Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource
Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body en Espanol
Read Now: Expert Opinions on HIV Cure Research
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Control de los Efectos Secundarios

2002

IV. Glosario

Acidosis láctica: acumulación de ácido láctico en el cuerpo. Puede ser causada por los nucleósidos análogos, que causan daño a la mitocondria (la fuerza motriz de las células). La acidosis láctica severa puede causar la muerte.

Adiposidad: acumulación de grasa, generalmente ocurre alrededor de las vísceras, de los senos y/o de la base del cuello. Posiblemente es un síntoma de lipodistrofia (ver lipodistrofia).

Afasia: incapacidad para hablar o comprender el lenguaje.

Advertisement
Afta: úlcera o llaga dolorosa que aparece en la boca o la garganta.

Alopecia: pérdida del cabello.

Anafilaxis: grave reacción alérgica generalizada, caracterizada por tensión arterial baja, dificultad para respirar y a veces ronchas en la piel.

Anemia: número irregularmente bajo de glóbulos rojos medido por un análisis hematocrito o de hemoglobina (las células y proteínas responsables por el transporte de oxígeno a los tejidos y a los órganos del cuerpo). La anemia puede producir sensación de fatiga.

Anorexia: disminución o pérdida involuntaria del apetito que puede provocar una pérdida de peso importante.

Artralgia: dolor en las articulaciones.

Astenia: sensación de debilidad general, similar a la fatiga.

Ataxia: falta de coordinación muscular, frecuentemente causa incapacidad para caminar.

Atrofia: pérdida de tejido. Pérdida de grasa, generalmente en las piernas, brazos y cara. Posiblemente es un síntoma de lipodistrofia (ver lipodistrofia).

Cardiomiopatía: deterioro del tejido muscular del corazón.

Daño mitocondrial: daño a las mitocondrias de las células. Puede ser producto de factores hereditarios, envejecimiento o de ciertos medicamentos anti VIH, particularmente los nucleósidos análogos. El daño mitocondrial puede ser responsable de ciertos efectos secundarios como debilidad muscular, pérdida de masa muscular, neuropatía periférica, pancreatitis, recuento bajo de plaquetas, pérdida de otras células de la sangre y acidosis láctica.

Desprendimiento de retina: condición en la cual una parte de la retina se separa de la pared interior del ojo. Si no es tratado puede conducir a la pérdida de la visión. Algunos medicamentos utilizados para tratar la retinitis por CMV, como los implantes o inyecciones intraoculares, pueden causar desprendimiento de retina.

Diabetes: incapacidad del cuerpo para regular la cantidad de glucosa (azúcar) en la sangre. La diabetes tipo 1 ocurre típicamente en niños y se caracteriza por la imposibilidad del páncreas para producir la hormona insulina. Este tipo de diabetes generalmente requiere inyecciones de insulina como tratamiento. La diabetes tipo 2, o diabetes del adulto, ocurre cuando el cuerpo es "resistente" a la insulina y los niveles de glucosa permanecen altos. El tratamiento con inhibidores de la proteasa se ha asociado con la diabetes tipo 2. Los síntomas de diabetes incluyen sed excesiva, orina frecuente, pérdida de peso inexplicable, aumento de apetito, cambios en la vista y fatiga. La diabetes no tratada puede llegar a causar la muerte.

Disfagia: dificultad para tragar.

Dispepsia: indigestión o dolor estomacal.

Disnea: dificultad para respirar.

Edema: hinchazón causada por una acumulación anormal de líquido en los tejidos del cuerpo.

Efecto secundario: reacción involuntaria causada por un medicamento o procedimiento médico.

Estomatitis: inflamación o hinchazón de las membranas mucosas de la boca.

Fotosensibilidad: aumento de la sensibilidad de la piel a la luz del sol.

Gastritis: inflamación del estómago.

Granulocitopenia: número irregularmente bajo de granulocitos, un tipo de glóbulo blanco que es responsable de combatir las infecciones bacterianas.

Hematuria: la presencia de sangre en la orina.

Hemiparesis: parálisis de un lado del cuerpo.

Hepatitis: inflamación del hígado, causada por un microorganismo (como el virus de la hepatitis C) o por sustancias químicas (como una medicación o el alcohol). La hepatitis puede provocar que la piel tome un color amarillento (ver ictericia), un agrandamiento del hígado, fiebre, fatiga, náuseas y aumento en los niveles de las enzimas hepáticas.

Hepatomegalia: agrandamiento del hígado.

Hepatotóxico: sustancia que daña al hígado.

Hipercolesterolemia: aumento en los niveles de colesterol en la sangre. La hipercolesterolemia no tratada puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedad del corazón o hemorragia cerebral.

Hiperglicemia: aumento en los niveles de glucosa o azúcar en la sangre. Puede ser un signo de diabetes (ver diabetes).

