Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body in English
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
Como Reducir el Riesgo de Adquirir el VIH a Través de las Actividades Sexuales

17 de septiembre de 2007

Sexo (más) seguro

Cuando se trata de sexo "seguro", es importante darse cuenta de que el riesgo de varias prácticas sexuales generalmente cae dentro de un continuo, en lugar de ser claramente seguras o inseguras. Durante esta discusión, nos referiremos al sexo "más seguro", para dar la idea de que al poner más o menos "límites" a una actividad sexual en particular, puede convertirla en más o menos segura.

Cualquier práctica sexual puede ser segura o insegura. Por ejemplo, la masturbación mutua puede volverse insegura si la gente se toca los genitales propios después de tener en las manos el semen, la sangre o los fluidos vaginales de una pareja infectada. Esperamos poder brindarle criterios para decidir si las experiencias que ha tenido, fueron o no seguras y para mantenerse seguro en el futuro.

Es útil pensar en el sexo más seguro al usar una amplia definición para el sexo. Mucha gente piensa acerca del sexo de una manera muy cerrada. Por ejemplo, pensar que el sexo comienza con la penetración, limita la capacidad de la gente para protegerse y para intensificar la vida sexual a partir del sexo más seguro. Consideramos que el sexo incluye las prácticas que una persona encuentra eróticas y que producen excitación sexual.

Recuerde que los empleados de la línea telefónica de información están disponibles para hablar con usted sobre todos estos temas. En California, llame gratis a la Línea de Información sobre SIDA de California, de la Fundación Contra el SIDA de San Francisco al 800/367-AIDS. Fuera de California, llame a la Línea Nacional de Información sobre SIDA de los CDC al 800/342-AIDS.

¿Por qué practicar sexo más seguro?

La mayoría de las personas se inclinan a pensar que la gente que practica sexo más seguro son aquellas que tienen temor de adquirir el VIH de sus parejas porque no saben si las parejas sexuales son o no VIH positivas, o aquellas que saben que su pareja o parejas son VIH positivas.

De hecho, hay otras razones por las que las personas deciden practicar sexo más seguro. Algunos ejemplos son:

  1. Personas VIH negativas que siempre practican sexo más seguro y así no pierden la costumbre de protegerse. Además, si una persona está de acuerdo, con facilidad, de practicar sexo más seguro, ésto indica que la persona pudo haber practicado sexo más seguro con otras parejas.
  2. Personas VIH negativas en una relación sexual que quieren evitar tener que lidiar con cuestiones relacionadas con la confianza. Al practicar sexo más seguro, no es necesario plantearse si están practicando la monogamia.
  3. Personas VIH negativas que aceptan practicar sexo más seguro por tres meses antes de hacerse otra prueba de anticuerpos para asegurarse de que ambos son negativos. Después de ese momento, pueden decidir si quieren tener sexo sin protección, a pesar de que la infección con el VIH puede ocurrir si alguno de los integrantes de la pareja tiene relaciones sexuales inseguras con otras personas.
  4. Personas VIH negativas y VIH positivas que quieren evitar contraer alguna otra enfermedad de transmisión sexual.
  5. Personas VIH positivas que quieren evitar reinfectarse con el VIH. Es posible que alguien con una cepa de VIH resistente a medicamentos, se la pase a otra persona VIH positiva, lo que podría limitarle las opciones de tratamiento a esta última.

Por supuesto, las parejas sexuales que son VIH negativas, que esperaron de tres a seis meses después de su última actividad de riesgo para hacerse la prueba de anticuerpos contra el VIH, y que confían en que ninguno de los integrantes de la pareja se involucrará en actividades sexuales que los pongan a riesgo, ni compartirá agujas, pueden practicar sexo sin protegerse. Obviamente, la confianza y la comunicación son esenciales.

Sexo más seguro y el embarazo

Para parejas que están inseguras acerca de su estado de VIH, se recomienda que ambos se hagan la prueba del VIH antes de intentar tener un bebé.

