Print this page    •   Back to Web version of article

Al Vallesteros y Vanessa Talamantes: Nuestra Comunidad en la Comisión de VIH

Por Mónica Taher

Marzo/Abril 2002

Al Vallesteros

Alvaro Ballesteros

Alvaro Ballesteros, de padre filipino y madre mexicana, ha formada parte de la comisión por nueve años. Como Vice Presidente, y miembro del Comité de Patrones de Cuidados y del Comité Ejecutivo de esta entidad, Ballesteros ha trabajado en el campo del VIH y SIDA por casi 15 años. Ballesteros es VIH positivo.
Vanessa Talamantes

Vanessa Talamantes

Vanessa Talamantes, de padres mexicanos, nació en los Estados Unidos y creció en Sonora, México. Talamantes ha trabajado en el campo del VIH y SIDA por más de diez años. Como miembro del Comité de Política, del Comité Fiscal y del Ejecutivo, su trabajo se enfoca en ayudar a promover programas que ayudarán a satisfacer las necesidades de los Latinos que tienen el virus. Talamantes ha estado con la comisión por tres años y es VIH Negativa.


La Comisión del Condado de Los Angeles de Servicios de Salud Contra el VIH tiene como medidas estratégicas el regular fondos y servicios contra el VIH y el SIDA a través del Departamento de Salud del condado. Una de sus funciones es enfocar esos servicios para aquellas poblaciones más afectadas por la epidemia. Lo difícil no es identificar los grupos más afectados, si no proporcionar estos servicios en una forma eficiente.


Un nexo a favor de nuestra comunidad

La gama de agencias y organizaciones que proveen servicios contra el VIH y el SIDA en el condado de Los Angeles es inmensa. Así mismo, la cantidad de programas que son proporcionados por estas instituciones, comprenden desde servicios de prevención y examinación hasta tratamientos para contrarrestar los estragos que esta epidemia ha causado a miles de hombres, mujeres y niños en este condado. Los fondos locales, estatales y federales que estas agencias obtienen para operar, son regulados por la Comisión del Condado de Los Angeles para Servicios de Salud Contra el VIH y distribuidos por el Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Angeles.

La Comisión del Condado de Los Angeles para Servicios de Salud Contra el VIH fue fundada hace 10 años, ante la necesidad de crear un organismo que controlara las prioridades presupuestales y enfocara servicios y programas hacia aquellas comunidades con tasas de infección más altas. De acuerdo a Vanessa Talamantes, miembro activo de la comisión, "esta entidad se esmera por planificar servicios de tratamiento y cuidados médicos para todos aquellos viviendo con el virus." Talamantes explica como los miembros de la comisión ingresan a esta de dos maneras diferentes: estos son elegidos por la Junta de Supervisores del Condado de Los Angeles o en segunda instancia, miembros de la comisión votan por los candidatos interesados después que estos presentan su curriculum-vitae, conocimiento sobre la problemáticas del VIH y SIDA y la experiencia en este campo. Básicamente la comisión tiene como tarea reportar sus funciones a la Junta de Supervisores, quien es encabezada por políticos locales.

La Junta de Supervisores enfatiza que los miembros de la comisión deben representar a la mayoría de las comunidades afectadas por la epidemia, es decir, sus miembros deben de ser Afro-Americanos, Anglosajones, Latinos, hombres gay, personas VIH positivas, etc. A pesar que la diversidad constituye una ventaja para asegurar la distribución de fondos equitativamente, es también un problema. Talamantes, quien fue elegida por la Supervisora Gloria Molina para formar parte de la comisión, expresa que "debido al gran número de personas que trabajan en este proyecto, es muy difícil concretar un solo punto de vista." Ninguno de los participantes recibe un salario por sus servicios y los problemas persisten.


Al Vallesteros y Vanessa Talamantes: Nuestra Comunidad en la Comision de VIH
Foto: Michael Storc

Se buscan miembros

Hace unas semanas, la entidad fue duramente criticada por emplear aproximadamente $194,000 en fondos de parte de la ley Ryan White CARE Act para una campaña publicitaria a favor de esta. La comisión pagó por anuncios en diferentes publicaciones para incitar a nuevos candidatos a llenar solicitudes y así formar parte de esta. Los anuncios, que tienen como prioridad mostrar la diversidad racial masculina y femenina dentro de la entidad, utilizó fotos de los miembros actuales para "reclutar" a los futuros candidatos. Uno de los anuncios lee, "Estamos Haciendo Más Para Combatir El SIDA. ¡Usted También Puede!" y denota el número de 27,000 muertes entre hombres, mujeres y niños en el condado y los 41,000 individuos residentes de Los Angeles viviendo con el virus. A pesar que la comisión considera que este método publicitario será efectivo para atraer a nuevos candidatos, los anuncios ignoran identificar a la comunidad homosexual. Las fotos o el texto no especifican que esta comunidad es y ha sido la más castigada por el SIDA en el condado de Los Angeles.

Alvaro Ballesteros, quien es uno de los dos Vice-Presidentes de esta comisión, explicó que "existen aproximadamente 18.000 personas que no se han percatado que están infectadas por el virus en el condado de Los Angeles, y por lo mismo no han buscado tratamiento médico." El sugiere que estas estadísticas surgen mediante métodos cuantitativos basados en el número de personas que asisten a los sitios de examinación. Al mismo tiempo, defiende la campaña publicitaria al decir que esta fue diseñada para lograr que las personas que viven en los lugares más remotos dentro del condado y que no piensan que corren riesgo de contagiarse con la enfermedad, puedan escuchar el mensaje de la comisión. Con la cantidad de anuncios expuestos, la comisión quiere lograr que sus miembros representen a todas las comunidades. Vale la pena recalcar que la campaña tiene como intención alcanzar aproximadamente a 12 millones de personas.

