Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource
Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body en Espanol
Read Now: TheBodyPRO.com Covers AIDS 2014
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Primera Asamblea de las Naciones Unidas Dedicada al SIDA

Aprobaron un compromiso global para erradicar la epidemia. El documento, los obstáculos, la polémica y las contradicciones.

Octubre 2001

Primera Asamblea de las Naciones Unidas Dedicada al SIDA

Dos gigantescas cintas rojas luminosas, en homenaje a las personas fallecidas a causa del SIDA, decoraron durante la última semana de junio el edificio de las Naciones Unidas, convirtiendo a la sesión especial de la Asamblea General en parte del impresionante paisaje urbano de Nueva York. También los empleados del organismo, así como los diplomáticos acreditados en él, usaron este símbolo prendido en la solapa de sus sacos como una señal de adhesión a la causa.

A veinte años de la epidemia de VIH/SIDA, las Naciones Unidas intentan dar los primeros pasos hacia una estrategia global para combatir esta enfermedad. Pero este esfuerzo monumental, del que participan también organizaciones no gubernamentales, no ocurrió sin problemas, obstáculos ni contradicciones.

Antes de comenzar las sesiones, el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, desplegó un gran tapiz hecho con muchos y diferentes retazos de tela, también en homenaje a los fallecidos. Luego, por el mismo motivo, se pidió un minuto de silencio.

Advertisement
Nunca antes en su historia la Asamblea General había dedicado un debate especial al tratamiento de una enfermedad. Delegados de todos los países, incluyendo una veintena de presidentes y jefes de estado del África, donde hay 25 millones de personas con VIH, vinieron especialmente a Nueva York para participar de tan importante reunión.

Mientras en varios laboratorios de Europa y Estados Unidos los científicos se acercan a la posibilidad de una vacuna contra el SIDA, la enfermedad avanza por el mundo. Según los datos de la ONU, 36 millones de personas viven hoy con el virus. Y en muchos países la epidemia está en sus fases iniciales, con perspectivas de expandirse. Las últimas estadísticas del programa de la ONU contra el SIDA, ONUSIDA, indican que desde que se publicaron los primeros casos, en 1981 en E.U., 58 millones de personas han sido infectadas y 22 millones han muerto por la enfermedad en todo el mundo.

En los últimos años, los nuevos desarrollos en las terapias han permitido mejorar la calidad de vida de los pacientes y extender notablemente su sobrevivencia. Ahora, el SIDA ya no es sinónimo de muerte. Pero ésta es sólo una cara de la situación. La enfermedad sigue expandiéndose y desafiando a los programas que se han creado para detenerla.

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó por consenso el pasado mes de junio un compromiso de acción global para erradicar la epidemia del SIDA. Entre sus ambiciosas metas, el plan se propone reducir, para el año 2010, a través de todo el mundo, la incidencia del virus en un 25 por ciento entre los jóvenes de 15 a 24 años de edad. Para entonces, tendría que haber un 50 por ciento menos de infantes lactantes con VIH de los que hay hoy en día.

Primera Asamblea de las Naciones Unidas Dedicada al SIDA

Más allá de los elogios, lo cierto es que la aprobación de la "Declaración de compromiso sobre el VIH/SIDA: Ante una crisis mundial, acción mundial," fue una lucha cuesta arriba, en la que se enfrentaron, por un lado, los países latinoamericanos, europeos, Canadá, y por el otro lado, los países islámicos. Estos últimos, sumados al Vaticano y hasta una rama de la administración de George W. Bush, se oponían a identificar por su nombre a los homosexuales, prostitutas y usuarios de drogas intravenosas como los sectores de mayor riesgo. En cambio, preferían el eufemismo de "grupos vulnerables" para no incurrir en palabras que puedan parecer pecaminosas. Mostrando una militancia sin precedentes, los países de América Latina se aliaron a los europeos para tratar de que las cosas lleven el nombre que les corresponde en la declaración final. Pero finalmente los países islámicos lograron ganar la pulseada y englobaron a todos bajo el término "grupos vulnerables."

Un tema que causó revuelo fue el intento de justamente 11 países islámicos por excluir a una ONG de homosexuales, el "Gay and Lesbian Human Rights Group." No fueron los Estados Unidos, de donde el grupo es oriundo, los que organizaron su defensa, sino Canadá, que presentó para ello una resolución que mediante votación, permitió la incorporación de la organización.

No obstante, la declaración plantea grandes objetivos en la lucha conta la enfermedad, incluyendo la prevención, como nunca se lo había propuesto otro documento de la ONU. Se habla de objetivos nacionales, regionales, y a escala global, se hace hincapié en la prevención, pero también en el tratamiento, la atención y el apoyo a los enfermos. También se planteó la cuestión del SIDA y los derechos humanos, la forma de reducir la vulnerabilidad, la situación de los niños huérfanos, la investigación y desarrollo científico y la epidemia en las áreas de conflicto o desastre.

En uno de los párrafos, la declaración reconoce que la "falta de productos farmacéuticos de precio asequible a los sistemas de salud siguen constituyendo obstáculos para la lucha eficaz contra el SIDA en muchos países, especialmente en los más pobres."

Para el año 2003, todos los países tendrán que tener elaboradas estrategias nacionales para combatir la enfermedad, que se puedan implementar completamente para el año 2005. En esto se incluye la sanción de las leyes que "hagan frente al estigma, el silencio y el rechazo de la realidad; eliminen la discriminación contra y la marginalización" de las personas con VIH.

Para el año 2005, la estrategia de la ONU propone que por lo menos el 90 por ciento de los jóvenes de entre 15 y 24 años de edad tengan acceso a la información, educación y servicios necesarios para saber cómo prevenir el contagio y reducir su vulnerabilidad a la infección.


Regresar a SIDAahora Octubre 2001.



  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

This article was provided by Body Positive. It is a part of the publication SIDAahora.
 

Tools
 

Advertisement