Pautas para un sexo más seguro

Cualquier práctica sexual que no permita que entre en el cuerpo el semen, la sangre o los fluidos vaginales de otra persona, es considerada sexo "más seguro". Las partes del cuerpo por donde el VIH puede ingresar al torrente sanguíneo son el ano, el recto, la vagina, el pene, la boca y los ojos. Estas partes del cuerpo deben protegerse contra los fluidos infectados con el VIH. El VIH no puede atravesar la piel a no ser que haya heridas abiertas o cortaduras sangrantes.

Esperamos brindarle las herramientas para que tome sus propias decisiones sobre dónde quiere ubicarse dentro de la sucesión o continuo de sexo más seguro a sexo más riesgoso. Cada vez que participe en una actividad sexual, usted elige (consciente o inconscientemente) el nivel de riesgo con el que se siente cómodo en ese momento.

El sexo más seguro generalmente implica usar condones de látex, protectores dentales de látex, envoltorio plástico, guantes de lates o protectores de dedos, como barreras entre los fluidos infecciosos y las membranas mucosas o las cortaduras abiertas.

¿Por qué usar látex?

Se ha comprobado que el látex es eficaz para prevenir la transmisión del VIH. El látex es un material adaptable y fuerte que no permite el paso del VIH. Si se lo utiliza correctamente, los productos de látex ofrecen la mejor barrera posible contra el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

Lubricantes

El uso de lubricantes puede hacer más cómoda la penetración y además puede disminuir el riesgo de rotura del condón durante el sexo. Asegúrese de usar lubricantes a base de agua con condones de látex. No use aceite para bebé o algún otro lubricante hecho a base de aceite. Éstos pueden dañar los condones y evitar su eficacia.

Además, existen controversias sobre los lubricantes que contienen nonoxynol-9, un espermicida que se agrega a ciertos productos. Estudios recientes de los CDC, la Organización Mundial de la Salud y del Consejo de Población de New York, han demostrado que cientos de las células epiteliales, que brindan protección a la membrana del ano, desaparecen con el uso de productos que contienen N-9.

Originalmente, se creyó que el N-9 podía prevenir el VIH, porque mataba al virus en el tubo de ensayo, pero ahora se ha documentado que N-9 elimina las células protectoras y en realidad puede aumentar el riesgo de infección.

Debido a la presión del público, los fabricantes de lubricantes accedieron a dejar de fabricar lubricantes con nonoxynol-9. Sin embargo, aún existen fabricantes que hacen condones rociados con N-9. Estos condones con N-9 no deberían usarse para el sexo anal. Sin embargo, si un condón con N-9 es el único método disponible, usar ese condón es mucho más seguro que no usar ninguno.

Condones y otros dispositivos de seguridad

Condones para hombres Un condón o preservativo es como una manga, cerrado en un extremo, que calza sobre el pene. Existen tres tipos de condones: de látex, de poliuretano y de piel de cordero. Los de piel de cordero permiten el paso del VIH y por lo tanto no se los recomienda. Se recomiendan los de látex o poliuretano porque impiden el paso del VIH de manera consistente.
Condones "femeninos" Una alternativa al condón regular que está aprobada, es el condón "femenino", que es una bolsa vaginal desechable, de poliuretano. Es suave y delgado y tiene un aro de látex en cada extremo. El aro del extremo cerrado va dentro de la vagina, sobre el cuello del útero (el orificio de apertura del útero). El otro extremo permanece fuera de la vagina y protege la labia (los labios vaginales).

El poliuretano cubre el cuello del útero y el canal vaginal. El condón vaginal está disponible comercialmente bajo el nombre "Reality". A veces hombres y/o mujeres usan este condón durante las relaciones sexuales anales, a pesar de que no fue diseñado ni estudiado para ese uso.

