Print this page    •   Back to Web version of article

Información
¿Es Curable la Infección Por el VIH?

23 de julio de 2014


¿Qué Hemos Aprendido Acerca del VIH?

En 1981, se reportaron varios casos de una neumonía rara (PCP, ver hoja informativa 515) y de un cáncer de piel llamado sarcoma de Kaposi (ver hoja informativa 511). Estos casos se presentaban en hombres homosexuales de Los Angeles y Nueva York. Esto representó un misterio para los investigadores.

El virus que causa el SIDA fue identificado en 1983. No hubo medicamentos disponibles para tratar la enfermedad hasta 1987. En ese año, se demostró que un medicamento contra el cáncer llamado zidovudina (AZT) podía ralentizar la multiplicación del Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH). Hacia 2011, se han aprobado más de 30 medicamentos para combatir el VIH. Ninguno de estos medicamentos mata al virus. Cada uno de ellos ralentiza al virus en un punto específico de su ciclo de vida (ver hoja informativa 106).


La Esperanza de la Cura

En 1996, varios estudios de investigación sugirieron que una combinación de tres medicamentos podría llevar a la remisión o erradicación del VIH. Muchas personas que toman medicamentos anti-retrovirales tienen una carga viral no-detectable (ver hoja informativa 125).

Sin embargo, de acuerdo a algunas estimaciones, sólo el 2% del virus del cuerpo se encuentra en la sangre, en donde se lo puede medir con la prueba de carga viral. Incluso en los pacientes que toman una combinación triple potente, no se pudo erradicar al VIH.


¿Dónde se Esconde el Virus?

Al principio de la infección con el VIH, el virus se vuelve parte del código genético de millones de células. Algunas de estas células se esconden del sistema inmunológico y del efecto de los medicamentos antivirales. Las áreas en las que el virus se esconde se llaman reservorios. Estos reservorios incluyen el tracto genital y el sistema nervioso central. Un investigador estimó que llevaría 70 años de control del VIH para eliminar los reservorios.


El Paciente de Berlin

Otro aliento de esperanza de encontrar una cura para la infección con el VIH provino del "Paciente de Berlín". Se trataba de una persona con VIH que vivía en Berlín y que además padecía de leucemia. El tratamiento estándar para la leucemia fracasó. Entonces, el paciente recibió un transplante de médula ósea. El transplante eliminó todo su sistema inmunológico y fue reemplazado por el de un donante que poseía una mutación genética rara que lo hacía resistente a la infección con el VIH. Cuando los tratamientos finalizaron, el paciente de Berlín no tenia ninguna señal de VIH en su cuerpo.

Los transplantes de médula ósea son peligrosos. Casi un tercio de los pacientes que lo reciben mueren durante el procedimiento. Por lo tanto, no queda claro que el éxito de paciente de Berlín podría o debería probarse en otras personas. Sin embargo, este caso proporciona algunas claves acerca de cómo quizás se pueda eliminar el VIH de un paciente.


Más Resultados

En 2013, varios investigadores del SIDA reportaron resultados "cura." Estos estudios no fueron diseñados cuidadosamente. Sin embargo, para las personas involucradas, los resultados se consideran una "cura funcional." Esto significa que incluso sin terapia antirretroviral, la carga viral se mantuvo bajo control. Un infante en Mississippi dado TARV poco después de nacer se pensaban curada, pero parece que el virus regresó.


Investigaciones Actuales Sobre la Cura

Existen continuos esfuerzos de investigación en varias áreas:

Muchos investigadores creen que una cura puede requerir un abordaje combinado.

Eliminación de Reservorios

Durante la infección inicial con el VIH, se infectan millones de células. A menudo, el virus está inactivo no produciendo virus nuevos. Es invisible para el sistema inmunológico y para los medicamentos anti-retrovirales.

Los científicos están desarrollando medicamentos que activan el reservorio del VIH. Esto podría permitir que los medicamentos anti-retrovirales actuales eliminen al virus. Este abordaje podría aumentar ciertos cánceres.

Vacunas Terapéuticas

La mayoría de las vacunas se aplican para prevenir una infección. La vacunas terapéuticas se aplican para reforzar la capacidad del cuerpo de combatir la infección. Hasta ahora, los estudios de vacunas terapéuticas para el VIH no han demostrado muy buenos resultados. Un posible riesgo es que una vacuna terapéutica podría aumentar la actividad inmunológica y la inflamación.

Convertir a las Células en Resistentes al VIH

En este abordaje, se extraen las células CD4 del paciente. Luego se modifican para hacerlas resistentes al VIH. Luego se las devuelven al paciente. Lo que se espera es que las células modificadas se multipliquen en el paciente.

Este abordaje requiere que el paciente esté conectado a un máquina durante varias horas, mientras se extraen las células CD4 de la sangre. Cuando las células modificadas se devuelven al paciente, pueden causar escalofríos, fiebre, dolores de cabeza, sudoración, mareos y fatiga.

Un nuevo abordaje incluye suprimir al sistema inmunológico para "hacer lugar" para las nuevas células modificadas. Esto podría resultar en más células modificadas en el cuerpo. Sin embargo, esto puede dejar al paciente a riesgo de padecer infecciones graves.

Modificación de Células Madre

El paciente de Berlín recibió un transplante de células madre que resisten la infección con el VIH. Las células madre pueden madurar en varios tipos de células del cuerpo y en algunos casos, actuar como un sistema de reparación.

Este abordaje presenta un riesgo importante. Si no se modifican correctamente las células madre, podrían causar enfermedades graves. La terapia con células madre también exige destruir parte o todo el sistema inmunológico del paciente.

Este abordaje quizás solo tenga sentido para las personas con VIH que necesitan "apagar/desconectar" su sistema inmunológico como parte del tratamiento contra el cáncer.


Interrupciones del Tratamiento

Muchas investigaciones relacionadas con la cura exigen que el paciente deje de tomar el tratamiento anti-retroviral. Esto permite que los investigadores observen si el tratamiento experimental ayuda o no al sistema inmunológico. Existen muchos riesgos con las interrupciones del tratamiento (ver hoja informativa 406). En estos estudios las interrupciones no exceden las 12 semanas.


En Pocas Palabras

Ha habido avances y retrocesos en la búsqueda de una cura para el VIH. Hasta ahora parece que todos los abordajes conllevan algunos riesgos. Los beneficios aún no están claros. Sin embargo, hay un creciente interés en hacer investigaciones sobre la cura. En los próximos años continuará y probablemente aumentará.




This article was provided by InfoRed SIDA. You can find this article online by typing this address into your Web browser:
http://www.thebody.com/content/67372/es-curable-la-infeccioacuten-por-el-vih.html

General Disclaimer: TheBody.com is designed for educational purposes only and is not engaged in rendering medical advice or professional services. The information provided through TheBody.com should not be used for diagnosing or treating a health problem or a disease. It is not a substitute for professional care. If you have or suspect you may have a health problem, consult your health care provider.