Advertisement
The Body: The Complete HIV/AIDS Resource
Follow Us Follow Us on Facebook Follow Us on Twitter Download Our App
Professionals >> Visit The Body PROThe Body en Espanol
Read Now: TheBodyPRO.com Covers AIDS 2014
  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

Asuntos de Tratamiento Para las Mujeres

2002

La Salud de los Huesos

Cuando somos jóvenes, nuestros huesos se fortalecen a medida que crecemos. A partir de cierta edad, alrededor de los 30 años de edad, dejamos de desarrollarlos. A medida que envejecemos nuestros huesos se vuelven débiles y las mujeres, en general, experimentan una pérdida de tejido óseo en mayor medida que los hombres.

Incluso sin el VIH, si es mujer, mayor de 50 años, está pasando o ha pasado por la etapa de la menopausia, es blanca o asiática, delgada o tiene historia familiar de osteoporosis, corre riesgo de perder tejido óseo más rápidamente. La pérdida de hueso también se acelera si fuma, bebe alcohol o ingiere mucha cafeína, usa corticosteroides como prednisona y no hace ejercicios. Nuestros cuerpos necesitan calcio y vitamina D para desarrollar tejido óseo.

Las personas VIH positivas parecen experimentar pérdida de hueso más frecuentemente que las personas VIH negativas. No sabemos si esto se debe a la enfermedad misma, al tratamiento o a ambas cosas. Lo que si sabemos es que ser mujer y VIH positiva son dos factores de riesgo para la pérdida de hueso. Recientemente se han visto dos afecciones óseas en personas VIH positivas. La osteoporosis (también llamada "huesos quebradizos") es la pérdida de mineral en los huesos, que los hace más porosos y propensos a fracturarse. La osteonecrosis se refiere a la muerte del tejido óseo debido a la falta de irrigación sanguínea en el hueso.

Advertisement
Usted puede tener osteoporosis y no tener ningún síntoma, pero existen varias pruebas para diagnosticarla. Esto es muy importante si pertenece a un grupo de alto riesgo o si ha estado experimentando dolores en los huesos. La densidad mineral del hueso se mide con una radiografía especial llamada densitometría (DEXA SCAN). También es importante pedirle a su doctor que examine los niveles hormonales, ya que la deficiencia de estrógeno puede aumentar el riesgo de perder hueso.

Hay varias cosas que puede hacer para retrasar la pérdida de hueso: dejar de fumar, reducir o suspender las bebidas alcohólicas y la cafeína, y tomar más vitamina D y calcio (tomar suplementos de calcio y/o comer verduras de hoja verde y derivados de la leche). El ejercicio regular que requiere que usted cargue peso, como caminar o levantar pesas, también ayuda a fortalecer los huesos.

Los medicamentos bifosfonatos Fosamax (alendronate) y Actonel (risedronate) son utilizados frecuentemente para prevenir y tratar la pérdida de densidad ósea en mujeres posmenopáusicas. Estos medicamentos no han sido estudiados en mujeres premenopáusicas con pérdida de hueso, pero muchos médicos se los ofrecen a las mujeres positivas que tienen estos problemas. En la actualidad hay estudios que evalúan el uso de estos medicamentos en mujeres positivas. Evista (raloxifene) es un modulador selectivo de receptores de estrógeno que quizás ofrezca beneficios óseos y cardíacos a mujeres con niveles bajos de estrógeno, sin el peligro de aumentar el riesgo de cáncer de seno o de endometrio.





  
  • Email Email
  • Printable Single-Page Print-Friendly
  • Glossary Glossary

This article was provided by AIDS Community Research Initiative of America. Visit ACRIA's website to find out more about their activities, publications and services.
 

Tools
 

Advertisement