Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource
Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body en Espanol
Read Now: TheBodyPRO.com Covers AIDS 2014
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF

Como Comprender Sus Resultados del Laboratorio

2004

Análisis Hematológicos o de Sangre

El análisis de rutina más comúnmente usado en hematología para monitorear la infección con el VIH es el recuento completo de células sanguíneas (CBC, siglas en inglés) y los subtipos de linfocitos. Como el nombre indica, este recuento examina el número de glóbulos rojos, de glóbulos blancos y de plaquetas. Los subtipos de linfocitos más comúnmente estudiados incluyen el recuento de las células CD4, CD8 y sus respectivos porcentajes.

Recuento Completo de Células Sanguíneas (en Inglés, CBC o Complete Blood Count)

Varios de los resultados de los recuentos de las células sanguíneas que se describen a continuación (incluyendo los recuentos de glóbulos rojos, de glóbulos blancos, de plaquetas, diferenciales, de células CD4 y de células CD8), aparecen en los informes de laboratorio como el número de células por milímitro cúbico de sangre (mm3 or cu.mm). A veces, los informes de laboratorio presentan los resultados como número de células por microlitro (mL) de sangre. Un microlitro es la milésima parte de un mililitro y es lo mismo que un milímetro cúbico.

Recuento de glóbulos rojos (RBC o Red Blood Cell Count): Los glóbulos rojos (también llamados eritrocitos) transportan el oxígeno a través del cuerpo. En un milímetro cúbico de sangre hay entre 3,6 y 6,1 millones de glóbulos rojos. La anemia es una condición generalmente definida como la disminución en el número de glóbulos rojos, que puede ser causada por ciertos medicamentos anti-VIH o puede ser un signo de alguna otra enfermedad que la persona esté padeciendo. Las mujeres en edad reproductiva también pueden experimentar anemia como resultado de la pérdida de sangre durante la menstruación. La fatiga es uno de los síntomas físicos más comunes de la anemia.

Hematocrito y hemoglobina (Hematocrit y Hemoglobin): El hematocrito mide el porcentaje del volumen de la sangre que ocupan los glóbulos rojos. En general se puede decir que los glóbulos rojos ocupan entre un 40% y un 52% del volumen total de la sangre en los hombres y entre un 35% y un 46% en las mujeres. La hemoglobina es una proteína en los globulos rojos que permite que los glóbulos rojos distribuyan oxígeno a través del cuerpo. El nivel normal de hemoglobina varía entre 12 y 16 gramos por decilitro de sangre (g/dL). Los proveedores de atención médica generalmente mantienen un registro de los valores del hematocrito y del nivel de la hemoglobina pero no del recuento de los glóbulos rojos.

Índices de los glóbulos rojos (Red Blood Cell indices): Esta categoría incluye la hemoglobina corpuscular media (MCH, siglas en inglés), la concentración media de hemoglobina corpuscular (MCHC), el volumen corpuscular medio (MCV) y el rango de distribución de los glóbulos rojos (RDW). Estos índices se utilizan para definir las anemias.

Advertisement
Plaquetas (Platelets): Las plaquetas, también llamadas trombocitos, son elementos necesarios para la coagulación de la sangre. Un recuento normal de plaquetas se encuentra entre 150.000 y 440.000 por milímetro cúbico de sangre. Algunas personas con el VIH tienen niveles bajos de plaquetas (trombocitopenia), lo cual puede ser causado por algunos medicamentos y por el propio VIH.

Recuento de glóbulos blancos (WBC o White Blood Cell Count): Los glóbulos blancos, también llamados leucocitos, defienden nuestro cuerpo contra las infecciones. Los leucocitos se forman en la médula ósea y existen varios tipos y subtipos. Un adulto sano tiene un promedio de entre 4.000 y 11.000 glóbulos blancos por milímetro cúbico o microlitro de sangre. A menudo, un recuento alto de glóbulos blancos significa que hay una infección en el cuerpo, y un número bajo puede significar que una enfermedad crónica o que cierta medicación ha afectado la capacidad de la médula ósea para producir nuevas células. La mayoría de las personas con el VIH tienen un recuento de glóbulos blancos cercano al punto normal inferior de referencia.