Protectores dentales de látex Los protectores dentales son cuadrados de látex que los dentistas usan para aislar el diente en el que están trabajando. Los educadores sobre SIDA han abogado por el uso de los protectores dentales durante el sexo oral, ya sea boca-vagina o boca-ano. Debido a que no fueron originalmente diseñados para el sexo, generalmente son más gruesos que los condones.
"Dammit" Este dispositivo consiste en un par de tiras de cuero con broches que pueden ser ajustadas alrededor de las piernas para sostener a los protectores dentales, como un cinturón de castidad. Este arnés cumple varios propósitos: (1) Las manos quedan libres para sostener o estimular a la pareja, (2) no hay riesgo de dar vuelta el protector dental y usar el lado equivocado (expuesto a los fluidos) por el período de tiempo en que se use "dammit".
Envoltorio plástico
(en inglés, "plastic wrap")
El envoltorio plástico es un producto común en las cocinas de la gente. Se ha demostrado que puede prevenir la transmisión del VIH y se recomienda usarlo como barrera para el sexo oral, ya sea boca-vagina o boca-ano. A pesar de que para esto se pueden usar los protectores dentales de látex, el envoltorio plástico tiene las ventajas de ser transparente, más delgado, más barato y más fácil de obtener.
Guantes de látex Es fácil encontrar guantes de látex en las farmacias o tiendas de artículos médicos. Se los puede usar para cubrir la mano cuando se insertan los dedos o el puño en la vagina o el recto. También los pueden usar las personas que tienen heridas abiertas en las manos o alguna enfermedad crónica de la piel como el eczema. Algunas personas simplemente disfrutan de la sensación que les produce el látex en la piel.
Protectores de dedos Los protectores de dedos están hechos de látex y solo cubren un dedo. Se los puede obtener en tiendas de artículos médicos.

Tipos de condones

Existe una amplia variedad de condones en el mercado. Pueden ser lubricados o sin lubricante. Vienen en diferentes colores, formas, tamaños, textura y grosor. Algunos condones tienen sabor y algunos brillan en la oscuridad. Las opciones son prácticamente ilimitadas.

Algunos hombres se quejan de que los condones disminuyen la sensibilidad del pene durante el sexo. A ellos los instamos a que prueben diferentes marcas y tipos de condones y que seleccionen aquellos con los que se sientan más cómodos durante la práctica sexual (Se pueden masturbar con ellos para acostumbrarse a cómo se sienten al tacto y sentirse más cómodos durante el sexo con sus parejas). Algunas personas se dan cuenta de que si bien al principio pueden perder sensibilidad, después de usar condones por un tiempo, pueden recuperarla. Y por lo tanto, se sienten más relajados sobre el sexo ya que saben que están protegidos.

No existen reglas para determinar qué condón usar. Algunos hombres se sienten mejor con un condón grueso, mientras que otros prefieren el más delgado. Algunas personas se excitan con los colores y sabores, mientras que otras consideran estas cuestiones aburridas o irrelevantes. Por favor lea la sección sobre los lubricantes y la preocupación de usar condones que contienen Nonoxinol-9 (N9).

Algunos hombres dicen que su pene es muy grande para un condón. Los instamos a que traten diferentes marcas (lo que se ajusta de manera diferente a cada persona, no existen marcas "mejores"). También existen marcas de condones diseñados específicamente para hombres con penes grandes. Es interesante, pero muy pocos hombres, si acaso alguno, dicen que su pene es demasiado pequeño para un condón.

Uso de condones "masculinos"

  1. Tome al condón por la "nariz" (la punta reservorio) entre el pulgar y el meñique (para asegurarse de que no haya burbujas de aire atrapadas en la punta, lo que puede causar una ruptura durante el sexo).
  2. Con ambas manos coloque el condón sobre la cabeza de un pene completamente erecto (recuerde que está sosteniendo la "nariz" en una sola mano, baje el condón hasta la base del pene con la otra mano).
  3. Desenrolle el condón en su totalidad, todo el trayecto hasta la base del pene. Al usar las dos manos y sostener al condón de la punta del reservorio, se ha asegurado de que no haya aire atrapado dentro del condón. Ésto no solo permite prevenir la explosión de las burbujas de aire, que rompen el condón durante la fricción del coito (acto sexual), pero también genera un vacío que ayuda a mantener al condón en su lugar.
  4. Use mucha cantidad de lubricante a base de agua (Algunas personas ponen una pequeña gota de lubricante para impedir que quede aire atrapado.
  5. Al retirar el pene, el hombre o su pareja deben sostener el condón con los dedos para que no se corra de lugar y derrame semen adentro del cuerpo.

