Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource
Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body en Espanol
Read Now: Expert Opinions on HIV Cure Research
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF

Como Comprender Sus Resultados del Laboratorio

2004

Análisis Específicos Para el VIH

Carga viral (Viral Load): La prueba de la carga viral (mide la cantidad del VIH por milímetro cúbico de sangre), es uno de los análisis más importantes para las personas que viven con el VIH. Cuando se usa en combinación con los resultados del recuento de células CD4, la carga viral ayuda a decidir cuándo comenzar, y más importante aún, a determinar si el tratamiento está dando buenos resultados.

No trate de encontrar este importante examen en su informe básico de laboratorio; las pruebas de carga viral se ordenan por separado y algunas veces se realizan en laboratorios diferentes de aquellos donde se procesa el recuento completo de células. El informe de la carga viral especifica qué tipo de prueba se usó. Típicamente, los laboratorios utilizan Amplicor (prueba de reacción en cadena de la polimerasa, o PCR) o Quantiplex (prueba ramificada de DNA o bDNA). Cada uno mide la cantidad de virus en forma diferente, y para obtener resultados consistentes se debe usar siempre el mismo tipo de prueba e idealmente debe ser realizada por el mismo laboratorio.

No existe un nivel "normal" de VIH, ya que normalmente el virus no se encuentra en el cuerpo. Los puntos de referencia en un informe de laboratorio generalmente expresa la cantidad más baja de virus que una prueba específica puede detectar. Por ejemplo, la versión más usada de Amplicor PCR no puede detectar con precisión menos de 50 copias de VIH en un milímetro cúbico de sangre. Si se detecta VIH, el informe del laboratorio debe incluir el número de copias de VIH encontradas (por ejemplo: 10.000 copias por milímetro cúbico de sangre). Si no se detecta el VIH, se dice que el nivel de VIH es "indetectable". De todas maneras, ésto no significa que el VIH no esté presente en el cuerpo o que no pueda ser transmitido a otra persona, ya que menos del 5% del VIH presente en el cuerpo se encuentra en la sangre. También es importante tener en cuenta que incluso las nuevas versiones de PCR y bDNA no pueden detectar pequeñas cantidades de VIH que pudieran estar presentes en el cuerpo.

En cuanto a la decisión de cuándo y cómo tratar el VIH basándose en éstos resultados, el objetivo es simple: mantener el nivel de VIH lo más bajo posible. Si la carga viral no se hace indetectable o se vuelve a detectar después de haber estado indetectable, generalmente es un signo de que el tratamiento no está funcionando y que quizás sea necesario cambiar el régimen de medicamentos que se está usando.

Advertisement
Los análisis de resistencia a los medicamentos (Drug Resistance Tests): Mientras que las pruebas de carga viral ayudan al paciente y al proveedor de atención médica a determinar si un tratamiento es efectivo o no, los análisis de resistencia a los medicamentos sirven para ayudar a determinar por qué un tratamiento o combinación de tratamientos puede no estar funcionando. Los análisis de resistencia a los medicamentos también pueden usarse para elegir los medicamentos.

Hay dos tipos de análisis de resistencia a los medicamentos: la prueba de genotipo y la de fenotipo. La prueba de genotipo no es otra cosa que una inspección meticulosa del VIH presente en la sangre de un individuo. Si el VIH no responde a un medicamento o combinación de medicamentos, se examina la materia genética del virus (ARN) y se trata de encontrar pequeños cambios en su estructura, a los que se llaman "mutaciones." Mientras algunas mutaciones son inofensivas, otras pueden hacer que el VIH se vuelva menos sensible a un medicamento designado para detener su multiplicación. Con el tiempo, ese VIH acumula mutaciones adicionales, las cuales impiden que el virus responda a dicha medicación. Las pruebas de genotipo buscan mutaciones específicas asociadas con la resistencia a un medicamento en particular. Al determinar cuáles son las mutaciones presentes, es posible que los pacientes y sus proveedores de atención médica puedan decidir con qué medicamentos se puede empezar, o en caso necesario, a qué medicamentos se debe cambiar.

