Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
Presentando La Asociación Agua Buena Prodefensa de los Derechos Humanos

Julio de 2004

La Asociación Agua Buena Prodefensa de los Derechos Humanos

La desesperada necesidad de medicamentos antirretrovirales en las naciones de África ha recibido una gran atención en los EEUU en los últimos años. Debido a la presión ejercida por los activistas, la administración de Bush anunció un nuevo programa para servicios en África para el VIH/SIDA (incluyendo Haití y Guyana). La ley fue promovida en el Congreso en un tiempo mínimo y está aguardando a ser firmada.

Pero muy poca atención se le ha prestado a las necesidades de las personas en América Latina. A pesar que la mayoría de los países en Latinoamérica no han sufrido los niveles horripilantes de infección que han sufrido los países africanos subsaharianos, aún permanece una creciente necesidad de acceso a medicamentos.

Afortunadamente, una organización activista con sede en Costa Rica ha estado trabajando sola desde 1997 para expandir las opciones de tratamiento a través de toda la región.

La Asociación Agua Buena Prodefensa de los Derechos Humanos fue fundada poco después de la Conferencia Internacional del VIH/SIDA en 1996, cuando el psicólogo Richard Stern supo que los tratamientos antirretrovirales demostraban grandes resultados, pero continuaban siendo muy caros para las personas en países subdesarrollados.

"Volví de la Conferencia convencido de que las personas con VIH/SIDA deberían formar una coalición para ejercer presión al gobierno para acceder al tratamiento. En esa época, el costo de los medicamentos rondaban cerca de los $8000.00 por persona/por año, y todos consideraron que esta cifra era imposible de ser pagada por los gobiernos en Latinoamérica," dice Stern, quien ha vivido y trabajado en Costa Rica por 15 años. "Luego que un caso se ventilara en la Corte Suprema de Costa Rica, las personas con VIH/SIDA obtuvieron el derecho a tratamiento. Después de ésto, comenzé a trabajar en otros países haciendo la misma labor." Agua Buena es una organización regional de Latinoamérica y del Caribe que tiene como meta ayudar a países con necesidades de terapias antirretrovirales, incluyendo Guatemala, Honduras, República Dominicana, Santa Lucía, El Salvador, Panamá, Nicaragua, Belice, Perú, Bolivia, Ecuador, Jamaica, y Paraguay. Aunque la asociación tiene su sede en San José, Costa Rica, no tiene como meta el ayudar en su país, pues la mayoría de los costaricenses tienen acceso a tratamiento.

Pero Costa Rica, El Salvador y otros pocos países siguen siendo la excepción. En países como Jamaica, Ecuador, Perú y la República Dominicana, hay más de 55,000 personas que no tienen acceso a ningún tratamiento. Esto sería cerca de un 95 % de las personas con VIH/SIDA si combinaramos las cifras de los 4 países. "El cuidado de la salud es la necesidad más básica para el ser humano y la discriminación contra las personas con VIH/SIDA, los mantiene alejados de recibir cuidado médico en Latinoamérica, incluyendo los antirretovirales" nos dice Stern. "Estoy frustrado de que el cambio haya sido tan lento." "Han pasado seis años desde 1997, cuando la Corte Suprema de Costa Rica ordenó al gobierno a proveer acceso universal al tratamiento antirretroviral. Yo nunca imaginé que seis años más tarde, la mayoría de las personas en América Latina no tendrían acceso a medicamentos."

Puesto que pocos individuos u organizaciones no gubernamentales (ONG) tienen la habilidad para pagar por los medicamentos, el expandir el acceso a los medicamentos envolvería automáticamente cabildear a los gobiernos. La experiencia costaricense nos ofrece esperanza. "En Costa Rica, las personas con VIH/SIDA han tenido grandes éxitos y ellos son un grupo verdaderamente dotado con capacidades de cabildeo" nos dice Guillermo Murillo, un colega de Stern, quién es activista y uno de los pocos que en su país que habla públicamente de su condición seropositiva. Además es uno de los demandantes en el éxitoso caso visto en la Corte Suprema de Costa Rica.

A pesar de la decisión de la corte costarricense y el teórico cuidado universal de salud del país, Murillo todavía expone que el gobierno de Costa Rica no tiene un sistema adecuado para el apoyo de programas de VIH/SIDA. "Hay planes estratégicos desarrollados, pero los presupuestos no han sido asignados. El gobierno no apoya las ONGs que trabajan con SIDA, lo cual hace nuestro trabajo más dificil. Se necesita educar más a las personas. El gobierno no parece estar seriamente comprometido para detener la epidemia."

Todavía, estos obstáculos palidecen ante aquellos en otros países que son más pobres que Costa Rica y con menos tradición de paz y democracia. Mientras Brasil ha sido pionero en toda la región desarrollando versiones genéricas de los medicamentos y distribuyéndolos costeados por el gobierno brasileño, otros gobiernos -- la gran mayoría -- se mantienen indiferentes o más bien hostiles a las necesidades de las personas con VIH/SIDA. Pero los problemas no son solamente con las políticas gubernamentales, sino además con los sistemas de cuidado de la salud de la region.

"Mi frustación mayor es la indiferencia y/o el nivel de discriminación de las personas que estan supuestas a manejar los sistemas de cuidado de salud en estos países subdesarrollados," dice Stern. "En la mayoría de los casos, estas personas son de las clases altas elitistas y han obtenido cuidado de salud cuando era necesario. Ellos parecen pensar que los pobres son hasta cierto punto diferentes y no son merecedores de recibir un trato de calidad en cuidados de salud."

El activismo en el mundo subdesarrollado es diferente al activismo en Europa o los EEUU. "La mayoría de los activistas son pobres, debido a que personas de la clase professional con VIH/SIDA, con algunas excepciones, permanecen 'en el closet.' Ellos compran sus medicamentos en Miami y temen perder sus trabajos o estatus social," añade Stern. "Es comprensible, yo no los culpo. Pero eso nos deja trabajando y apoyando personas que a lo mejor no han terminado la escuela elemental, y en el caso de las mujeres con VIH/SIDA, quienes tal vez nunca fueron a la escuela. Es más dificil el ganarse la confianza de estas personas y son más resistentes al cambio. Pero no hay nada más gratificante en nuestro trabajo que el observar como estas personas crecen y cambian através de los años, y ver el cambio ahora en comparación a cuando los conocimos por primera vez."

"Aún así, Agua Buena se ha convertido en una fuerza significativa en el movimiento proacceso a tratamiento. La asociación se enfoca en todos los niveles de liderazgo responsables de la toma de decisiones, desde las ONGs, los directores de programas nacionales de VIH/SIDA, UNAIDS y la Organización Panamericana de la Salud y hasta representantes congresionales en los países donde trabajamos," dice Stern. "Hacemos demandas estratégicamente, hemos apelado ante la Comisión Inter Americana Pro Derechos Humanos en siete países en el último año. Apoyamos acciones legales a niveles nacionales." La asociación también pública un boletín mensualmente sobre accesos a tratamientos, y auspicia una página web, www.aguabuena.org.

Raymond A. Smith es el editor de Body Positive, la revista hermana de SIDAahora.


Regresar a SIDAahora Julio 2004.

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por Body Positive. Es parte de la publicación SIDAahora.
 
Vea También
América Latina
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement