Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
Reducción de Daño
Estrategias para Vivir Más y Mejor

Verano 2005

¿Qué es Reducción de Daño?

Reducción de Daño
El debate sobre la reducción de daños y riesgos continúa, lo que la hace un poco difícil de definirla. Pero muchos expertos estarían de acuerdo que básicamente la reducción de daño es una filosofía y grupo de estrategias que intentan disminuir los efectos adversos a la salud física y emocional, y al aspecto social y económico que el uso de drogas y alcohol causa en individuos y comunidades, sin exigir abstinencia. Los programas de reducción de daño se enfocan en los posibles daños al usuario y en establecer prioridades estratégicas para responder a ellos.

Es muy importante aceptar a la persona y trabajar con ella en lo que esta preparada o capacitada para hacer en el momento. Por ejemplo, el exigir abstinencia puede ser contraproducente si la persona no esta preparada física y emocionalmente para dejar de usar drogas del todo. Una estrategia de reducción de riesgo podría incluir un cambio de ruta de ingestión de la droga -- fumarla en vez de inyectarla. Otra podría ser disminuir la frecuencia del uso.

La reducción de daños no rechaza la abstinencia al uso de drogas, estos programas pueden ayudar a los usuarios de drogas a ingresar a programas de este tipo, si el usuario así lo desea. La diferencia está en que la decisión está en el usuario, no el programa.


Principios de la Reducción de Riesgo

Pragmatismo: Muchas personas usan substancias que alteran la mente como el alcohol y drogas. Para estas personas hay un beneficio en el usar estas substancias (aunque solo sea la percepción de un beneficio) junto a los riesgos. Una intervención de reducción de riesgo acepta que el uso de estas substancias ofrecen algún tipo de beneficio al individuo, y se enfocan en minimizar los riesgos y consecuencias negativas.

Dignidad Humana: Aquellos que apoyan y abogan en favor de la reducción de daños insisten que es importante que se respete el derecho del usuario a decidir si desea o no continuar usando drogas sin juicios morales. Por supuesto, tomando en cuenta la responsabilidad con la comunidad. Otro punto a considerar es la capacidad del usuario a ejercer su libre albedrío.

Minimizar Daños: El reducir los daños y consecuencias negativas del uso de drogas es más importante y crítico que el dejar de usar drogas del todo. A pesar de todas las advertencias de los médicos y expertos las personas continúan usando substancias riesgosas. La Reducción de Riesgo se enfoca en el logro de metas prácticas que hacen sentido en las circunstancias del usuario, y el establecer y mantener contacto con la persona en alto riesgo.


Oposición

Esta filosofía de los programas de reducción de daño ha causado controversias. Algunos líderes políticos, religiosos y comunitarios se oponen a los programas de reducción de daño en bases morales. Para muchos el no exigir u obligar al usuario a dejar de usar drogas representa "endoresement" o legitimización del uso de drogas, lo cual identifican como inmoral. Otros reclaman que los programas de reducción de daños promueven el uso ilegal de drogas y que afectan adversamente a la comunidad.

En respuesta a esas opiniones, se han hecho estudios sobre el efecto que los programas de este tipo tiene en el uso de drogas y las comunidades. Estos estudios concluyeron que no hay evidencia que el promover la reducción de daño aumente el uso de drogas en la comunidad.


Contrapuntos

Reducción de Daño
Muchos piensan que estos programas en realidad reducen el uso de drogas pues con frecuencia sus participantes ingresan por su propia voluntad a programas de desintoxicación y abstinencia. Además, programas como los intercambios de agujas, ayudan a la comunidad en general, pues sacan agujas contaminadas de calles y parques donde representan un riesgo grande a la salud de todos. Estos programas promueven una mejor salud para los usuarios y sus familias, y reducen la transmisión de VIH, hepatitis y otros enfermedades transmitidas por sangre.

Otros apoyan estos programas por razones humanísticas y de derechos individuales. Los usuarios de drogas y sus familias son por lo general estigmatizados y marginalizados. Muchos son de pocos recursos económicos y de minorías étnicas, con acceso limitado a servicios de salud, prevención y otros servicios sociales. Los programas de reducción de riesgo son su único acceso a estos importantes servicios.


Éxitos

En general, en los últimos 15 años, las estrategias de reducción de daño y riesgo aparentan haber sido exitosas en la reducción de transmisión de VIH, hepatitis B y C, y a mejorado otros problemas relacionados al uso de drogas. Su éxito ha hecho que estas estrategias y filosofías se utilicen para responder al abuso de otras substancias y otros asuntos de salud pública. El hecho que muchos gobiernos y creadores de políticas públicas se están enfocando más en estrategias de promoción de salud y prevención de enfermedad, ha aumentado el enfoque en este concepto.


Más Común Que lo Que se Piensa

Estrategias como el uso mandatorio del cinturón de seguridad en los automóviles y los cascos protectores para los ciclistas, son ejemplos de estrategias de reducción de daño que se han aplicado a nuestra vida diaria.

La distribución de condones para promover las prácticas sexuales más seguras, es otro ejemplo de una práctica muy popular de reducción de daño.

Otro ejemplo reciente son las regulaciones del uso de tabaco que reducen los riesgos tanto para el fumador como para aquellos expuestos al humo del cigarrillos.

En el área del uso de alcohol, aquellos programas que intentan reducir los daños causados a la salud del tomador como también la incidencia de manejo bajo la influencia del alcohol a través de iniciativas que promueven el reducir el número de tragos alcohólicos, entienden que no todas las personas son severamente dependientes al alcohol y que pueden tomar decisiones responsables sobre su uso. Esto es un buen ejemplo de una estrategia de reducción de daño que ilustra que pueden haber otras metas y soluciones apropiadas además de la abstinencia total.

En cuanto a las drogas ilegales, las clínicas de metadona proveen una alternativa prescrita y sistemática a los opios para los usuarios en lo que se puede establecer cambios de estilo de vida e interpersonales.


Tú Practicas Reducción de Daños Todo el Tiempo. Es Parte Común de Nuestra Vida Diaria.

  • Cuando practicas sexo protegido, estás reduciendo daño y riesgo.

  • Cuando limitas la cantidad de tragos que vas a beber, estás reduciendo daño y riesgo.

  • Cuando usas un parcho de nicotina para fumar menos.

  • Cuando usas menos sal y grasa al cocinar, estás reduciendo daño y riesgo.

  • Cuando te abrochas el cinturón de seguridad, estás reduciendo daño y riesgo.

  • Cuando miras a ambos lados antes de cruzar la calle, estás reduciendo daño y riesgo.

  • Cuando haces ejercicio físico, estás reduciendo daño y riesgo.

  • Cuando usas equipo protector durante actividades deportivas.

  • Cuando practicas sexo oral en lugar de sexo penetrativo sin protección.

  • Cuando lavas las frutas y vegetales antes de comértelos.


Regresar a SIDAahora Verano 2005.

  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por Body Positive. Es parte de la publicación SIDAahora.
 
Vea También
Usuarios de Drogas
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement