Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
La Melancolía Invernal

Diciembre de 2002

La Melancolía Invernal

La melancolía y la depresión son problemas comunes durante los meses de invierno. Los ajoros de las fiestas navideñas, las presiones de los regalos y los gastos, los recuerdos del pasado, el frío, la lluvia, las nevadas y la falta de luz solar nos causan efectos emocionales y físicos que nos hacen suceptibles a el estrés, la melancolía y la depresión.

La mayoría de las veces estos problemas son ligeros y pasajeros, y podemos controlarlos nosotros mismos. En otras ocasiones la situación es más severa y necesitamos consultar nuestro médico o proveedor de salud mental.

Personalmente, el invierno me pone melancólico e irritable. Como parte de mi proceso de autoaceptación he aceptado que ése es mi patrón, y durante el invierno me hago conciente de mi estado de ánimo sin ser obsesivo.

Aunque la depresión clínica necesita de atención professional, la melancolía , el letargo y el estrés pueden ser mejorados con estrategias sencillas que además de ayudarnos con nuestro estado de ánimo, nos ayudan al darnos un sentido de control sobre nuestras vidas.


Cuidando del Espíritu

Haz un inventario de las bendiciones
que has recibido.
Visita tu iglesia, templo o lugar espiritual de tu predilección. Repite tus afirmaciones diariamente.
Habla con un guía espiritual.
Ora, reza o medita.
Ve a un retiro.
Observa la naturaleza.
Respira profundo, tres veces.
Crea un altar personal.
Lee un libro inspiracional.
Ayuda a una persona necesitada
Dona la ropa o cosas que no estés usando a un centro de beneficiencia.
Haz trabajo voluntario.
Balancéate las chacras.


Cuidando de tu Mente

No te aísles; mantente en comunicación con tus amigos/as. Asiste a un grupo de apoyo.
Empieza terapia individual.
Comienza un pasatiempo que te agrade.
Toma un curso sobre un tema que te interese.
Ve a fiestas.
Diviértete con amigos.
Cierra los ojos y transpórtate mentalmente a un paisaje de tu agrado, lleno de luz.
Cocina tu comida favorita y compártela con un/a amigo/a.
Da y pide abrazos.
Limpia, organiza o decora tu casa.
Escucha música tropical o música que te llene de energía.
Toma un baño tibio de lavanda o romero.
Enciende unas velas de fragancia.
No hagas cambios drásticos en tu rutina diaria.
Alquila una película que te suba la adrenalina.
Despliega imágenes y colores vivos que te agraden alrededor de tu casa y tu oficina.
Compra flores para ti.
Toma unas vacaciones en un lugar soleado.
Instala bombillas de luz blanca y de espectro completo. Estas emiten luz más similar a la luz solar.
Toma "baños" de luz, ya sea en un salón de bronceado o sentándote en frente de una luz de espectro completo con los ojos cerrados por varios minutos.
Evita o reduce las situaciones conflictivas.
Crea algo con tus manos: dibuja, esculpe, pinta, escribe, arregla flores, cose, teje, contruye, cocina, arregla algo que no funcione bien, etc.


Cuidando de tu Cuerpo

Come bien y balanceadamente.
Evita las comidas muy pesadas, pues pueden causar letargo.
Visita a tu médico regularmente.
Continúa tu tratamiento como te fue prescrito.
Ejercítate.
Duerme sólo lo suficiente para sentirte descansada/o. El exceso de dormir puede causar letargo por el resto del día.
Toma un masaje, reiki o acupuntura.
Toma tes de manzanilla y otras hierbas beneficiosas.
Baila tu música favorita.
Cuida de tu apariencia física.
Usa ropa holgada y en varias capas que te protejan de las inclemencias del tiempo.
Cuídate del consumo excesivo del alcohol y las drogas recreativas.
No consumas mucha azúcar.
Usa gorras y sombreros, pues se pierde mucho calor a través de la cabeza.
Toma multivitaminas.
Usa zapatos de suela irregular, no de suela lisa. Las suelas lisas resbalan en pavimentos helados y pueden causar caídas.
Bebe de 6 a 8 vasos de agua diarios.
Proteje tus labios de la sequedad y cortaduras por frío con una barrita de labios.
Usa humectante en toda tu piel.
Pregúntale a tu médico si es recomendable para ti el vacunarte contra la gripe.
De vez en cuando come un poco de chocolate puro.
Coloca envases de boca ancha con agua alrededor de tu casa para humedecer el ambiente.
Consulta a tu médico si has estado deprimido/a o sientes mucha melancolía por varias semanas.


Regresar a SIDAahora Diciembre 2002.

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por Body Positive. Es parte de la publicación SIDAahora.
 
Vea También
Depresión, Ansiedad y Salud Mental
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement