Print this page    •   Back to Web version of article

La Discriminación Social y Nuestra Salud

Por Omar Baños

Septiembre/Octubre 2001

Durante los últimos años la pandemia del SIDA se ha propagado desproporcionadamente en las comunidades pobres afroamericanas y latinas en Estados Unidos. IMPACTO! entrevistó a Rafael Díaz, sobre el documento Discriminación Social y la Salud: El Caso de los Hombres Latinos Homosexuales y el Riesgo de Infección por VIH que él y el Dr. George Ayala publicaron recientemente. El Dr. Díaz nos habla de los resultados del estudio y nos comenta del impacto que la homofobia, el racismo, el estigma y la pobreza causan en la salud de los hombres latinos homosexuales en los Estados Unidos.

¿Cómo y cuándo surge la iniciativa para realizar este estudio sobre discriminación social y la salud?

Antes de este estudio habían pocos estudios pequeños y datos que no eran representativos; no existía una conexión entre la discriminación social y la salud. Queríamos crear un modelo socio-cultural, con un grupo grande de participantes que incorporara el nivel de aculturación, que cubriera diferentes edades y nacionalidades.

Por eso creamos el estudio de Nuestras Voces donde desarrollamos una encuesta de investigación, más representativa de las experiencias de los participantes, y que a la vez era más sensitiva a las necesidades de la comunidad.
Dr. Rafael Diaz -- Foto por George Ayala
Perfil: El Dr. Rafael Díaz es profesor de Sexualidad Humana en la Universidad de California en San Francisco (UCSF) y también es Co-Director del Centro de Estudios Para la Prevención del SIDA en UCSF en el programa de investigación de minorías. Sus estudios están enfocados en la investigación de la relación que existe entre la discriminación social y la salud. Sus estudios también investigan los papeles específicos que los factores opresivos de la sociedad tienen en el incremento de la disparidad en la salud de diferentes minorías sexuales y minorías étnicas en el país.

¿Cuál es el perfil de las personas que participaron en este estudio?

Entre octubre de 1998 y marzo de 1999 se escogió al azar un grupo de 912 hombres latinos homosexuales que frecuentan lugares de ambiente, discotecas, bares y otros eventos que son conocidos por ser de ambiente latino y homosexual. Este número es una muestra representativa; se escogieron a los participantes en tres ciudades, Nueva York, Los Angeles y Miami.

¿Cuál es el número de personas seropositivas que participaron?

Aproximadamente 180 hombres homosexuales reportaron ser portadores del VIH. Esta muestra representativa indica que la frecuencia entre los hombres latinos homosexuales es de uno en cada cinco personas. En Nueva York se dio el mayor número de participantes que reportaron su estatus de VIH con un 34% en total. La más baja frecuencia fue en Miami con el 7%.

¿Cuánto tiempo tomó la investigación de principio a fin?

El estudio duró cuatro años. El primer año se hace la parte cualitativa, desarrollamos la encuesta. . . . Luego implementamos la encuesta en Nuestras Voces y después hicimos el análisis de toda la información.

¿Cuáles han sido algunos de los obstáculos durante el estudio?

Uno de los obstáculos es que el estudio fue muy caro. . . . Pero más que obstáculos, el estudio mostró historias de éxito. La gente quería participar en el estudio. . . era por invitación que participaban.

Quizá un obstáculo o reto que supimos superar fue el de desarrollar una encuesta cualitativa que fuera más fácil para que los participantes se expresaran. Implementamos otra encuesta con preguntas cerradas; éstas frustraron a los participantes ya que se sentían limitados y no podían compartir plenamente sus experiencias. Crear una encuesta que reflejara la necesidad de la comunidad fue un logro muy importante.

¿Cuál es la hipótesis que ha guiado este estudio?

Nuestra hipótesis es que el riesgo para infectarse de VIH es parte de los factores socioculturales, del contexto de las personas, que la homofobia, la pobreza y la opresión impactan las decisiones que las personas toman.

¿Cuáles han sido los resultados del estudio?

Primero, el estudio es representativo. La experiencia de opresión se midió empíricamente ya que no había ninguna prueba anteriormente. Podemos decir que el contexto, la homofobia, la discriminación, la pobreza y el estigma están íntimamente relacionados con la salud de los hombres latinos homosexuales.

¿Crees que la pobreza y la discriminación tienen el mismo efecto en otras poblaciones -- por ejemplo, la mujer -- en términos de incrementar el riesgo de infección?