A diferencia de la prueba de genotipo, la prueba de fenotipo analiza directamente la capacidad de reproducción del virus en un tubo de ensayo, cuando un medicamento específico está presente. Estas pruebas miden la concentración de medicamento necesaria para inhibir la multiplicación del VIH en un 50% o un 95% en el tubo de ensayo. Esto se conoce como IC50 ó IC95. IC quiere decir concentración inhibitoria. En otras palabras, un laboratorio que realiza una prueba fenotípica trata de determinar qué cantidad de medicamento es necesaria para detener la multiplicación del VIH. Si sólo se requiere la cantidad estándar de medicamento (equivalente a la cantidad que toman las personas VIH positivas), se dice que el VIH no es resistente al medicamento. Si se necesitan cantidades mayores del medicamento, para detener la multiplicación del VIH, se dice que el virus perdió sensibilidad a los medicamentos que están siendo analizados (cuanto mayor sea la cantidad de medicamento necesaria para inhibir al virus, menor es la sensibilidad que el virus tiene a dicho medicamento). La concentración de medicamento necesaria para inhibir al virus se expresa en unidades llamadas nanomoles (nM). Por ejemplo: si el IC50 de un virus sensible a los medicamentos es 100 nM y el resultado del análisis del virus analizado da 400 nM, se considera que el virus analizado tiene una resistencia de 4 pliegues al medicamento analizado. En otras palabras, el VIH del paciente es 4 veces menos sensible al medicamento. Para algunos medicamentos, ésto representa un nivel alto de resistencia. Para otros medicamentos, puede significar un nivel bajo de resistencia.

En los últimos años, los estudios clínicos han generado más información sobre las pruebas de resistencia, por lo que los proveedores de atención médica están más familiarizados con su uso e interpretación de los resultados. Varios estudios han demostrado que usar pruebas de genotipo y de fenotipo es más eficaz para mantener una carga viral indetectable por más tiempo, que sólo revisar la historia del tratamiento de una persona o cambiar un régimen basándose en el perfil de la resistencia de cada medicamento. Además, las pruebas de resistencia pueden ayudar a descubrir cuál medicamento en un régimen ya no funciona. En otras palabras, es posible que permitan cambiar sólo un medicamento en lugar de los tres o cuatro medicamentos que están siendo usados en una combinación particular.

Control del nivel de los medicamentos (Therapeutic Drug Monitoring o TDM): En la actualidad, las dosis de los medicamentos anti-VIH son iguales para todos los adultos, en la mayoría de los casos. Sin embargo, en algunas circunstancias quizás sea conveniente aumentar o disminuir la dosis de los medicamentos. Por ejemplo: alguien que padece efectos secundarios quizás pueda disminuir la dosis sin comprometer la efectividad del medicamento. Por otro lado, en algunas personas, incluso si toman la dosis estándar, quizás no tengan suficiente cantidad de medicamento en la sangre como para que el VIH se haga indetectable, lo que puede llevar al desarrollo de resistencia. Por este motivo, los investigadores están experimentado con análisis de sangre para determinar los niveles de los medicamentos anti-VIH en la sangre, lo que se conoce como control del nivel de los medicamentos (TDM, siglas en inglés).

El nivel de los medicamentos en la sangre puede variar de persona a persona por muchas razones. Algunas personas metabolizan (procesan) los medicamentos con mayor rapidez, mientras que otras los metabolizan con mayor lentitud. Ésto podría tener orígenes genéticos. Alguien con un peso corporal bajo, podría tener niveles más altos de medicamentos en la sangre que alguien con un peso corporal alto. Los medicamentos anti-VIH pueden interactuar con alimentos, con suplementos nutricionales y con otros medicamentos, lo que puede aumentar o disminuir el nivel de los medicamentos en la sangre. Los niveles de medicamentos anti-VIH también pueden aumentar o disminuir en las mujeres embarazadas, debido a cambios hormonales y al tamaño y la forma del cuerpo. Además, algunas enfermedades que afectan a los riñones y al hígado, como la hepatitis, pueden alterar el nivel de los medicamentos anti-VIH en la sangre. Por éstas y otras razones, los expertos están interesados en aprender más acerca del control del nivel de los medicamentos en las personas que viven con el VIH.

El control del nivel de los medicamentos puede usarse para determinar los niveles de los inhibidores de la proteasa (IP) y de los no-nucleósidos inhibidores de la transcriptasa reversa (NNRTI). Los análisis TDM actualmente disponibles no permiten determinar el nivel de los nucleósidos inhibidores de la transcriptasa reversa (NRTI). Lo más importante con los NRTI es la cantidad de medicamento dentro de las células y no en la sangre; y la mayoría de los análisis TDM no son capaces de medir la cantidad de medicamento dentro de las células.

Debido a que hay muchos interrogantes sobre cómo usar los análisis TDM, estos análisis no se usan rutinariamente en los Estados Unidos (se usan con más regularidad en Europa). Hasta abril de 2004, 4 laboratorios en los Estados Unidos ofrecen el análisis TDM en forma comercial. En Buffalo, New York [la Universidad de Buffalo (716-645-3635 # 245)], en Cocoa Beach, Florida [TDM Laboratories (312-784-2882)], en Van Nuys, California [POMG Laboratories (818-994-9714)] y en Washington, DC [Children's National Medical Center (202-884-2096)].