Ballesteros, de descendencia mexicana y filipina, tiene metas concretas que desea implementar dentro de esta entidad. Tras nueve años de fungir como miembro y cuatro como Vice-Presidente, este activista considera que es imprescindible crear una red de prevención y seguridad que amplifique los servicios para todas las comunidades actualmente afectadas, incluyendo a las mujeres, niños, hombres gay, bisexuales, etc. A la vez, espera ver una reducción en los índices alarmantes dentro de las comunidades Afro-Americanas y Latinas.


En nuestro idioma

Actualmente, los hombres jóvenes Latinos y Afro-Americanos corren un mayor riesgo de contraer VIH y SIDA que cualquier otro miembro de otra comunidad. Uno de los factores que han aumentado los índices de infección en estas comunidades ha sido la carencia de servicios de salud que sean sensibles a las específicas necesidades que estas poseen. En este caso, muchos de los jóvenes en el área del condado de Los Angeles, prefieren recibir información en español por ser este su idioma nativo; pero si ellos no reciben anuncios de prevención en español, esto indica que este segmento de la población es ignorado y por ende, todo esfuerzo para prevenir más infecciones.

Lo mismo sucede con enfermeras y doctores que puedan proveer tratamiento médico en español. Desde una perspectiva lógica y de acuerdo a Ballesteros, si es que se quiere representar el condado en una forma justa, el 50% de los miembros de la comisión deben de ser Latinos. Los Latinos comprenden la mayoría de los habitantes en este condado y constituyen un gran segmento de los casos de VIH. De acuerdo al Departamento de Servicios de Salud del Condado de Los Angeles, existen aproximadamente 41,000 casos de infección en total. Doce mil de esos casos constituyen infecciones dentro de la comunidad Latina.


Participación de las mujeres

Talamantes explica que una de sus metas es aumentar el número de mujeres Latinas que represente a esta comunidad dentro y fuera de la comisión, ya sea como activistas o como una voz fuerte que resuene y consientise a todas aquellas mujeres que creen estar libres de contagiarse del virus. Talamantes ha trabajado en el área de prevención y tratamiento contra el VIH y SIDA por 10 años y ha servido en la comisión por tres.

Talamantes insiste que tratará de sugerir la implementación de un sistema universal de papeleo, similar a una tarjeta de identificación para pacientes. Con ella, todas las personas en busca de servicios de VIH y SIDA evitarán llenar formularios y tediosas encuestas cuando asistan a diferentes agencias proveedoras de servicios de VIH. De acuerdo a Talamantes, "muchas personas visitan una agencia, reciben servicios y luego deciden cambiarse a otra. Esto es muy común." Así también lo es el proveer la misma información, a todas las agencias donde se asiste. La cantidad de papeleo es enorme y al crear un sistema que pueda identificar a los pacientes en todo el condado, se puede evitar este proceso obligatorio.


Al Vallesteros y Vanessa Talamantes: Nuestra Comunidad en la Comision de VIH
Foto: Michael Storc

Nuestra voz, nuestro voto

Ambos activistas coinciden que el papel que los Latinos jueguen dentro de esta entidad es importante y necesario. Ellos reconocen que nuestra comunidad no está acostumbrada a demandar o exigir servicios y por ende, a no recibirlos. De acuerdo a ambos, se necesita una fuerza estructurada que urja a los políticos y al gobierno estatal y federal para que los fondos provisto sean canalizados hacia las comunidades con más necesidades, en este caso, la Afro-Americana y la Latina, y esa es exactamente la meta de la comisión. Por eso mismo, Talamantes explica que si hay necesidad de conducir una campaña de conscientización para individuos Latinos que hayan inmigrado recientemente y que solo hablen español, ella estaría dispuesta a apoyar la votación de una persona dentro de la comisión que represente a estos individuos. Ella explica que las leyes no especifican que todos los miembros deben hablar inglés o si la comisión tiene la posibilidad de utilizar un traductor dentro de sus reuniones.

Es evidente que el cometido de la comisión es alcanzar a todos aquellos individuos que son propensos a contagiarse con el virus y a todos aquellos que sabiendo que están infectados, necesiten buscar servicios médicos. Es también sobresaliente la labor que esta entidad está realizando a favor de la comunidad Latina. La comisión enfatiza la implementación de fondos en español y de campañas que sean dirigidas a nuestra gente. Al conducir programas que satisfagan nuestras necesidades como Latinos, la comisión espera observar una reducción en el número de infecciones y un acercamiento para recibir tratamiento médico de parte de las personas que viven con el virus pero que no saben que lo tienen.

Mónica Taher nació en El Salvador en 1.972. Taher tiene una Licenciatura en Periodismo y está por terminar una maestría en Política Internacional. Actualmente es la Directora Gerente de Tentaciones Magazine, una publicación internacional gay y lésbica Latina que trata asuntos y enfoques diversos incluyendo temas acerca de la epidemia a nivel Latinoamericano. Taher es VIH Negativa y reside en Los Angeles desde 1990.


Regresar al ejemplar de Marzo/Abril 2002 de Impacto.





This article was provided by AIDS Project Los Angeles. It is a part of the publication Impacto. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art32787.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.