Creo que la opresión tiene un fuerte impacto. Pero tendríamos que ver de qué forma impacta a la mujer, por ejemplo. Con los hombres latinos heterosexuales la forma de opresión del machismo tiene un fuerte impacto, pero igual, tendríamos que ver las peculiaridades de cada grupo.

¿Cómo identificó el estudio la discriminación social en hombres seropositivos?

La experiencia de estigmatización es muy frecuente en los hombres VIH positivos porque son homosexuales latinos portadores del VIH. Ellos enfrentan otro nivel más de opresión. Los mismos hombres gays los rechazan. Se crea la dicotomía de los gays buenos y los gays malos. Esto indica que tenemos que trabajar más en cómo nosotros estamos tratando a las personas seropositivas.

En la encuesta preguntamos, por ejemplo, con cuánta frecuencia habían sido maltratados por ser seropositivos y si creían que sus parejas sexuales los rechazarían por su estatus.

En el estudio se reporta que casi la mitad de los participantes seropositivos (46%) reportan haber sido maltratados debido a su estatus de VIH. Un 82% reportó que piensa que en situaciones sexuales podrían ser rechazados si la otra persona se entera de su estatus.

Algo muy importante es que el estigma está allí. Ahora hay que ver el nivel del estigma, por qué está allí y cuál es el impacto en la vida de las personas seropositivas.
Dos hombres -- Foto por Patrick 'Pato' Hebert
"El estudio apunta a que el riesgo de infectarse con el VIH es parte del contexto y no está limitado a las decisiones personales del individuo". -- Rafael Díaz*

¿A qué conclusiones has llegado con los resultados del estudio? Y ¿cuáles son tus recomendaciones, basado en estas conclusiones?

Lo que le está pasando a los hombres latinos homosexuales tiene una estrecha relación con el alcohol y las drogas. Esto está conectado a la desigualdad social, por ser latinos, homosexuales y pobres.

El estudio apunta a que el riesgo de infectarse con el VIH es parte del contexto y no está limitado a las decisiones personales del individuo. Son factores contextuales. El contexto representa el riesgo.

Otro punto muy importante es que nuestro trabajo de prevención tiene que estar conectado en términos de la lucha contra la discriminación, la homofobia y el estigma, no sólo por ser homosexuales, sino también por ser homosexuales y VIH positivos.

Los programas de prevención están bombardeados con condones y sexo seguro; pero estos programas también necesitan incorporar elementos en los que las personas pueden reflexionar sobre los contex tos que los ponen en riesgo o los contextos en que son más vulnerables.

Sabemos que eres uno de los pocos latinos homosexuales que trabaja en el área de investigación con la comunidad latina homosexual. En tu vida personal, ¿cuáles han sido algunos de tus retos más importantes que has superado?

Yo soy parte de la comunidad que estudio. Esos datos tienen un fuerte impacto personal. Es duro oír las historias de cada uno de los participantes. Esto me ha hecho pensar en mi propia vida ya que puedo identificarme con muchas de las experiencias. Pero también es muy satisfactorio oír las historias de valentía y fortaleza cuando éstas existen.

Uno de los obstáculos ha sido ir en contra de la ideología popular que se enfoca en la persona y en la responsabilidad individual que es muy estadounidense. Por mi parte me enfoqué más en todo el contexto de las personas y no solamente en la persona.

Para concluir, ¿Por qué haces este tipo de trabajo?

Siento que la epidemia es un síntoma de lo que está pasando en la sociedad. El SIDA nos hace ver que la desigualdad social es parte de la epidemia.

He visto muchas pérdidas de amigos. Yo no quiero que la gente más joven que yo viva eso. La epidemia nos enseña que se mueve hacia las poblaciones impactadas por la pobreza. Eso hay que decirlo; hay que hablarlo.

Yo vi una oportunidad de unir mi profesión con mi vida personal. El estudio me ayudó a sentirme mucho más parte de la comunidad. He recibido más de lo que he dado.

Nota: La versión en español del documento Discriminación Social y la Salud: El Caso de los Hombres Latinos Homosexuales y el Riesgo de Infección por VIH puede encontrarse en: http://www.ngltf.org/library/index.cfm

* Esta imagen se utilizó en la campaña de prevención "HIV is still here. So are we" de la Oficina de Programas y Políticas Sobre el SIDA del Condado de Los Angeles (OAPP).


Regresar al ejemplar de Septiembre/Octubre 2001 de Impacto.


Asimismo, este artículo fue obtenido de la revista Impacto de APLA.




This article was provided by AIDS Project Los Angeles. It is a part of the publication Impacto. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art32762.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.