El análisis TDM para los medicamentos anti-VIH es muy caro y no está cubierto por los seguros privados ni públicos de salud (incluyendo al programa asistencial de medicamentos para el SIDA o ADAP).

Análisis de Orina

Los proveedores de atención médica comúnmente usan los análisis de orina para controlar el funcionamiento de los riñones y para diagnosticar infecciones en el tracto urinario.

Varios medicamentos usados en el tratamiento del VIH (incluyendo cidofovir, pentamidine, foscarnet, y amphotericin B), pueden causar graves daños a los riñones. Por este motivo, es extremadamente importante que los pacientes que toman éstos y otros medicamentos que sean potencialmente tóxicos, se sometan a análisis de sangre y de orina rutinariamente. Al analizar posibles cambios en los niveles de urea y creatinina (tratado arriba) también es importante tener en cuenta el nivel de proteinuria (proteínas en la orina) y de glucosuria (nivel de glucosa en la orina). Si un individuo alcanza niveles significativos mientras toma un medicamento conocido por causar problemas renales (de riñones), se puede reducir la dosis del medicamento o directamente se puede dejar de tomar. La presencia de azúcar en la orina (glucosuria) puede ser un signo de diabetes.

La presencia de glóbulos rojos o blancos en la orina es anormal y puede indicar un proceso de enfermedad, tal como una infección en la vejiga o la presencia de cálculos renales. Encontrar sangre en la orina generalmente no es una causa de alarma en las mujeres que están menstruando ya que algunas veces la muestra de orina se contamina con la sangre de la menstruación. Para asegurarse de que la orina no contiene sangre, quizás sea necesario repetir el análisis de orina una vez que la menstruación haya terminado.

Análisis de Materia Fecal

La materia fecal es una importante sustancia de desecho del cuerpo, que los proveedores de atención médica usan para determinar la presencia de microorganismos, especialmente parásitos y bacterias que causan enfermedades. La mayor parte del tiempo, los laboratorios utilizan análisis microbiológicos de materia fecal (similares a los análisis microbiológicos de sangre), para determinar la presencia de un microorganismo que causa enfermedad.

Para un paciente que es VIH positivo y tiene diarrea, el análisis de materia fecal es casi siempre el primero que se hace. Rutinariamente los laboratorios controlan si hay infecciones bacterianas o parasitarias comunes. Muy a menudo, los parásitos prueban ser la causa de la diarrea y la mayoría de los pacientes pueden recibir un tratamiento relativamente simple. Si el resultado del análisis de materia fecal es negativo, el proveedor de atención médica puede ordenar análisis de materia fecal específicos, que busquen detectar isosporiasis, microsporidiosis, y cryptosporidiosis, tres infecciones que son poco comunes y que pueden causar diarrea grave en pacientes con problemas del sistema inmunológico.

Papanicolaou

Las mujeres que son VIH positivas pueden correr mayor riesgo de desarrollar enfermedades del cuello del útero, incluyendo el cáncer. El papanicolaou tiene más de un 90% de precisión para determinar si las células alrededor o en el cuello del útero (cerviz) son normales o anormales. Todas las mujeres que son VIH positivas deben hacerse un papanicolaou cada 6 a 12 meses. Un papanicolaou requiere un médico o un profesional médico entrenado que raspe con una pequeña espátula, la superficie del cuello del útero y el área que lo rodea. La muestra que se obtiene se aplica a un porta objeto y se envía a un laboratorio de patología para ser analizada microscópicamente.

Otro método de examinación del cuello del útero utiliza un colpóscopo. El colpóscopo es un microscopio que puede examinar cuidadosamente el cuello del útero y determinar si hay algún crecimiento anormal de células y/o tumores en una etapa temprana. Ambos análisis, el papanicolaou y la colposcopia, pueden ser fácilmente realizados en el consultorio de un proveedor de atención médica o en una clínica.

Algunos proveedores de atención médica también recomiendan hacerse un papanicolaou o una colposcopía anal para detectar un crecimiento anormal de células, incluyendo verrugas y lesiones precancerosas (displasia), dentro del ano. Los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres y las mujeres con antecedentes de displasia cervical (particularmente las mujeres VIH positivas), corren un riesgo mayor de desarrollar displasia anal causada por el virus papiloma humano (VPH).

Anterior | Siguiente
Contenido




  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary
  • PDF PDF

This article was provided by AIDS Community Research Initiative of America. Visit ACRIA's website to find out more about their activities, publications and services.
 

Tools
 

Advertisement