Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource
Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body en Espanol
Read Now: Expert Opinions on HIV Cure Research
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Breves

Octubre 2001


Breves

Efecto de la Terapia con Inhibidores de la Proteasa en el Crecimiento y la Composición Corpórea de Niños Infectados con el VIH-1

Por Tracie L. Miller, Barbara E. Mawn, E. John Orav, et al., Pediatrics, vol. 107, núm. 5 (5/01)

Se estima que 20,000 niños y adolescentes en Estados Unidos viven con el VIH o el SIDA. Niños infectados con el VIH-1 sufren de problemas de crecimiento y aumento de peso. La carga viral puede influir de manera directa en el estatus de crecimiento y nutrición de niños infectados con el VIH-1, y la reducción de la carga viral mejora esta condición. Con la llegada de la terapia antiretroviral altamente activa (HAART en inglés), el propósito de la terapia hoy en día no es el aplazamiento del desarrollo del síndrome, sino la supresión del virus a largo plazo. Evidencia preliminar proveniente de investigaciones sobre el VIH pediátrico sugiere que la terapia antiretroviral con combinaciones de medicamentos mejoran el peso, la estatura, la velocidad de crecimiento, el apetito y el bienestar de los niños.

Advertisement
Los investigadores intentaron determinar el efecto de los inhibidores de la proteasa (IP) en el crecimiento y la composición corpórea de niños con VIH-1. Estudiaron datos de 67 pacientes que habían iniciado terapia de IP entre 1996 y 1999 y que estaban participando en un estudio de seguimiento sobre el crecimiento y la nutrición en niños VIH-positivos. Los niños estaban recibiendo atención médica en el Programa de SIDA del Hospital para Niños en Boston y en el Programa de VIH Pediátrico de la Universidad de Rochester. Datos incluyeron medidas de estatura, peso, peso por estatura, grosor de la piel del tríceps y cirunferencia del músculo del brazo. Covariables predictivas incluyeron edad, raza, sexo, etapa Tanner, índice zeta del conteo CD4, etapa CDC, ruta de infección, carga viral en el plasma, otras terapias antiretrovirales, recomendaciones calóricas diarias, tratamiento con acetato de megestrol y terapia con IP.

Los pacientes -- 51% mujeres, 54% afroamericanos, 15% latinos, 25% blancos -- recibieron seguimiento por un promedio medio de 2.4 años y recibieron terapia con inhibidores de la proteasa por un promedio medio de 5 meses durante el período de seguimiento. Análisis univariable reveló que la terapia con IP mejora el índice zeta del peso (de -0.67 a -0.35) y el índice zeta de la medida peso/estatura (de 0.25 a 0.76). Usando medidas repetidas y controlando las covariables, el análisis de regresión reveló que el tratamiento con IP produce un efecto positivo significativo en el índice zeta del peso (un aumento en el índice de 0.46), en el índice zeta de la medida peso/estatura (un aumento de 0.49), y en la circunferencia del músculo del brazo (aumento en percentil de 11.5). Un efecto leve se observó en el índice zeta de la estatura (un aumento de 0.17). No se observó ningún efecto significativo en el grosor de la piel. Otro análisis reveló que la terapia con inhibidores de la proteasa aumentó el conteo de células CD4 en aproximadamente un 100%, y redujo el número de copias de ADN de VIH en el plasma sanguíneo (carga viral) en un 79%.

"Ya que los niños infectados con el VIH-1 están viviendo por más tiempo y llegando a la pubertad, intervenciones para maximizar el crecimiento serán cada vez más importantes médica y psicológicamente." Refiriéndose a la lipodistrofia y otros problemas asociados con la terapia antiretroviral altamente activa y la terapia con inhibidores de la proteasa, los investigadores indicaron que "se necesitan estudios adicionales que definan la distribución de grasa y tejidos musculares en niños que están tomando inhibidores de la proteasa, porque la regionalización anormal de grasa es predictora del riesgo a largo plazo de la enfermedad cardiovascular y de la diabetes." Los autores concluyeron que "practicantes de la medicina y familias deberían estar al tanto de que, además de tener un efecto positivo en cuanto a la carga viral, la terapia con inhibidores de proteasa está asociada con un efecto positivo para el peso, la medida peso/estatura, y los tejidos musculares, y podrían resultar en mejoramientos en la estatura a largo plazo con el seguimiento."