Prevención de la rotura de los condones

La principal razón de la rotura de un condón es falla del usuario. Si bien los condones son muy adaptables, pueden debilitarse cuando se ven afectados por ciertos factores:

Calor Los condones nunca deberían ser almacenados en lugares donde se puedan exponer al calor, como la gaveta de un automóvil, bajo la luz directa del sol o en los bolsillos de pantalones ajustados al cuerpo.
Mucho tiempo Se deben usar condones frescos. Recomendamos no guardar condones por más de un año. Si existe alguna duda sobre qué tan viejo es un condón, tírelo. La mayoría de los condones tienen la fecha de vencimiento en el envoltorio.
Lubricación insuficiente Es importante usar un lubricante (como la saliva o un lubricante comercial como por ejemplo KY o cualquier otro producto) para disminuir la fricción durante el coito, en la parte de afuera del condón. Ante la duda, debe agregarse más lubricante.
Uso de lubricantes a base de aceite Los lubricantes derivados del aceite afectan al látex y hacen que éste se rompa. Los lubricantes que nunca debe usar incluyen: vaselina, aceite para bebés, Crisco, crema/loción para manos, aceite para masajes, crema para la cara, etc. Simplemente lea en la etiqueta qué ingredientes tiene: agua debería ser el primer ingrediente listado.
Burbujas de aire La principal razón por la que se rompen los condones durante el acto sexual es que burbujas de aire quedaron atrapadas dentro del mismo, y hacen que se rompa durante el movimiento del acto sexual. El aire debe ser eliminado de la punta del condón antes de colocárselo.

Uso de condones durante el sexo oral

Si usted desea practicar sexo oral a un hombre, tiene la opción de usar condones sin lubricante y también de usar condones de poliuretano. Los condones lubricados no tienen sabor agradable y además, si el condón tiene nonoxynol-9, puede causar adormecimiento de los labios durante varias horas. (Ver "Lubricantes" más arriba para más información sobre nonoxynol-9 y dudas al respecto). A algunas personas no les gusta el polvo blanco que recubre a los condones sin lubricantes. Ese polvo es almidón de maíz y se puede sacar muy fácilmente con un paño húmedo.

Disponibilidad de condones

En general, los condones son fáciles de encontrar. La mayoría de las tiendas de artículos generales los tienen disponibles. Sin embargo, en algunos lugares las personas tienen que pedírselo al vendedor, lo que puede provocar vergüenza.

Generalmente los condones no son caros. Algunos negocios los venden al costo (sólo cobran lo que el fabricante les cobra a ellos) para que sean de acceso más fácil. Algunos departamentos de salud y clínicas que tratan enfermedades de transmisión sexual (STD, siglas en inglés) y organizaciones sin fines de lucro que prestan servicios relacionados con el VIH/SIDA ofrecen condones gratis.

Le aconsejamos que siempre tenga una buena cantidad de condones disponibles en su casa o en el lugar donde es posible que tenga relaciones sexuales. Tener condones disponibles aumenta las posibilidades de que sean usados.

Uso de protectores dentales y envoltorio plástico para el sexo oral

El protector dental o envoltorio plástico se puede colocar entre la boca y la vagina o el ano, durante el acto sexual oral para disminuir el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual. Es importante usar un protector o envoltorio nuevo cada vez que practique sexo oral. No es aconsejable guardarlos y volver a usarlos porque es muy fácil darlos vuelta y olvidarse qué lado fue el que estuvo en contacto con la vagina o el ano.

Los protectores dentales no están disponibles tan fácilmente como el envoltorio plástico. Se los puede comprar en tiendas que venden artículos médicos y en algunos "sex shops" o farmacias. También se los puede ordenar por teléfono.

Uso de consoladores y otros juguetes sexuales

Un aspecto de practicar sexo seguro es la creatividad. Los juguetes sexuales pueden agregar placer y creatividad al acto sexual. Sin embargo, es necesario tomar algunas precauciones cuando los juguetes son usados por más de una persona.

