Print this page    •   Back to Web version of article

Esperando por un Transplante -- La Historia de un Hombre

Por George S. Martínez, según se le relató a Enid Vázquez

Verano 2004

Yo fui diagnosticado con hepatitis B en diciembre del 1969. Casi 25% de las personas con hepatitis B se convierten en casos crónicos, y un pequeño porcentaje de estos desarrollan la enfermedad severa del hígado -- cirrosis. Yo soy uno de los raros. De este grupo pequeño, algunos pueden desarrollar cáncer del hígado.

Yo he tenido VIH desde el 1987. Yo lo sé por que mi prueba fue negativa el año anterior.


Incapacidad

Mi hepatitis ha sido monitoreada regularmente. En 1999 mis enzimas del hígado estuvieron elevadas y fui diagnosticado con cirrosis. Esto y mi alta carga viral [VIH] resultaron en mi incapacidad. Más tarde el mismo año me diagnosticaron con SIDA.

Tres años luego de declarar mi incapacidad mi doctor me dijo que necesitaba un trasplante del hígado. Un año después me colocaron en una lista de espera. En el 2001, Larry Kramer obtuvo un trasplante [como resultado de la hepatitis B]. El y otros pacientes abrieron las puertas para trasplantes en personas con VIH.


La lista de trasplantes

Yo he estado en la lista por un año. El Centro de Trasplantes Kovlar me monitorea cada cuatro meses en la clínica de VIH del Hospital Northwestern Memorial.

El año pasado decidí buscar una segunda opinión, así que me comuniqué con el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh. La decisión de ir a un segundo centro es suya. Usted puede obtener una segunda opinión sobre la severidad de su condición. Existe una puntuación numérica, el Modelo para la Etapa Final de la Enfermedad del Hígado -- MELD, siglas en inglés. Es objetiva, mientras más alta la puntuación, más crítica su condición. Cuarenta es la más alta. En el primer centro [Northwestern], fui un 19, y ahora soy un 24. En el segundo centro [Universidad de Pittsburgh], no tuve puntuación. Ellos determinaron que no reunía sus criterios.

Así que ahora espero… a que mi condición se empeore.


Cerca de la muerte

Desde el 2000 hasta el 2001, tuve encefalopatía [una de las varias enfermedades que afectan el funcionamiento del cerebro]. Tuve acitos -- retención de agua con pérdida de peso y de masa muscular. Estaba constantemente cansado, deprimido, con falta de apetito y sufriendo con neuropatía.

Esos fueron malos años para mí. Fue terrible. Me removieron dos litros de agua cuando tuve los acitos [hinchazón abdominal debido a la acumulación de líquidos causada por la obstrucción del flujo de sangre por el hígado].

Con la encefalopatía, te confundes y la cosa más simple se vuelve complicada. Con encefalopatía te conviertes en un niño.

He estado cerca de la muerte varias veces. Un amigo me dice, "¡Dios mío! Te levantas de las cenizas."


Hoy

Mi salud está bien. Mi carga viral indetectable. Mi CD4 fue de 179, pero el último contaje es de 129. Ellos prefieren que sea de sobre 200. Han sido tres o cuatro años desde que estuve a ese nivel.

Recientemente encontré mediante un MRI que una lesión en mi hígado creció de .8 cm hasta 1.8 cm. Como resultado, me harán una biopsia para revisar posibles señales de cáncer.

En diciembre del 2000 tuve el procedimiento llamado TIPS. Toda nuestra sangre pasa por el hígado, así que esto ayuda a que mucha de mi sangre no pase por el hígado para que no tenga que trabajar tan fuerte. No lo siento. Normalmente hacen este procedimiento antes de un trasplante. Usted puede tener esto por hasta más de cinco años antes de necesitar el trasplante. Yo lo he tenido por cuatro.

Los últimos par de años han sido buenos. Estuve en un sube y baja, pero ahora anhelo el futuro. Dos años atrás estuve planeando mi funeral -- haciendo mi testamento, buscando un lugar para mi entierro y dejando instrucciones para mi velada -- ese era mi estado mental.

A mis condiciones se reañadió el estrés de un cambio de vida. Muchas veces me encuentro en una posición "fuera de control" de mi vida debido a miles preguntas sin respuestas, y tratar de tener una mentalidad positiva en la vida.

Me ha tomado dos años aceptar la idea de que tal vez existe más tiempo para mí. Y si existe, porque no disfrutarlo mientras pueda. Aun así, siempre te persigue la idea de que algún día no será tan bueno como hoy. Pero eso puede decirse de cualquier cosa.

Ahora me encuentro en una posición de querer vivir. Antes también lo quería, pero ahora siento menos miedo de esperar lo inevitable. Decidí, "Bueno, debo disfrutar la vida y a esos a mi alrededor, mis amigos y familia." Por eso es que me gusta venir aquí [a Test Positive Aware Network], por el buen ambiente.

Nota del Redactor: George Martínez recibió su trasplante de hígado el 15 de mayo. En los dos días antes de su trasplante, dos hígados se hicieron disponibles. "Uno no fue compatible y el otro fue perfecto. Los doctores encontraron que mi hígado se había vuelto canceroso, así que lo agarraron justo a tiempo. Estaba para mí", dijo George. El no esperaba que su trasplante llegara tan pronto. Dos semanas luego del trasplante se sentía adolorido y débil pero mucho mejor. Dos meses después sigio mejoranda, pero debil. "Va a ser una larga batalla para recuperarme". Felicitaciones y deseos pueden enviarse a su e-mail: Aztec5545@aol.com.




This article was provided by Test Positive Aware Network en Español. It is a part of the publication Positively Aware. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/art1278.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.