4 de Cada 10 Personas con VIH Reciben Diagnósticos Tardíos

Por David Brown, Washington Post (8/15/01)

Datos presentados ayer en la Conferencia Nacional de Prevención del VIH en Atlanta indican que 4 de cada 10 personas infectadas con el virus que causa el SIDA no se enteran de su condición sino hasta aproximadamente una década después de haber adquirido el virus, cuando ya le ha causado daño extenso a su sistema inmunológico.

"Numerosos estadounidenses con VIH están perdiéndose la oportunidad de approvecharse del apoyo médico o de prevención," dijo Michael Campsmith, un epidemiólogo del Centro para el Control de Enfermedades (CDC). Los datos que Campsmith presentó provienen de los departamentos de salud de 25 estados y cubren el período 1994 a 1999.

El diagnóstico tardío es común en todos los grupos raciales/étnicos y difiere levemente entre grupos que han sido espuestos al virus a través de distintas actividades de riesgo. En un estudio secundario de 12 de los 25 estados, investigadores hallaron que 40% de los hombres y 41% de las mujeres recibieron diagnósticos tardíos -- lo cual significa que el lapso entre el diagnóstico de infección con el VIH y el diagnóstico de SIDA era de 12 meses o menos.

Hombres negros y latinos recibieron diagnósticos tardíos en 46% de los casos, comparado con 32% de hombres blancos. Entre las mujeres negras, el porcentaje era de un 42%, comparado con 44% de mujeres latinas y 36% de mujeres blancas. Se hicieron diagnósticos tardíos en un 39% de hombres gays, 40% de usuarios de drogas inyectadas, y 51% de personas que se infectaron a través del sexo heterosexual.

Un estudio de 11 departamentos de salud estatales y locales conducido en 1995 había descubierto que 51% de personas diagnosticadas con el VIH entre 1990 y 1992 habían recibido diagnósticos tardíos.

Un estudio conducido por Kaiser Permanente y la Cooperativa de Salud de Grupo (Group Health Cooperative) reportó que doctores aparentemente pasan por alto numerosas indicaciones de que sus pacientes tienen alto riesgo de infección con el VIH, y a menudo no se dan cuenta de que sus pacientes exhiben comportamientos, síntomas físicos y resultados de pruebas clínicas que deberían provocar una prueba para detectar el VIH. Y un estudio en Seattle halló que de 300 hombres gays que les habían dicho a los investigadores que recientemente habían practicado el sexo anal sin protección, sólo 15% de ellos habían sido aconsejados por sus doctores acerca del comportamiento arriesgado.

"Yo creo que hay una creencia errónea de que . . . el aconsejar a un cliente requiere 45 o 30 minutos de tiempo," dijo Ronald Valdiserri, vice director de los programas de prevención de SIDA del CDC, durante una conferencia de prensa. "Creo que todos podemos aprender de la industria tabacalera, quienes han hecho estudios acerca de cómo los doctores pueden reforzar los mensajes contra el fumar, y han descubierto que hasta ciertos mensajes directos y simples pueden servir de recordatorios sobre el comportamiento." El CDC recientemente comenzó un programa acelerado de prevención y detección con el propósito de detectar el virus en 95% de las personas infectadas con él para el año 2005.


Breves

Es Poco Común la Infección con el VIH a Través del Sexo Oral Receptivo, Reafirma Estudio de UC San Francisco

Associated Press (8/14/01)

Un estudio en el Centro de Estudios de Prevención del SIDA de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) indica que la probabilidad de infección con el VIH a través del sexo oral receptivo con un hombre sin el uso de protección ha sido estimada estadísticamente en cero. "Nuestro estudio investigó exclusivamente el sexo oral receptivo con un hombre, y averiguamos que la probabilidad de contraer el virus de esa manera en específico es sumamente baja. Como estos resultados están basados en una muestra pequeña, no podemos negar la posibilidad de que la probabilidad de infección en realidad sea más de cero," dijo la autora principal del estudio, Kimberly Page Shafer, Ph.D., M.P.H., profesora asistente de medicina en la UCSF.

El estudio, presentado durante la Segunda Conferencia Nacional de Prevención del VIH en Atlanta, había inscrito a 198 participantes provenientes de locales anónimos de detección y consejería en San Francisco. Noventa y ocho por ciento de los participantes eran hombres y 100% se identificaron como gays o bisexuales. Los participantes indicaron que no habían practicado el sexo anal o vaginal y no se habían inyectado drogas durante los seis meses antes de ingresar al estudio.

Los participantes reportaron haber tenido un promedio mediano de dos compañeros para el sexo oral receptivo, y 98% de ellos dijeron haber tenido sexo oral receptivo sin protección. Veinte por ciento de los participantes dijeron haber tenido sexo oral receptivo con un compañero positivo al VIH. De ese sub grupo, 89% no usaron un condón y 40% se tragaron el semen de su compañero.

Los participantes recibieron pruebas de detección del VIH y de detección de infecciones de VIH recientes, usando ambas la prueba estándar y una prueba de VIH especial que detecta solamente infecciones que han ocurrido durante los seis meses antes de hacérsela.

De los 198 participantes, sólo uno dio positivo al VIH, y esa infección no era reciente y no se podía atribuir al período durante el cual el participante había practicado exclusivamente el sexo oral receptivo. No se reportaron infecciones de VIH recientes en ninguno de los participantes. Estadísticamente, el estudio dio una probabilidad de cero de adquirir el VIH a través del sexo oral. El estudio fue financiado por el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial.


Resistencia al Intercambio de Jeringas

Por Margaret Ramírez, Newsday (New York) (8/14/01)

Por más de tres años, Philip Glotzer ha tratado de comenzar un programa de intercambio de jeringas para usuarios de drogas en el condado de Queens en la Ciudad de Nueva York. "La gente dice que apoyan programas de intercambio de jeringas para frenar la propagación del SIDA en Queens, pero nadie quiere tener uno en su vecindario," dijo Glotzer, el director ejecutivo del Centro SIDA del Condado de Queens (AIDS Center of Queens County). "Hay resistencia de parte de los legisladores y de la comunidad. Simplemente no podemos generar el apoyo."

Activistas de SIDA y promotores de intercambio de jeringas dicen que esa clase de resistencia es probablemente la razón por la cual la tasa de infección de VIH sigue siendo alta entre los usuarios de drogas intravenosas en Queens, Staten Island y Long Island, donde no existen dichos programas. Nuevos datos presentados durante la Conferencia Nacional de Prevención del VIH en Atlanta indican que han disminuído las tasas de infección entre los usuarios de drogas intravenosas en la Ciudad de Nueva York -- excepto en las áreas que no tienen programas de intercambio de jeringas --.

Los investigadores atribuyen la disminución en la tasa a la participación en programs de intercambio en Manhattan, el Bronx y Brooklyn. Según el departamento de salud de la ciudad, casi la mitad de los 120.000 casos de SIDA en Nueva York el año pasado fueron el resultado de la transmisión del VIH a través del uso de drogas intravenosas.

Una nueva ley estatal que se hizo vigente este año permite que farmacias vendan jeringas sin receta, pero promotores dicen que muchos adictos no saben que existe la nueva ley, ya que la misma prohibe anuncios y otras propagandas. Como parte de un nuevo programa relacionado a la nueva ley, el Centro SIDA del Condado de Queens proveerá jeringas gratuitas en sus oficinas en Rego Park, Jamaica y Far Rockaway.

Departamentos de salud en los condados de Nassau y Suffolk en Long Island dicen que, aunque ellos no tienen programas de intercambio de jeringas, el número de casos de SIDA diagnosticados en Long Island ha disminuido significativamente. La carga de nuevos casos bajó de 233 en 1996 a 118 en 1999 en Nassau, mientras que en Suffolk bajó de 257 en 1996 a 97 en 1999.


Puerto Rico Combate el SIDA con un Programa de Intercambio de Jeringas

Por Tim Collie, Des Moines Register (8/5/01)

En Puerto Rico, es el día de intercambio de jeringas en el proyecto de vivienda Luis Llorens Torres. Miembros de la Iniciativa Communitaria, el único grupo que ofrece servicios de intercambio, han provisto tobos para que adictos boten sus jeringas usadas, mientras que los trabajadores cuentan y reparten jeringas nuevas. Participantes reciben exactamente el mismo número de jeringas limpias que botan en el tobo.

En el 20 aniversario de la epidemia del SIDA, el intercambio de jeringas ha surgido como una de las táticas más controversiales para combatir la propagación de una enfermedad cargada de controversia y estigma. En Puerto Rico y en los Estados Unidos, programas de intercambio de jeringas han sido acusados de promover el abuso de drogas y aprobar el comportamiento criminal. Pero defensores y promotores de los programas dicen que la severidad de la epidemia requiere medidas drásticas.

"Sí, son drogadictos. Sí, están cometiendo un crimen con las jeringas que les proporcionamos," dijo el doctor José Vargas Vidot, la persona tras el programa. "Pero soy un doctor, y el propósito aquí es salvar vidas. Eso debería ser la cosa más importante para todos los que estén envueltos en la lucha contra el SIDA."

