Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource
Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body en Espanol
Read Now: TheBodyPRO.com Covers AIDS 2014
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Los Inhibidores de Proteasa

¿Opio Para el Pueblo?

8 de Julio 2001

Supresión máxima como instrumento o fin

Hoy en día, se ha desafiado la teoría de la erradicación. Las personas que han experimentado la máxima supresión vírica durante años todavía no han logrado erradicar el virus de sus cuerpos. Además, estudio tras estudio ha comprobado la imposibilidad de la erradicación, al menos mediante el empleo de los regímenes actuales.

Incluso si se argumenta que la máxima supresión es parte de la solución (y parece haber un número creciente de médicos que cuestionan su necesidad absoluta) está claro que la supresión vírica ha proporcionado a los científicos una oportunidad sin precedentes de estudiar y aprender sobre el sistema inmunológico y la enfermedad VIH. Por ejemplo, la supresión vírica ha permitido que los científicos especulen sobre la dinámica de la infección12 y que postulen teorías sobre la reacción inmunológica, las cuales nos acercan a una mejor comprensión de la patogénesis del VIH en la era de TARGA y los mecanismos de la persistencia vírica13-14

Pero queda por resolver si la máxima supresión es sólo un instrumento o un fin. Informes recientes hechos por el Doctor Steven Deeks, señalando que la reacción por los linfocitos CD4 T se mantiene incluso después de que los regímenes con IP dejan de funcionar, añade una nueva dimensión al tema, despertando la cuestión de si los IP o los regímenes basados en IP ejercen una ventaja más allá de su mecanismo obvio de supresión del VIH. Para que esto sea cierto, los IP tendrían que perjudicar de alguna forma la integridad del virus, volviéndolo menos patogénico, o quizás estar implicados de forma indirecta en el control natural, como por ejemplo en la alteración de la apoptosis (muerte celular programada).

Advertisement
Estudios como los de Deeks fascinan por lo que sugieren. Desdichadamente, también alimentan la necesidad de creer que haya algo que todavía no se comprende de los IP que los hace benéficos. Sin embargo, la sugerencia no es ciencia y la investigación del VIH está repleta de tendencias que con el tiempo no producen hechos.

En realidad, la revista AIDS16 acaba de publicar un análisis elaborado por el Centro Británico de Columbia para la Excelencia en el VIH/SIDA que desafía la noción de que un régimen basado en IP o el tratamiento triple "per se altera el curso natural de la enfermedad por el VIH con respecto a la relación entre la pCV [carga vírica plasmática] y el número CD4." Después de analizar los resultados de 3 estudios clínicos multinacionales (INCAS, AVANTI-2, y AVANTI-3) se concluyó que, "la relación entre los cambios en el número de linfocitos CD4 y la pCV son independientes del tratamiento antirretrovírico específico empleado, incluyendo la potencia del régimen o las clases de fármacos incluidos en el mismo. Los datos no proveen indicios sobre el beneficio de un número CD4 único al IP, por lo menos en regímenes de primera línea empleados por incluso un año en personas con número CD4 inicial moderado". Así, puede ser que el fenómeno de restablecimiento inmunológico que resulta del uso de TARGA sea el resultado de la supresión vírica y no de una misteriosa ventaja atribuible a cualquier combinación o clase de fármacos.





  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

This article was provided by San Francisco AIDS Foundation. Visit San Francisco AIDS Foundation's Web site to find out more about their activities, publications and services.
 

Tools
 

Advertisement