided by U.S. Centers for Disease Control and Prevention. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art41010.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.