Lo ideal es que cada uno tenga sus propios juguetes sexuales y que nunca los comparta. Sin embargo, los consoladores y otros juguetes se pueden lavar con agua y jabón para que luego los use otra persona. Los condones se pueden poner en los consoladores y vibradores para evitar tener que lavarlos antes de que los use otra persona. Es importante cambiar el condón cada vez que el juguete pase de una persona a otra.

Riesgo de prácticas sexuales específicas

Sexo anal

El sexo anal sin condones es la actividad de mayor riesgo para la transmisión del VIH. La pareja receptiva (pasiva) corre riesgo porque el área anal ofrece un acceso fácil al VIH del semen al torrente sanguíneo. La pareja que inserta (activa) también corre riesgo porque las membranas dentro de la uretra son una vía de entrada al torrente sanguíneo, para el VIH que se puede encontrar en la sangre del ano.

Usar un condón desde el principio hasta el final disminuye mucho el riesgo. Sin embargo, el riesgo no es cero ya que el condón puede romperse. Es importante que usted entienda que los condones sólo son efectivos contra el VIH si se los usa correctamente y no se rompen.

Sexo vaginal

El sexo vaginal sin protección también es considerado de alto riesgo. En un encuentro heterosexual, el VIH pasa con más facilidad del hombre a la mujer, que de la mujer al hombre. Por lo tanto, la mujer corre más riesgo. Independientemente del sexo de las parejas, el látex puede disminuir el riesgo de transmisión del VIH y de otras enfermedades de transmisión sexual.

Sexo oral

El sexo oral (boca-pene, boca-vagina) tiene un riesgo mínimo de transmisión del VIH ya que por varias razones, la boca es un ambiente inhóspito para el VIH. La saliva contiene enzimas que destruyen al virus; además, las membranas mucosas en la boca ofrecen más protección que las del ano/recto o vagina, y los fluidos generalmente no permanecen en la boca por mucho tiempo (ya que se tragan o se escupen).

Sin embargo, se han documentado unos pocos casos en los que el VIH parece haber sido transmitido oralmente. Éstos se atribuyen a eyaculación en la boca (exposición al semen, no exposición a fluidos vaginales o pre-seminales).

Si el líquido eyaculatorio, fluido vaginal o sangre, infectados, están presentes; el riesgo de infección es mayor. ¿Cuánto aumenta el riesgo? No lo podemos decir con seguridad. Seguramente el riesgo no es tan grande como lo sería si se eyaculara dentro del ano o de la vagina. Y podemos decir con certeza que sólo se han documentado pocos casos de infección en los que la única fuente de infección fue el sexo oral, por lo que el riesgo es muy bajo.

Pero es incorrecto equiparar el riesgo del sexo oral con eyaculación, al riesgo del sexo oral sin eyaculación.

Una persona que recibe sexo oral por lo general no está a riesgo, porque la persona sólo entra en contacto con la saliva. (Existe un riesgo teórico de transmisión si la persona que practica el sexo oral tiene sangre en su boca). Muchas personas no aceptan usar condones y practican sexo oral en hombres, sin eyaculación. Entran en contacto con el líquido pre-eyaculatorio. No existe ninguna evidencia conclusiva de que el líquido pre-eyaculatorio pueda transmitir el VIH, pero algunos estudios sugieren que el VIH está presente en dicho fluido. A pesar de que el VIH puede encontrarse en el líquido pre-eyaculatorio, está presente en pequeñas cantidades y la boca no ofrece acceso fácil a la transmisión. Ésto significa que el sexo oral sin protección y sin eyaculación es una actividad de muy bajo riesgo para la transmisión del VIH.

Practicar sexo oral en una mujer que está menstruando aumenta el riesgo porque la sangre contiene más VIH que el fluido vaginal. Existe muy poca información sobre la frecuencia con que el VIH se transmite por vía oral de una mujer infectada a un hombre.

Juegos acuáticos/Orina y sexo

La orina no transmite el VIH. Incluso si la orina contuviera pequeñas cantidades de sangre, el virus no sobreviviría al ácido, calor, fricción, enzimas y dilución.