Además de programas que tratan de ayudar a usuarios a dejar la droga, dicen los promotores, esfuerzos separados tienen que hacerse para prevenir la propagación de la enfermedad fatal antes de que arrase a sus parejas sexuales y sus hijos. Mientras que en los Estados Unidos y en el resto del Caribe la vía principal de transmisión es el contacto sexual, en Puerto Rico más de la mitad de las infecciones han sido por causa del uso de drogas intravenosas.


Combinación Interferon/Ribavirin Más Eficaz en la Reducción de la Carga Viral de Hepatitis C en Personas VIH+

Hepatitis Weekly (8/6/01)

Un estudio clínico ha llegado a la conclusión de que la terapia con una combinación de interferon y ribavirin es más eficaz que la monoterapia con interferon sola en la reducción de la carga viral de hepatitis C (HCV) en personas VIH+ durante las primeras 12 semanas de tratamiento. Además indicó que la combinación parece ser tan segura como la monoterapia, y no empeora la anemia en pacientes coinfectados con ambos virus.

El estudio fue de 110 pacientes coinfectados provenientes de centros de investigación clínica en 16 ciudades estadounidenses y en Puerto Rico. Después de 12 semanas de tratamiento, 23% de los pacientes que estaban recibiendo tratamiento de combinación tenían una carga viral de HCV indetectable, mientras que sólo 5% de los pacientes que recibían monoterapia tenían una carga viral indetectable (valor p = 0,016).

La anemia fue uno de los eventos adversos reportados con más frecuencia en el estudio, aunque no había una diferencia estadísticamente significativa en la incidencia de anemia entre los dos grupos.

Los resultados del estudio fueron presentados el 10 de julio en la Primera Conferencia de la Sociedad Internacional del SIDA sobre el Patogénesis y Tratamiento del VIH, llevada a cabo en Buenos Aires. Comenzado en mayo de 1998 y auspiciado por la Fundación Americana de Investigación del SIDA (amfAR), es el primer estudio aleatorio controlado en Estados Unidos que compara la monoterapia (interferon alpha-2b) con una combinación de dos medicamentos (interferon alpha-2b y ribavirin).

Aproximadamente 40% de estadounidenses con VIH/SIDA están infectados con el HCV. El VIH puede acelerar gravemente el progreso de la hepatitis C. En la actualidad, la hepatitis C y otras enfermedades relacionadas al hígado son una de las causas principales de muerte en personas con SIDA/VIH y también son una de las causas principales del trasplante de hígado en los Estados Unidos.

"Los resultados iluminan cuestiones de tratamiento relacionadas a poblaciones específicas -- como las mujeres, personas de color y usuarios de drogas inyectadas -- que constituyen una proporción significativa de la población coinfectada," dijo Jeffery Smith de amfAR.


Coinfección con Hepatitis C Puede Jugar un Papel en Cambios de Composición Corpórea en Pacientes VIH+

Reuters Health (7/24/01)

Westport, Conn. -- En algunos individuos infectados con el VIH, la coinfección crónica con el virus de hepatitis C (HCV) parece estar relacionada a cambios en la resistencia a la insulina, en el perfil de lípidos en la sangre, y en la composición de grasa en el cuerpo, según investigadores franceses.

En un estudio transversal, el doctor Michel Duong, del Hopital du Bocage, Dijon, y sus colegas estudiaron a 39 pacientes coinfectados. Todos tenían niveles de aminotransferasa de alanina (alanine aminotransferase) por lo menos el doble del nivel normal, según el informe que apareció en el número del 1ro de julio de la revista Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes (vol. 27, págs. 245-250).

Además, los investigadores estudiaron a dos grupos de control: 76 individuos infectados con VIH pero no con HCV, que estaban recibiendo terapia anti-VIH, y 123 pacientes con HCV pero sin VIH, que no estaban recibiendo ningún tratamiento. La lipoatrofia era más frecuente en los pacientes coinfectados con VIH y HCV que en los dos grupos de control. El nivel de resistencia a la insulina era similar en el grupo de pacientes coinfectados y el grupo de control compuesto de pacientes infectados de HCV, pero era significativamente más alto en estos dos grupos que en el grupo de control compuesto de personas infectadas sólo con el VIH. El riesgo de desarrollar la resistencia a la insulina tiene una correlación significativa con la infección de HCV (razón de productos cruzados = 8,8; valor p = 0,003).

