Print this page    •   Back to Web version of article

Racivir

13 de septiembre del 2012

Otro(s) nombre(s): (+)/(-)FTC, RCV
Clase de medicamento: Inhibidor de la transcriptasa inversa análogo de los nucleósidos

El racivir, conocido también como RCV, es una clase de medicamento llamado inhibidor de la transcriptasa inversa análogo de los nucleósidos (NRTI). Estos productos funcionan mediante bloqueo de la transcriptasa inversa, una proteína que el VIH necesita para multiplicarse.


Formas de Empleo Para el Tratamiento del VIH/SIDA

El racivir es un medicamento en fase de investigación clínica todavía no autorizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para uso fuera de ensayos clínicos. Se estudia para el tratamiento de la infección por el VIH como parte de un régimen combinado. No cura ni previene la infección por el VIH o el SIDA, ni reduce el riesgo de transmisión del virus a otras personas.


Presentación/Administración

El racivir viene en tabletas para tomarse una vez al día. No se ha determinado aún si debe tomarse con comida o solo. El racivir se toma en combinación con medicamentos antirretrovirales aprobados.


Contraindicaciones

Los pacientes deben informarle al médico sobre cualquier problema de salud que tengan antes de tomar este medicamento.


Posibles Efectos Secundarios

Además de sus efectos deseables, el racivir puede causar algunos efectos adversos. Aunque no todos ellos se conocen, se han notificado casos de dolor de cabeza y fatiga.


Interacción Con Otros Medicamentos y la Comida

Es preciso avisarle al médico sobre cualquier otro medicamento que tome el paciente, ya sea recetado, de venta libre o natural (a base de hierbas).




This article was provided by infoSIDA. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/69810/racivir.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.