Repetimos, es importante pensar de qué manera el fluido entra en contacto con otra persona. Para transmitir el VIH, debería haber una fuente de sangrado y entonces no estaríamos hablando de la transmisión del VIH a través de la orina, sino a través de la sangre.

Rimming (contacto boca-ano)

Las heces pueden contener sangre, pero ofrecen un riesgo mínimo para la transmisión del VIH. Sin embargo, el contacto oral-anal (boca-ano) representa un riesgo para la transmisión de la hepatitis, parásitos y otras enfermedades de transmisión sexual. El sexo oral-anal seguro implica usar protectores dentales o envoltorios plásticos.

Fisting

Fisting (puño) se refiere a la inserción de dedos o de la mano dentro del recto o de la vagina. Cuando la gente habla de "fisting", generalmente se refieren al "fisting anal", pero las precauciones son las mismas para ambos. "Fisting" puede representar riesgo para la pareja que penetra (activo) si tiene la piel lastimada, lo que podría permitir el ingreso al torrente sanguíneo de sangre proveniente del recto o vagina. Usar guantes de látex disminuye el riesgo.

Besar

Esta actividad no acarrea ningún riesgo de transmisión del VIH. La saliva no transmite el VIH. Uno debería estar al tanto de cortes o heridas en la boca y, si está preocupado, no usar hilo dental ni cepillarse antes de besar al estilo francés. Los besos 'secos' (con los labios cerrados) no nos ponen a riesgo de transmisión del VIH.

Masturbación mutua

La piel es una barrera eficaz contra todo tipo de organismos y detiene al VIH. Cualquier fluido potencialmente infectado sobre la piel debe ser lavado. Una costra intacta es tan eficaz como la piel sana. La presencia de heridas abiertas en la piel puede permitir el paso del virus, pero la herida debe estar abierta y/o sangrando para que represente un riesgo. Si existe cualquier duda, use guantes o protectores de látex para dedos. Si uno quiere ser lo más seguro posible, no se aconseja eyacular sobre el pene o los labios vaginales, ni tocarse los genitales con semen o secreciones vaginales de otra persona en la mano.

Masturbación individual

No hay ningún riesgo de infección al practicar auto-masturbación. Cualquier tipo de actividad solitaria es segura, siempre y cuando no estén presentes fluidos infecciosos de otra persona.

Masaje corporal, abrazos, frotes

Estas actividades están libres de riesgo si sólo hay contacto piel a piel. Ésto incluye frotar cuerpo contra cuerpo.

Actividades SM

Estas actividades son seguras, a no ser que la sangre, el semen o los fluidos vaginales entren en el torrente sanguíneo de otra persona. Puede incluir ataduras (bondage en inglés), juegos con los pezones o mamas, golpearse, disciplinarse o cualquier otra actividad, limitada a la imaginación.

Fantasías, voyeurismo, exhibicionismo, sexo telefónico

Éstos pueden ser elementos de actividades seguras. Pueden incluir el uso de disfraces, uniformes y estimular otros sentidos más allá del tacto.

Drogas, sexo y la transmisión del VIH

Estudios han demostrado una conexión entre el uso de drogas y la transmisión del VIH. Algunas drogas como el crack, cristal, alcohol y otras pueden aumentar el deseo sexual y/o alterar las conductas sexuales de una persona de tal manera que conduzcan a prácticas inseguras.

El uso de drogas puede disminuir el juicio personal y reducir las inhibiciones, lo que puede conducir a conductas inseguras. El sexo sin protección también puede ocurrir cuando se intercambia sexo por dinero o por drogas como el crack o el cristal.

Fumar crack o cristal también son co-factores para la transmisión del VIH, ya que pueden causar quemaduras o cortes en la boca y en los labios. Estos cortes o quemaduras pueden servir como rutas de transmisión para el VIH u otras enfermedades sanguíneas durante el sexo oral, o al compartir pipas para fumar la droga.


  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Este artículo era proporcionada por San Francisco AIDS Foundation.
 
Vea También
Cómo Prevenir el VIH
Artículos Recientes en Español
VIH/SIDA Centro de Recursos Para Latinos

 

Advertisement