El equipo del doctor Duong también consiguió niveles significativamente más bajos de colesterol total (valor p = 0,01), colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) (valor p = 0,009) y triglicéridos (valor p = 0,02) en los pacientes coinfectados con VIH y HCV, que en los pacientes infectados sólo con el VIH. Determinaron que el índice de masa corpórea (BMI), nivel de triglicéridos, colesterol total y desgaste de la grasa periférica eran algunas de las variables relacionadas independientemente a la infección de HCV.

Los investigadores sugieren que, aunque "las coinfecciones virales nunca antes se habían considerado como potenciales factores de confusión en estudios sobre el rol de los medicamentos antiretrovirales en el desarrollo de disturbios metabólicos y de la distribución de la grasa corpórea," se tiene que clarificar el papel que juega la infección de HCV en estos procesos.


Breves

Niñas Adolescentes Exhiben Tasas Altísimas de Infección Heterosexual

Reuters Health (7/23/01)

Nueva York -- La tasa de infección de VIH en niñas adolescentes, causada por el sexo heterosexual, aumentó casi en un 117% entre 1994 y 1998, dicen investigadores estadounidenses. Datos provenientes de 25 estados indican que niñas de 15 a 19 años de edad también exhiben un aumento de 90% en la tasa de infección de VIH por causa del uso de drogas intravenosas durante el mismo período.

"Esto indica que se necesitan programas intensivos, enfocados y culturalmente apropiados para prevenir la infección entre niñas adolescentes, antes de que comiencen actividades de riesgo," dijo la doctora Lisa M. Lee, coinvestigadora del estudio.

Entre mujeres mayores, las tasas de infección de VIH por causa del sexo heterosexual y el uso de drogas inyectadas se mantuvieron estables o disminuyeron, reportaron la doctora Lee y su colega la doctora Patricia L. Fleming en el número de verano de la revista Journal of the American Medical Women's Association (vol 56, págs. 94-99). Ambas investigadoras trabajan en el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) en Atlanta, Georgia.

La tasa anual de nuevas infecciones con el VIH en mujeres de edad reproductiva disminuyó en un 12% entre 1995 y 1998. Mujeres infectadas con el VIH tienden a ser negras, menos de 35 años de edad, y a haber sido expuestas a través del sexo heterosexual.


Breves

Compañeros Fijos son la Principal Fuente de Infección de VIH en Hombres Jóvenes Gays

Reuters Health (7/24/01)

Londres -- Un compañero fijo tiene una mayor probabilidad de ser la fuente de infección de VIH en hombres jóvenes gays que un compañero de sexo casual, dicen investigadores holandeses en el número del 6 de julio de la revista AIDS (vol. 15, págs. 1303-1308).

El doctor Udi Davidovich, del Servicio Municipal de Salud en Amsterdam, y sus colegas indican que estudios sobre hombres gays han comprobado que las tasas de sexo anal sin protección "con un compañero fijo son más altas que con compañeros casuales."

Para determinar si compañeros fijos son una fuente significativa de transmisión del VIH, los investigadores estudiaron una muestra de datos de 144 seroconversiones en hombres homosexuales en Amsterdam entre 1984 y el año 2000. Entre 1984 y 1987, los investigadores hallaron que 15% (3 de 20) de hombres de 30 años de edad o menores habían sido infectados por sus compañeros fijos. Durante el período 1994 al 2000, esta proporción había aumentado a un 67% (6 de 9).

Sin embargo, los datos eran diferentes para hombres mayores, 79% (37 de 47) de los cuales habían sido infectados por compañeros casuales entre 1984 y 1987, y 83% (15 de 18) entre 1994 y el 2000.

En resumen, la probabilidad de que un hombre joven que se ha seroconvertido haya sido infectado por un compañero fijo es 11 veces mayor en recientes años (1994-2000), comparada con la probabilidad en el período anterior (1984-87).

"Relaciones fijas no son necesariamente más seguras, pero tenemos que hacer algo para que lo sean," dijo el doctor Davidovich. Es necesario que "los practicantes y trabajadores de prevención reconozcan y dirijan su atención de manera más vigorosa al comportamiento sexual de riesgo entre compañeros fijos, especialmente los más jóvenes." Parece haber una asociación entre la seguridad y relaciones fijas, pero "no necesariamente siempre la hay."


Regresar a SIDAahora Octubre 2001.



  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

This article was provided by Body Positive. It is a part of the publication SIDAahora.
 

Tools
 

Advertisement