Print this page    •   Back to Web version of article

Usted Puede Prevenir la PCP en los Niños
Guía para Personas Infectadas con el VIH

18 de Octubre de 2006


Usted Puede Prevenir la PCP en los Niños

¿Que es la PCP?

La neumonía Pneumocystis Carinii (néu-mo-sís-tis cá-rí-nii) o PCP es una enfermedad grave que pueden contraer los adultos y los niños con el VIH o SIDA. Es causada por un germen llamado Pneumocystis Carinii. La mayor parte de los niños infectados con este germen no se enferman de neumonía porque sus sistemas inmunitarios son normales. Los niños cuyos sistemas inmunitarios han sido muy deteriorados por el VIH pueden contraer PCP. En la actualidad es menos probable que los niños con el VIH contraigan la enfermedad que en años anteriores. No obstante, la PCP es todavía la infección grave más común entre los niños con SIDA en Estados Unidos.

Usted Puede Prevenir la PCP en los Niños

¿Cómo sé si mi hijo o hija tiene PCP?

Si su hijo o hija tiene PCP probablemente tendrá fiebre, tos y dificultades para respirar. Los niños con PCP pueden morir si no se trata la infección rápidamente. Vea a su médico de inmediato si su hijo o hija tiene estos síntomas. La PCP sólo se puede diagnosticar mediante análisis de laboratorio de fluidos o tejido de los pulmones.

¿Cómo puede mi hijo o hija contraer la PCP?

La mayoría de los científicos creen que la PCP se propaga por el aire, pero no saben si vive en el suelo o en algún otro lugar. El germen de la PCP es muy común. Debido a que es difícil prevenir la exposición a la PCP, usted debería conseguir asistencia médica para su niño a fin de prevenir la PCP.

¿Cómo puedo proteger a mi hijo o hija de la PCP?

La mejor manera de prevenir la PCP en los niños es previniendo el VIH en los niños. Las mujeres embarazadas que están infectadas con el VIH deberían hablar con sus médicos acerca de seguir tratamientos antirretrovirales para prevenir el contagio de su infección del VIH a su hijo o hija que aún no ha nacido. Los niños cuyas madres tienen el VIH también pueden seguir tratamientos antirretrovirales o tomar medicinas para prevenir la PCP. La mejor medicina para prevenir la PCP es trimethoprim-sulfamethoxazole (tri-mé-to-prim sul-fa-me-tó-xa-zo-le) o TMP-SMX.

Usted Puede Prevenir la PCP en los Niños

¿Qué es el TMP-SMX?

El TMP-SMX es una combinación de dos medicinas. Se vende bajo muchas marcas diferentes, como Bactrim, Septra y Cotrim.* Los niños de más edad pueden tomar el TMP-SMX en tabletas. También se puede conseguir el TMP-SMX en forma líquida para los bebés y niños de corta edad.

¿Qué tratamiento deben seguir los niños para prevenir la PCP?

Todos los bebés nacidos de madres con el VIH deberían ser tratados con el TMP-SMX a partir de las 4 a 6 semanas de edad, incluso si todavía no se sabe si tienen el VIH. Esto ayudará a prevenir la infección de PCP antes de que comience. Si los análisis posteriores de VIH muestran que su hijo o hija no tiene el VIH, puede detenerse el tratamiento con TMP-SMX. Si su hijo o hija tiene el VIH, debería seguir recibiendo el tratamiento de TMP-SMX hasta la edad de un año. Su médico decidirá entonces si el bebé necesita seguir con el tratamiento basándose en la cuenta de células CD4 o linfocitos T del mismo.

No se trata a los bebés con TMP-SMX hasta que tienen por lo menos 4 semanas de edad debido a que la mayoría de los niños estarán tomando zidovudine (también llamada AZT) y los niños pequeños no deben tomar las dos medicinas juntas. Asimismo, el TMP-SMX puede causar daño al hígado en los bebés de menos de 4 semanas. Por lo general los bebés no contraen la PCP hasta que tienen por lo menos 8 semanas de edad.

Usted Puede Prevenir la PCP en los Niños

¿Cuáles son los efectos secundarios del TMP-SMX?

El TMP-SMX puede generar sarpullido o hacer sentir malestar en algunas personas. Si la reacción a la medicina no es severa, debería continuarse el tratamiento con TMP-SMX porque da mejores resultados para prevenir la PCP que cualquier otra medicina.

¿Hay otras medicinas para prevenir la PCP?

Sí. Consulte con su médico la posibilidad de otros tratamientos. Su hijo o hija debería tomar todas las medicinas de la manera prescripta por su médico. No cambie la dosis sin consultarlo con su médico.

¿Puede mi hijo o hija contraer la PCP más de una vez?

Sí. Si su hijo o hija ya tuvo PCP puede volver a contraerla. El TMP-SMX puede prevenir una segunda infección de PCP. Por lo tanto, su niño debería tomar TMP-SMX incluso después que haya tenido PCP para evitar contraerla nuevamente.


Si Desea Más Información, Llame:

Referencias e información gratuita:

Línea nacional de emergencia sobre el SIDA de los CDC
Inglés(800) 342-AIDS (2437)
[24 horas al día]
Español(800) 344-SIDA (7432)
[8 am-2am EST]
TTY(800) 243-7889
(sordos y con dificultad para oír)[lunes a viernes 10am-10pm EST]

Materiales gratuitos

CDC National Prevention Information Network
(Operadores del Centro Nacional de Información sobre el SIDA)
(800) 458-5231
1-301-562-1098 (Internacional)
P.O. Box 6003
Rockville, MD 20849-6003

Información gratuita sobre tratamiento VIH/SIDA:

AIDS Treatment Information Service (ATIS)
(800) 448-0440

Project Inform
(Proyecto Información)
(800) 822-7422

Medicinas actualmente sometidas a pruebas clínicas:

AIDS Clinical Trials Information Service (ACTIS)
(Servicio de información sobre pruebas clínicas para el SIDA)
(800) 874-2572

Beneficios de Seguro Social

Administración del Seguro Social
(800) 772-1213
(Usted también podría solicitar una declaración de ingresos y beneficios personales estimados para ayudarle a calcular los beneficios de jubilación, incapacidad y sobreviviente conforme a su registro del Seguro Social).

Para obtener información sobre el Programa de Salud para Niños (Child Health Insurance Program) sírvase llamar al:
1-877 KIDS NOW (1-877-543-7669)

CDC Division of HIV/AIDS Prevention Internet
address: http://www.cdc.gov/hiv

Folletos adicionales de la Serie de Enfermedades Oportunistas:

**El uso de marcas comerciales no implica aprobación por el Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos.




This article was provided by U.S. Centers for Disease Control and Prevention. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art30055.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.