Hiperhidrosis: sudoración excesiva.

Hipertensión: aumento en la presión sanguínea.

Hipertrigliceridemia: aumento en el nivel de los triglicéridos o grasa en la sangre.

Ictericia: pigmentación amarillenta u oscura de la piel y de la parte blanca de los ojos, causada por la elevación de los niveles de bilirrubina en la sangre. Esta condición puede ser causada por daño hepático o en la vesícula.

Insomnio: falta de capacidad para quedarse dormido o de mantenerse dormido durante la noche.

Joroba de búfalo: acumulación de grasa en la parte posterior del cuello, asociada con la lipodistrofia.

Leucopenia: número por debajo de lo normal de leucocitos en la sangre (más comúnmente conocidos como glóbulos blancos). Generalmente es el resultado de una supresión de la médula ósea producida por medicamentos.

Linfadenopatía: ganglios linfáticos inflamados.

Lipodistrofia: síndrome supuestamente asociado al uso de tratamiento antirretroviral y al que denominamos generalmente como redistribución de la grasa del cuerpo. Puede ser definida como un incremento en la cantidad de grasa alrededor de las vísceras y de la base del cuello, al igual que una disminución de la cantidad de grasa en las piernas, los brazos, la cara y los glúteos. La lipodistrofia se asocia normalmente con niveles altos de colesterol, de triglicéridos, de insulina y de glucosa en la sangre (ver hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, resistencia a la insulina e hiperglicemia).

Malestar: sensación generalizada de incomodidad o enfermedad.

Mialgia: dolor muscular.

Mielitis: inflamación de la médula espinal o de la médula ósea.

Mielo supresión: (ver supresión de la médula ósea).

Mielotóxico: medicamento que daña la médula ósea (ver supresión de la médula ósea).

Miopatía: debilidad muscular.

Mutagénico: la capacidad de un medicamento o procedimiento médico de deteriorar el material genético (ADN) contenido en el esperma o huevos de los ovarios.

Nefritis: inflamación de los riñones.

Nefrolitiasis: más conocido como cálculos renales o piedras en los riñones.

Nefrotoxicidad: daño de las células renales.

Neuropatía: daño nervioso. La neuropatía periférica (en las extremidades) se describe a menudo como adormecimiento, sensación de hormigueo, quemazón o dolor en las manos y en los pies.

Neutropenia: disminución en el número de neutrófilos, tipo de glóbulo blanco responsable de combatir infecciones bacterianas (ver granulocitopenia).

Pancreatitis: inflamación del páncreas. Si no es tratada puede causar un dolor abdominal severo y hasta la muerte. La pancreatitis se asocia normalmente con un aumento en la sangre de amilasa (enzima producida por el páncreas).

Parestesia: sensación de adormecimiento, quemazón u hormigueo que también pueden ser señales de neuropatía. La parestesia oral (circunmoral), es un efecto secundario de algunos de los inhibidores de la proteasa utilizados para tratar el VIH, se describe como adormecimiento, quemazón o sensación de hormigueo alrededor de la boca.

Paroniquia: deformidad de las uñas de los dedos de las manos y los pies, incluyendo uñeros.

Pirogénico: drogas o medicamentos que causan fiebre.

Prurito: picazón en la piel.

Resistencia a la insulina: incapacidad de las células del cuerpo para utilizar la insulina, hormona necesaria para procesar los azúcares (glucosa) correctamente. La resistencia a la insulina es generalmente un precursor de la diabetes. Puede provocar que los niveles de insulina y de glucosa aumenten en la sangre, lo cual puede propiciar el desarrollo de la lipodistrofia (ver lipodistrofia).

Síndrome Stevens-Johnson: condición seria y a veces mortal que se caracteriza por fiebre, erupciones severas, ampollas en la piel, náuseas y vómitos. El síndrome puede iniciarse por una grave reacción alérgica a ciertos medicamentos.

Somnolencia: sensación de adormecimiento.

Supresión de la médula ósea: efecto secundario comúnmente asociado con medicamentos utilizados para tratar el cáncer y en ocasiones, los medicamentos contra el VIH. La supresión de la médula ósea puede conducir a una disminución de glóbulos rojos (ver anemia), de glóbulos blancos (ver leucopenia) o de plaquetas (ver trombocitopenia). La supresión de la médula ósea también se conoce como supresión mieloide.

Teratogénico: capacidad de un medicamento de causar daño al feto en desarrollo.

Toxicidad: los efectos dañinos de un determinado medicamento.

Trombocitopenia: nivel irregularmente bajo de plaquetas en la sangre. Las plaquetas son producidas por el cuerpo para detener hemorragias.

Uveítis: hinchazón o inflamación de la úvea, una parte del ojo.




  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

This article was provided by AIDS Community Research Initiative of America. Visit ACRIA's website to find out more about their activities, publications and services.
 

Tools
 

Advertisement