Recuento diferencial de glóbulos blancos (Differential White Blood Cell Count): Es un recuento del número o porcentaje de cada uno de los subtipos importantes de glóbulos blancos. Los neutrófilos (en inglés, neutrophils), también llamados leucocitos polimorfonucleares (polymorphonuclear leukocytes o PMNs) son glóbulos blancos que combaten la mayoría de las infecciones bacterianas. El recuento de los neutrófilos puede disminuir con el uso de ciertos medicamentos usados por personas que viven con VIH, tales como Retrovir (AZT) y Cytovene (ganciclovir). Los linfocitos (lymphocytes) son los principales responsables de la respuesta inmunológica (ver recuento de CD4 más adelante) y a menudo disminuyen a causa de la infección con el VIH. Si el recuento de linfocitos disminuye a niveles muy bajos, aumenta el riesgo de padecer una enfermedad bacteriana. Los monocitos (monocytes) cumplen un rol importante en la lucha contra ciertas infecciones, porque maduran y se convierten en macrófagos, los cuales pueden ingerir bacterias y desechos celulares. Los eosinófilos (eosinophils) combaten ciertas infecciones parasitarias y algunas veces se eleva su nivel debido a reacciones alérgicas. La función de los basófilos (basophils) aún no está bien definida.

Subtipos de Linfocitos

Recuento de CD4 (CD4 Count): Contar el número de células T colaboradoras - técnicamente llamadas linfocitos CD4+ -- es tal vez la herramienta más importante para evaluar el estado del sistema inmunológico en individuos infectados con el VIH. Las células T colaboradoras, como el nombre lo indica, son las responsables de informar a otras células del sistema inmunológico que deben combatir una infección en el cuerpo. El recuento normal de células CD4 oscila entre 500 y 1.500 células por milímetro cúbico de sangre. Las personas con el VIH, que no reciben tratamiento anti-VIH, observan una disminución promedio en el recuento de las células T colaboradoras de 50 a 100 células por milímetro cúbico cada año. Las infecciones oportunistas tales como la neumonía por Pneumocistis o PCP, comienzan a ocurrir una vez que el recuento de las células T-colaboradoras disminuye por debajo de 200. Hay otras infecciones que típicamente ocurren cuando el recuento de CD4 está entre 50 y 100. Por esta razón, una vez que el recuento de las células T colaboradoras disminuye a ciertos niveles, se inicia la toma de medicamentos como medida profiláctica (preventiva) de ciertas enfermedades, tales como 200 en el caso de la profilaxis para la PCP. El recuento de las células T colaboradoras también puede ayudar a tomar la decisión de cuándo comenzar el tratamiento anti-VIH. En la actulidad, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS) recomienda tratamiento anti-VIH para las personas VIH positivas con un recuento de células T colaboradoras inferior a 200 y aconseja tratamiento anti-VIH para las personas VIH positivas con un recuento de células T colaboradoras inferior a 350.

Porcentaje de CD4 (CD4 Percentage): En un adulto sano, las células T colaboradoras representan entre el 32% y el 68% del número total de linfocitos (los cuales incluyen las células B y otro tipo de células T). El porcentaje de CD4 es una medida más confiable que el número absoluto de CD4 porque tiende a variar menos. Por ejemplo, el recuento de CD4 en un mismo individuo puede variar entre 160 y 240 en un período de varios meses, mientras que el porcentaje de CD4 se mantiene constante, digamos a un 15%. Ésto se debe a que el número de CD4 no se mide directamente, sino que es un cálculo que utiliza los resultados de otros 3 exámenes (el porcentaje de CD4, el porcentaje de linfocitos y el recuento de glóbulos blancos), cada uno de los cuales puede variar ligeramente cada vez que se miden. A veces el recuento de CD4 puede ser relativamente alto mientras que el porcentaje de CD4 puede ser bajo (menos de 21%). En esta situación, muchos proveedores de atención médica considerarían que el sistema inmunológico está significativamente debilitado, basándose en el porcentaje de CD4.

Recuento de CD8, porcentaje de CD8, proporción de células T (CD8 Count, CD8 Percentage, T-cell ratio): Las células CD8 también llamadas células T supresoras combaten infecciones virales tales como el VIH. Un adulto sano, generalmente tiene entre 150 y 1.000 células CD8 por milímetro cúbico de sangre. Al revés que con las células CD4, las personas que viven con el VIH tienen números elevados de células CD8, no se sabe con certeza cuál es el significado de este valor. Los análisis de laboratorio también pueden incluir la proporción de las células T, lo cual representa el número de células CD4 dividido por el número de células CD8. Como el recuento de CD4 es usualmente más bajo y el de CD8 es más alto que lo normal, las personas que viven con el VIH generalmente tienen una proporción baja. Una proporción normal de células T está entre 0,9 y 6,0. La respuesta esperada a una combinación efectiva de tratamiento antirretroviral es un aumento en el recuento de CD4, una disminución en el recuento de CD8, y un aumento en la proporción de las células T.

Anterior | Siguiente
Contenido




  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF

This article was provided by AIDS Community Research Initiative of America. Visit ACRIA's website to find out more about their activities, publications and services.
 

Tools
 

Advertisement